Posted on

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- Nuevamente, el diputado panista Carlos Olson San Vicente se ganó el repudio, y una nueva denuncia, de organizaciones son gubernamentales, grupos y colectivos derecho humanistas al presentar ante el Congreso del estado una iniciativa en la que acusa a la comunidad LGBTIQ+ de apoyar la zoofilia.

En su iniciativa, el diputado aprovechó para posicionarse a favor de las terapias de conversión y en contra del libre desarrollo de la personalidad.

A finales de mayo de 2022, Carlos Olson fue denunciado ante instancias oficiales de derechos humanos por lanzar mensajes de odio, discriminar y atentar contra la individualidad y los derechos humanos al usar una imagen que compara unas verduras con personas.

Olson San Vicente expone en su iniciativa que, “han existido algunos movimientos LGBT+ que han impulsado leyes para aprobar la zoofilia e incluso permitir el matrimonio de humanos con animales, en aras de respetar el libre desarrollo de la personalidad y respetar el derecho de las personas que se identifican dentro de su género como animales, existen infinidad de casos en los medios de comunicación de personas que han celebrado su boda con su mascota, lo cual en un momento parece chistoso, pero si se analiza se está tratando de normalizar este tipo de conductas”.

También alega que, “algunos grupos están tratando de normalizar conductas sobre la sexualidad humana; se están introduciendo nuevos conceptos en la legislación que pueden interpretarse en su forma más amplia, genero, identidades no hetero-cis-normativas, o muchos que apoyan el movimiento LGBTQ+ no saben siquiera el significado de la nomenclatura (+), lo más triste y lamentable es que se ha buscado penalizar las llamadas terapias de reconversión, que finalmente buscan ayudar a personas que tienen algún problema con su conducta sexual incluso homosexuales que quieren volver a la heterosexualidad, hoy le son negados sus derechos”.

Ante ello, la diputada de MORENA, Leticia Ortega Máynez respondió que, “los movimientos antiderechos dicen que la legislación a favor de los derechos de la población LGBT+, es la puerta para legalizar parafilias como la zoofilia. Una breve verificación de datos serios alrededor del mundo demuestra que no hay ningún fundamento legal, científico o histórico que respalde esos argumentos. Más bien, se trata de intentos desesperados por satanizar a los colectivos LGBT y menoscabar derechos”.

La iniciativa del diputado panista llevó al Comité de la Diversidad sexual, que preside Karla Arvizo a manifestarse en la sede del congreso local, “ayer acudimos a la sesión del Congreso del Estado para reclamarle sus comentarios de odio contra la población LGBT+ que dijo el martes pasado al diputado Carlos Olson San Vicente, de la fracción parlamentaria del PAN. Queremos que tanto él como el resto de diputadas y diputados sepan que no nos vamos a callar ante ninguna expresión de odio contra la población LGBT+. Su libertad de expresión y su puesto como legisladores no les ampara contra los señalamiento de la ciudadanía”.

También Arvizo y el comité que dirige denunció de nuevo ante la Comisión estatal de Derechos Humanos, “tras los comentarios que emitió el diputado Carlos Olson San Vicente en la tribuna del Congreso del Estado, donde estigmatizó a la población LGBT+ al asegurar con dolo la mentira de que promovemos matrimonios entre personas y animales, acudimos a interponer una denuncia ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos”.

“Esta es la segunda denuncia que hacemos contra el discurso de odio que desde su puesto como diputado ejerce esta persona, y queremos que sepan que no vamos a detenernos ante las agresiones de funcionarios que creen que por tener el puesto pueden discriminarnos como si nada. No pararemos de denunciar todas las agresiones que se sigan cometiendo contra nuestra población”.

Acudieron con pancartas pancartas con leyendas como: Olson miente, Olson ignorante, la zoofilia no es una orientación, Panista agresor, la LGBT+ repudia la zoofilia, mientras el panista hacía muecas desde su silla.

La diputada del Partido del Trabajo Deyanira Ozaeta también se posicionó a favor de los derechos humanos y en contra de lo dicho por Olson.

En tribuna, Olson reclamó Leticia Ortega Máynez, “le conmino a que, como representante popular, no propague tal desinformación que tiene como trasfondo un discurso de odio frente a la diversidad de las opiniones que fortalecen al estado democrático de nuestro país y que reitero y celebro la diversidad de las opiniones y ratifico, y así es mi actuar”. 

La politóloga Mariela Castro Flores también se posicionó al respecto, “tras una revisión seria a la iniciativa que promueve Carlos Olson San Vicente para penalizar la zoofilia capitalizando y tergiversando términos progresistas como ‘animal no humano’  y la batería de derechos que movimientos progresistas han conseguido en favor del cuidado y la protección animal, en la que además de acusar con argumentos sin sustento a la comunidad #LGBTTIQA+ de normalizarla y ‘promover leyes para su aceptación en aras del libre desarrollo de la personalidad’, hay otras cuestiones que deben ocupar, en vez de tan solo, preocupar”.

ampliando que, “para lanzar tan temerarias afirmaciones usa como referencia y cita en su propuesta legislativa a un par de periódicos, uno es El Mundo (la versión española del centroderecha Le Monde, el diario francés), otro es el artículo de un website alemán de zoofñilicos organizados y que es su canal de comunicación, El Diario Vasco que en México sería como Sopitas y un enlace de otro sitio de nicho especializado de la comunidad Furry, que ha comenzado a ser perseguida y hostigada por iniciativas como las que propone Olson, cuando su práctica solo es vestirse de animales, en ocasiones con finalidad sexual pero no necesariamente”.

Castro Flores también comentó, “habría que preguntarse porqué las y los panistas y su cuerpo de asesores están tan familiarizados con sitios webs en los que dicha parafilia es normal y se comparten consejos e información para ejecutarla sin ser descubiertos y que sean tan conocedores de otras prácticas sexuales poco comunes”. Punto, hasta aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *