Reino Unido- Bajo la consigna de ‘no la raza, es la crianza’ arrecian las protestas en Reino Unido tras la decisión del gobierno inglés de prohibir la raza de perros American Bully XL -una raza del tipo Terrier-, además de que a partir del primero de febrero quienes decidan conservarlos deberán mantenerlos atados y amordazados en público, contar con un certificado de exención y también se les ofrece una recompensa de hasta de 200 libras esterlinas para quienes opten por sacrificarlos.

La nueva ley anunciado por el primer ministro Rishi Sunak se basa en una investigación de “otro presunto ataque de un Bully XL” ocurrido en Walsall, el centro de Inglaterra, donde murió un hombre.

 Al anunciar la prohibición, Sunak agregó que, “comparto el horror de la nación ante una serie de graves ataques de perros. Está claro que no se trata de un puñado de perros mal adiestrados, sino de una pauta de comportamiento que no puede continuar”. 

Ante ello, varias organizaciones británicas dedicadas al bienestar de los animales, incluida la RSPCA, afirmaron esta semana que prohibir determinadas razas de perros no es la solución y en una declaración conjunta, culparon a la “cría, educación y propiedad irresponsables” afirmando que el gobierno debería centrarse en “la regulación del control de los perros y en la promoción de la propiedad y el adiestramiento responsables”.

Varias peticiones para reconsiderar la ley crecen en la plataforma Change. Org., la ley actual no solo amenaza la reproducción e integridad de los American Bully XL, sino también viola principios básicos de respeto hacia los animales. Los perros no son responsables por su existencia ni por sus características físicas o instintivas, es responsabilidad del dueño proporcionarles un entorno adecuado y cuidados apropiados. El exterminio de una raza promueve el maltrato animal y atenta contra el respeto a los seres vivos . 
Además, esta ley causa daño psicoemocional grave a los dueños de estos seres queridos pues egún estudios científicos dicen que perder una mascota puede ser tan doloroso como perder a un familiar humano (source: Psychology Today)”.

Agregando, “es hora de reconsiderar esta legislación injusta y reconocer el valor intrínseco y las contribuciones positivas que estos perros pueden hacer en nuestras vidas cuando se les da la oportunidad. Por favor firma esta petición para instar a las autoridades del Reino Unido a reconsiderar su postura sobre los American Bully XL”.

También, el United Kennel Club de Estados Unidos asegura que un American Bully, “es un excelente perro de familia con un comportamiento gentil y amigable a pesar de su apariencia poderosa».

Y que “algún nivel de agresión canina es característico de esta raza, el comportamiento agresivo hacia los humanos no es característico”.

 La Ley de Perros Peligrosos aplica en Inglaterra, Gales y Escocia.

El United Kennel Club de Estados Unidos dice que un American Bully, “es un excelente perro de familia con un comportamiento gentil y amigable a pesar de su apariencia poderosa”.

Señalando, “el comportamiento agresivo hacia los humanos no es característico”.

Defensores comentan que, “un perro no nace agresivo, se vuelve agresivo debido al maltrato o negligencia del humano. En lugar de castigar al animal deberíamos centrarnos en educar a los propietarios sobre cómo criar y cuidar adecuadamente a sus mascotas. Debemos proteger a estos seres inocentes que no tienen voz ni capacidad para razonar. Los humanos somos responsables de su cuidado y bienestar. Es injusto que todos paguen por las acciones irresponsables de un dueño negligente”.

A las protestas contra la ley se han unido varias ciudades españolas cuyos residentes salieron a las calles el pasado 20 de enero.

Así son:

El American Bully XL (extra grande) es una raza estadunidense, relativamente joven, con origen en 1980,  es el resultado de la mezcla selectiva de varias razas de perros, incluyendo el American Staffordshire Terrier y el American Pit Bull Terrier. Esta raza se desarrolló con el objetivo de crear un perro de compañía, enfocándose en temperamentos estables y apariencias imponentes. Aunque surgieron de las líneas de trabajo de los antiguos Bull and Terrier, los criadores se esforzaron por eliminar comportamientos agresivos y promover la sociabilidad. El American Bully XL fue reconocido oficialmente como una raza separada en la década de 1990, y desde entonces ha ganado popularidad en todo el mundo. 

Es una raza de perro de imponente físico musculoso y robusto, tiene un cuerpo compacto y atlético, espalda corta y una cola baja. Aunque son perros de tamaño grande, no deben ser desproporcionadamente pesados, manteniendo la agilidad y la movilidad. Su pelaje corto y brillante viene en una variedad de colores y patrones, lo que añade un toque adicional de diversidad estética a la raza.

A pesar de su apariencia intimidante, el American Bully XL es conocido por ser un animal muy amigable y afectuoso. Su deseo de complacer a sus dueños hacen que sean excelentes compañeros familiares. Además de su personalidad afectuosa también son conocidos por su inteligencia y disposición a entrenar. Responden bien a la socialización temprana y a la formación positiva, lo que los convierte en perros obedientes y fáciles de manejar en el hogar.

Existen cinco tipos distintos de American Bully:

– American Bully Pocket: de tamaño más reducido, musculoso y pequeño.

– American Bully Classic: el más proporcionado y más fino de todos aún siendo también musculado, fuerte y rudo.

– American Bully Standart: el modelo que inspira a toda la raza. Musculado, de tamaño medio y con una cabeza poderosa.

– American Bully Extreme: parecido al Standart, pero el doble de musculado. Ancho y poderoso con aspecto fiero.

– American Bully XL: parecido al American Bully Classic, de tamaño mucho mayor que sus compañeros de raza, pero más proporcionado y estilizado.

By admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *