Posted on

Carlos Urquidi G.

Hollywood, E.E.U.U.- La 93a. entrega del premio de la Academia de Artes Cinematográficas de Hollywood, el Óscar, salió perdiendo al intentar ofrecer una ceremonia presencial pero, por fin, salieron ganando la diversidad, las mujeres y la visibilización de la problemática de las minorías.
Sin grandes sorpresas, la cinta ‘Nomadland’ resultó triunfadora en las categorías principales, incluyendo Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Actriz.
Chloé Zhao, de origen chino, hizo historia la noche del domingo al llevarse la estatuilla dorada como Mejor Directora, con lo que se convirtió en la segunda mujer en ganar el premio, hace 11 años lo hizo era Kathryn Bigelow por ‘The Hurt Locker’ (Vivir al límite).
“Queremos mostrar nuestro más profundo agradecimiento a la comunidad nómada, a los que conocimos en el camino, gracias por enseñarnos el poder de la resiliencia y por recordarnos como se ve la bondad”, dijo Chloé Zhao.
Igualmente, la fabulosa leyenda surcoreana de la actuación, Yuh-Jung Youn también hizo historia al ganar la estatuilla a Mejor actriz de reparto, convirtiéndose en la primera actriz surcoreana en ganar el galardón por su fabuloso papel de abuela en la cinta ‘Minari’, además de ofrecer un fantástico discurso que le quitó el formulismo a la gala al dirigirse al actor Brad Pitt, “Lo vi en el escenario y después dijo mi nombre y puedo asegurar que practicó mucho porque no lo pronunció mal. En el momento en que subí, perdí el hilo de lo que iba a decir. Mr. Brad Pitt, gusto en conocerlo”.
Otro detalle memorable lo regaló la gran Glenn Close, quien aparte de ser la actriz más nominada y que nunca ha ganado, decidió mover ofrecer un bailecito especial en vivo y a todo color.
Tuvieron que pasar casi 100 años para que el Óscar empoderara a la mujer: 15 mujeres ganaron en 17 categorías en total superando el récord de 2019, que fue de 15/15; de esas 17 estatuillas, 15 de ellas se entregaron a mujeres detrás de cámaras y dos enfrente de ellas.
La gran sorpresa y única de la noche fue el cierre de la premiación, al cambiar el formato y revelar al final el nombre del ganador que contra todo pronóstico fue para el británico Anthony Hopkins por su papel de un hombre con demencia senil en la cinta ‘El padre’, además de que no estuvo presente, dejando en el camino la posibilidad de un Óscar póstumo para Chadwick Boseman por su actuación en la cinta ‘Ma Rainey’s Black Bottom’.
Anthony Hopkins se convirtió en el actor de más edad, 83 años, en ganar un Óscar y a pesar de su increíble carrera es la segunda estatuilla que obtiene, antes lo logró por ‘El silencio de los inocentes’, en 1991.
La ganadora como Mejor actriz, Frances McDormand, por ‘Nomadland’, subió dos veces al escenario y en ambas ocasiones dejó ver su habitual desparpajo en vestimenta y actitud al grado de lanzar un ‘aullido de lobo’ al final de su discurso, “por favor vean nuestra película en una pantalla muy grande y algún día muy pronto lleven a toda la gente que conocen a un cine y vean todas las películas en esta categoría, esta será para nuestros lobos”.
Otro de ley fue para Daniel Kaluuya quien ganó como Mejor Actor de Reparto por su insuperable actuación en ‘Judas y el Mesías negro’.
La cinta más nominada, ‘Mank’, se fue con apenas dos estatuillas en categorías técnicas. Punto, hasta aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *