Posted on

Querétaro, Qro.- El hombre que envenenó a los perros rescatistas de la Cruz Roja fue sentenciado hoy a 10.5 años de prisión y a pagar 2.5 millones por reparación de daños, en un hecho histórico en México en cuestión de maltrato animal.

El ahora sentenciado, Benjamín ‘N’, incurrió en tres delitos de maltrato agravado de animales y la sentencia económica se divide en: multa de 151 mil 464 pesos, ya que infringió un daño irreparable a la sociedad; 2 millones 145 mil 479 pesos como reparación del daño por la muerte de Athos; 223 mil 548 pesos como reparación del daño por el fallecimiento de Tango; 12 mil 600 pesos por atención médica y gastos funerarios; 17 mil 328 pesos por la atención psicológica de Armando Édgar Martínez Olguín, el cuidador de ambos perros.

La jueza del Poder Judicial del Estado de Querétaro, Alicia Basurto García, basó su sentencia en que el acusado, ‘actuó de manera dolosa y cruel al envenenar a los dos perros rescatistas con sustancias tóxicas”.

Además de que, hubo los elementos necesarios ya que no solo había un video que lo relacionaba, sino que además Benjamín ‘N’ había expresado a sus vecinos las intenciones de matar a los perros para que no fueran entrenados en la jardinera de la colonia, y que fue con dolo su actuación provocando una muerte no natural y cruel a Athos y Tango.

Para la abogada defensora, Mónica Huerta Muñoz, el caso representa un hecho histórico al ser el primer juicio en el país por maltrato animal que llega a audiencia final, por lo que es un referente para dar un mensaje a la sociedad sobre las consecuencias del maltrato y abandono de los animales.

Athos y Tango eran dos perros rescatistas de la Cruz Roja de Querétaro y murieron envenenados con salchichas el pasado 13 de junio de 2021.

Athos, de raza Border Collie y de aproximadamente 4 años de edad, era un perro especialista en labores de búsqueda y rescate, certificado internacionalmente ante la Organización Internacional de Perros de Búsqueda y Rescate. Trabajó en la búsqueda de personas después del sismo del 19 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México.

Tango era un pequeño Yorkshire, cuya labor se desempeñaba en la asistencia emocional, que por su carácter dócil y gentil, apoyó durante años a personas con traumas y conmociones, con altos niveles de estrés y de ansiedad después de vivir algún suceso trágico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *