Posted on

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- El Centro Histórico de la Ciudad de Chihuahua convertido en los recientes días en sede de protestas y marchas, hoy, por la mañana, fue testigo mudo de un grito silencioso y pacífico para pedir a las instituciones aledañas a la Plaza de Armas que cese el discurso de odio y que los representantes de esas instituciones, gobierno municipal, Iglesia y Congreso no vulneren el Estado de Derecho.
“Estamos aquí para visibilizar a los que invisibilizan”, dijeron los organizadores, entre los que destacan Amnistía Internacional México, el Centro Humanístico de Estudios Relacionados con la Orientación Sexual (CHEROS AC) y el Comité de la Diversidad Sexual de Chihuahua.
Los adoquines de la Plaza de Armas se llenaron de pares de zapatos, desde deportivos, de tacón, botas, de piso y hasta para fiesta, como representantes de las personas, de los seres humanos, que debieron portarlos pero que con un discurso de odio se niega su existencia, minimizarlos a la nada, quitándoles toda humanidad.
Las pancartas apoyaban la consigna: “somos invisibles”, “Estado laico”, “Alto a la lesbofobia”, “Alto a la bifobia”, “Alto a la homofobia”, “Exigimos freno al discurso de odio” y, por supuesto el epicentro de las últimas quejas, el “Renuncia Catalina”, en referencia a la Regidora Catalina Bustillos quien a través de un video negó categóricamente la existencia de la diversidad sexual atribuyéndola a una simple “pérdida de identidad” que se puede curar con “redireccionar su mente”, desatando el rechazo general y la condena del Colegio de Psicólogos de Chihuahua, “la Regidora por el Municipio de Chihuahua, Catalina Bustillos Cárdenas, ha emitido una posición sin ningún tipo de fundamento científico sobre la conducta y expresiones de la comunidad LGBTTIQ+, manifestando con ello su rechazo personal hacia una identidad que ha sido reconocida como sujeta de garantías por el Derecho Internacional y la Constitución Mexicana”.
La protesta pacífica de este jueves contó con el aval de Amnistía Internacional México, la organización defensora de derechos humanos más grande del mundo, con más de siete millones de activistass alrededor de 150 países y territorios formando un frente común para construir un mundo donde los derechos humanos sean respetados.
Además, Amnistía Internacional tiene condición de órgano consultivo ante la ONU, la Comisión Interamericana y UNESCO y es independiente de todo gobierno, partido político o credo religioso, centrando su lucha global para impedir y poner fin a los abusos graves contra los derechos civiles, políticos, sociales, culturales, y económicos, “nos sumamos en la Plaza de Armas de Chihuahua, a fin de hacer frente a los discursos de odio en contra de las personas LGBT+, mismos que atentan contra los derechos humanos. Los zapatos representan a las personas LGBT+ que existen, pero que son invisibles a los ojos de las autoridades”.
CHEROS AC, promueve una cultura de respeto por los derechos de todos los chihuahuenses independientemente de su orientación sexual, además de ser una organización especializada en la defensa de la dignidad y derechos de la comunidad LGBTI de Chihuahua, “exigimos un alto a los servidores públicos que con sus palabras hieren y violentan a la personas”.
El Comité de la Diversidad Sexual de Chihuahua es un grupo social que busca transformar a la sociedad a través de la promoción, difusión y defensa de los derechos humanos de la comunidad LGBTI.
Destacaron que la unión de las tres organizaciones en la protesta fue porque, “nadie con sus palabras debe invisibilizar a ninguna persona”. Punto, hasta aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *