Aretha Franklin: Lágrimas a ritmo de soul

 

esucesos / especial / agencias

Detroit , EU.- La reina del soul, Aretha Franklin, falleció hoy jueves a las 9:50 a.m. en su casa Detroit a los 76 años.
La cantante llevaba varios años con graves problemas de salud y sufriendo un cáncer de páncreas, y el año pasado tuvo que abandonar la música por recomendación médica.
Franklin se encontraba ya muy grave, en Detroit, rodeada de su familia y amigos cercanos. Con su muerte se apaga una voz eterna e incomparable, todo un símbolo estadunidense. Lo hace, además, el mismo día que murió, hace 41 años, Elvis Presley. El rey del rock y la reina del soul se marcharon un 16 de agosto.
La última actuación de Aretha Franklin fue en noviembre de 2017 para un concierto en Nueva York de laFundación Elton John para la lucha contra el sida.
Hija del conocido reverendo Clarence LeVaughn Franklin y la cantante de góspel Barbara Franklin, comenzó a cantar en el coro de la iglesia de su padre y sacudió el panorama musical de los 60 al introducir los recursos del góspel en la música secular, con éxitos hoy legendarios como Respect o (You make me feel) A natural woman.
Tuvo una vida precoz y turbulenta, con su primera maternidad cuando era apenas una niña, un matrimonio violento y un considerable historial de desavenencias y desdichas. En 2010 sufrió un cáncer de páncreas y su salud había empeorado hace unos meses. El representante de la artista confirmó el fallecimiento, según la agencia AP, a causa del cáncer de páncreas. Con ella desaparece la última gran superviviente de la era dorada de la música negra estadounidense.
Aretha Franklin nació en 1942 en Memphis (Tennessee), pero creció en el mismo lugar que le ha dicho adiós, Detroit (Michigan), la otrora próspera capital de la música y el automóvil. La suya fue una de las muchas familias afroamericanas que en los 40 emigraron del sur al norte al calor del boom industrial. El esplendor del jazz y otros ritmos en ciudades como Chicago o la citada Detroit se entienden a partir de ese fenómeno económico y demográfico; el declive del mismo, también.
En 1979 recibió su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y en 1987 se convirtió en la primera mujer que ingresó en el Salón de la Fama del Rock and Roll. Además, cantó en la ceremonia de investidura de los expresidentes de EE.UU. Barack Obama (2009-2017) y Bill Clinton (1993-2001).
Destacan sus e´xitos ya convertidos en clásicos como «(You Make Me Feel Like) A Natural Woman», «I Say a Little Prayer», «Chain of Fools», «Think», «I Never Loved a Man the Way I Love You» o «Day Dreaming» a lo largo de una carrera en la que no hubo estilo que se le resistiera, puesto que también abordó el jazz, el rock o el blues.
Uno de sus temas ganadores de un Grammy fue «I Knew You Were Waiting for Me», un dueto que cantó junto al fallecido cantante británico George Michael.
En 2005, la artista recibió la Medalla Presidencial de la Libertad -la mayor condecoración para un civil estadounidense- de manos del entonces presidente George W. Bush.
Ganadora de 18 premios Grammy y con 10 millones de discos vendidos, llevaba desde los años 80 sin viajar fuera de Estados Unidos debido a su también legendaria fobia a volar.
La voz de la ‘Reina del soul’ era impresionante y durante la edición 2015 del «Kennedy Center Honors» en Washington, su capacidad interpretativa tocó en tal grado a los presentes que Barack Obama, el entonces presidente de los EE.UU., no pudo contener el llanto.

Fotografías: Aretha Franklin oficial