Posted on

Carlos Urquidi / especial

México- La comunidad artístico-musical mexicana se encuentra de luto tras el fallecimiento, hoy domingo, del compositor de música contemporánea, para orquesta, cámara y electroacústica, Marco Aurelio Alvirez Rosas, “el músico de la cuarentena y de los paisajes sonoros”.
El también guitarrista y docente, nació en 1972 en la hoy Ciudad de México y desde 1996 se dedicó profesionalmente a la composición y a dar recitales de guitarra.
Recientemente traspasó más fronteras al crear el proyecto “Música de cuarentena”, con el propósito de apoyar y motivar a músicos y cantantes mexicanos durante el confinamiento a causa de la Covid-19.
La idea resultó un éxito sin precedentes, reuniendo a 82 músicos de diferentes edades y de tres países, desde su arranque el pasado 23 de marzo y, el 9 de agosto, la experiencia-experimento en el que él se comprometió a componer, lo que llamó miniaturas, piezas de un minuto de duración, y quien aceptara el reto tenía que aprenderla, ensayarla y grabarla, hasta ese día, logró componer 65 piezas y 63 de ellas fueron grabadas, cinco más estaban en proceso para completar 70 mini piezas.
Otro detonante del proyecto, que se convirtió en una especie de diario sonoro de la cuarentena, fue la preocupación de su autor por el tiempo que tardan las obras desde su elaboración hasta llegar a la sala de conciertos.
Al respecto, el especialista en Instrumentación, Orquestación, Música Popular y Edición digital de partituras expresó hace días, “a veces pasan años antes de estrenarla y tener la experiencia de escucharla en vivo, que finalmente es la razón de ser de las composiciones”.
Los intérpretes que aceptaron el espectacular reto provinieron de ciudades y poblados como Toluca, Chihuahua, Puebla, Morelia, Atlixco, Paracho de Verduzco y Oaxaca de Juárez, además de países como Estados Unidos y España y los únicos recursos invertidos para la realización de “Música de cuarentena” fueron el talento de los músicos y cantantes, sus instrumentos, la tecnología a su alcance, como computadoras y celulares.
Marco Aurelio Alvirez Rosas deja un legado directo en Chihuahua pues fue director del Conservatorio de Música de Chihuahua de 2004 a 2011 y miembro del comité organizador del Concurso y Festival Internacional “Guitarra sin Fronteras”, además de ser director artístico de la Orquesta de guitarras de esta Institución de 1998 a 2005.
Realizó sus estudios en el Centro de Investigación y Estudios Musicales Tlamatine bajo la tutela de María Antonieta Lozano, Alejandro Velasco y Gerardo Taméz, obtuvo el grado 8 de Music Theory in Practice de la Royal Board Associated Schools of Music of London y en 1994 ingresó al California Institute of the Arts donde se recibió como compositor estudiando con Michael Jon Fink, Leonard Stein, Alan Chaplin y Stuart Fox.
Escribió música para películas con el cineasta Jorge Ramírez, radio y el CD ROM Meso América para la compañía CN Standard, sus obras para orquesta han sido tocadas por la Sinfónica de Camagüey (Cuba), la Orquesta Sinfónica de la UACH, la Orquesta Filarmónica de Toluca, la Orquesta Filarmónica del Estado de Chihuahua, la Orquesta de Cámara y la Orquesta de Guitarras del Conservatorio de Música de Chihuahua, entre otras; sus obras para guitarra han sido interpretadas por Víctor Pellegrini, Zoran Dukic y Juan Carlos Laguna, el XXXVIII Festival Cervantino, El cuarteto Carlos Chávez, entre otros; deja un extenso catálogo de música de cámara, instrumentos solistas y para coro.
Como guitarrista fue miembro del ensamble de guitarras Contrastez y participó como solista con la Orquesta Filarmónica de Toluca, Orquesta Sinfónica de la UACH y la Orquesta Filarmónica del Estado de Chihuahua.
Actualmente se dedicaba a interpretar su música para guitarra sola donde demostró un equilibrio entre el virtuosismo, la interpretación y la sensibilidad musical.
Actualmente alternaba su residencia en la Ciudad de México y Toluca, donde era Coordinador del Centro de Iniciación Musical Infantil del Conservatorio de Música del Estado de México y residía en la ciudad de Morelia, Michoacán, donde era profesor de Composición y orquestación en la ENES de la UNAM campus Morelia y en la Universidad Montrer, combinando esas actividad con la composición y la guitarra
En 2008, el III Festival de Música de Puigpunyent en Mallorca fue dedicado su persona y a su labor como compositor.
Su música se define como un balance entre el estímulo intelectual de crear música elaborada y conmover al público con los sonidos de los instrumentos.

Disfrute aquí las miniaturas grabadas por Marco Antonio Alvírez para “Música de cuarentena”:

https://bit.ly/3fAnpDa)

4 Replies to “Pesar por la muerte de Marco Aurelio Alvírez Rosas, “el músico compositor de la cuarentena y los paisajes sonoros””

  1. En el plano personal, Marco, nuestro Marco, fue parte del grupo de los comunes, aquellos que con su talento a cuestas saben ser simples y llanos. Ciertamente lo extrañaremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *