Posted on
Leila Azizé Ruiz Escalona, especialista

Chihuahua, Chih.- La maestra y especialista en psicología y catedrática de la Facultad de Medicina de la UACH, Leila Azizé Ruiz Escalona, indicó que la mayoría de las personas adultas mayores presentan ansiedad, melancolía, estrés y depresión por el encierro en el que se encuentran derivado de la pandemia por Covid-19.
La actual situación hace que el adulto mayor tenga una conducta de irritabilidad, trastornos en la alimentación, insomnio, baja autoestima, inseguridad y miedo a la muerte, por lo que es importante hoy más que nunca que los familiares les demuestren su cariño y apoyo.
La especialista UACH realizó diversas recomendaciones para ayudar a los abuelos a recobrar las actividades normales y sus funciones cognitivas. Lo más importante es no dejarlos solos y ayudarles a establecer un horario de actividades.
En dicho horario deberán contemplar sus actividades cotidianas de levantarse, bañarse, comer, pero también las horas de ejercicio, juegos, escuchar música, ver televisión y algo muy importante relacionarse con sus pares.
Se recomienda tener una escucha activa, es decir, dedicar un tiempo a escuchar las historias de los abuelos, sus experiencias y anécdotas, de ser posible, escribir un cuaderno de remembranzas o grabarlos en audio o video para tener un archivo de recuerdos invaluables.
Incluso, enseñarlos a usar redes sociales como Facebook para encontrar amistades contemporáneas, que compartan fotografías, experiencias. También pueden crear grupos con sus pares. Todo esto ayudará a distraerse y dar estabilidad emocional al adulto mayor.
La docente Ruiz Escalona añadió la importancia de tener a los abuelos en un lugar agradable, limpio, con buena luz, libre de obstáculos, con arreglos florales y donde haya espacio suficiente para realizar alguna actividad para relajarse, puede ser física o manualidad.
“La falta de movimiento les afecta, por lo que es necesario tener una rutina de ejercicios de acuerdo a la condición específica de cada uno de ellos, como puede ser, caminar, mover brazos y piernas. El movimiento ayuda al cerebro a activarse y a tener una mejor salud mental porque manda la señal de que se encuentran bien, a diferencia de cuando están siempre acostados o dormidos”, alertó.
Finalmente, recomendó siempre la intervención de un especialista que apoye tanto al adulto mayor como a la familia a sobrellevar de la mejor manera esta etapa de la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *