Cimbra a la comunidad artístico-cultural el discurso de Sagrario Silva

Chihuahua, Chih.- La bailarina, coreógrafa, gestora cultural y luchadora social, emblema de la danza en Chihuahua, Sagrario Silva Vélez recibió el pasado jueves la Medalla al Mérito Cultural, Víctor Hugo Rascón Banda, edición 2017, moviendo y conmoviendo con su mensaje solidario a toda la comunidad artístico-cultural del estado, por ello, debido a sus trascendencia, publicamos íntegras las palabras dichas por Silva Vélez.

Discurso de Sagrario Silva Vélez al recibir la Medalla Víctor Hugo Rascón Banda 2017.

(H. Congreso del Estado de Chihuahua, 28 de septiembre de 2017)

Buenos días Sr. gobernador Javier Corral, diputadas y diputados, amigas y amigos, me es muy grato estar en este recinto, el H. Congreso de nuestro estado, por segunda ocasión en este año.

Hoy recibo este reconocimiento con gran alegría, la Medalla Víctor Hugo Rascón Banda con toda la carga emotiva de este ilustre chihuahuense, originario de Uruáchi, Chih., quien nunca abandonó todo lo que le significa, la raíz de quien fue y es, gracias a sus maravillosas aportaciones a través de la literatura y el teatro. Su memoria está impregnada de páginas vivas en las representaciones escénicas retratando su realidad, nuestra realidad, de una forma poética y certera, haciendo resonar las conciencias de los públicos receptivos para retratar lo que se vive en nuestro estado y otros lugares, haciendo ecos fraternos del dolor y la angustia que permea en nuestro estado.

Soy Sagrario Silva Vélez, bailarina, coreógrafa. Así como Víctor Hugo, mis creaciones coreográficas son estos temas incómodos y sociales que nos preocupan día a día y que desde finales del siglo XX y hasta la fecha son temas de preocupación por tantas y tantos ausentes, que queremos de regreso; decirlo desde mi lenguaje corpóreo, poético y sin mordaza, es parte esencial de mi quehacer artístico. Enseño a danzar y a vincular a través de las ramas del arte con amor, con el cuerpo vivo que expresa su sentir a cuerpos que hablan de su dolor y de su abandono, como a niñas y niños en situación de albergue, a jóvenes que no reconocen el lenguaje de su cuerpo y a través de la danza abrimos la lectura para que reconozcan su capacidad de transmitir emociones y curar las heridas que les acompañan en su corta edad. También a estas personas adultas con discapacidades, que por el simple hecho de serlo ya no se les ayuda, quedando en el olvido.

Este reconocimiento es al esfuerzo en conjunto que a lo largo de 32 años, o poco más, hemos ido construyendo, picando piedra, pedaleando día con día la travesía de los cambios administrativos que afectan el trabajo, el esfuerzo y los logros que poco a poco hemos construido, sin que las instituciones miren todas las aportaciones que con talleres, puestas en escena, música, y artes plásticas, hacemos para que esta vida sea más amable para todas y todos, que necesitamos del trabajo remunerado profesionalmente, que no nos regateen porque no vivimos de aplausos, pagamos impuestos, y además, se nos cobra el 8% de las entradas de una taquilla, como si fuéramos a recuperar las horas de trabajo invertidas, horas extras y desvelos, porque trabajamos jornadas dobles o más, fines de semanas, sin vacaciones pagadas.

Nellie Campobello es la mujer, la poeta, que profesionalizó la danza creando la primera escuela de bailarines en la Ciudad de México, modelo que otros tomaron, olvidando después a esta norteña duranguense adoptada por Chihuahua por su gran visión en su época revolucionaria y por dignificar en sus textos y poemas a Francisco Villa. Pero ¿Qué pasó con Nellie? Las instituciones la olvidaron y murió trágicamente en el abandono. Por eso le he brindado un pequeño homenaje dando a mi IASP su nombre, aunque como ella muchas veces nos han olvidado, dejándonos al margen, con deudas sociales y monetarias, pero construyendo a base de esfuerzos solidarios, de personas que creen en lo que hacemos, aunque muchas otras han succionado de nuestros enlaces para aprovechar, y después olvidarnos diciendo “Lo lamentamos, el presupuesto no está ETIQUETADO”…

Es por eso que hoy les pido que volteen a ver el trabajo de artistas, maestras y maestros, que rescaten su legado, su conciencia y su historia para poder dar seguimiento al crecimiento de nuestro estado, que nos miren como seres portadores de la posibilidad de restaurar el tejido social a través de las bellas artes, útiles para formar mentes críticas, sensibles, compasivas; mirar al otro dándole las herramientas necesarias para sobrellevar de una manera lúdica las adversidades que nos tocó vivir.

Soy esta mujer gracias a mi padre Lumen Silva, mi madre Anna Vélez, mis hermanas Lourdes, Sandra, Sonia, Celina, Soraya y mi hermano Lumen; mi hijo Jacobo, de quien he aprendido lo que es el amor incondicional; mi esposo, quien me mostró la filantropía a través de su amor en pie de lucha, Randy; mi nieta Anna Renée, la luz de mi día a día; mis amigxs, que son mis hermanxs, quienes me han acompañado en el pedaleo de nuestro quehacer, estando dentro o fuera de una institución pero con la misma convicción de que se pueden hacer las cosas cuando existen la honestidad y el compromiso de transformar y educar con las artes, libres, transformadoras; mis alumnas y alumnos de quienes aprendo la tolerancia y el respeto cotidiano por un bien común.

Finalizo agradeciendo al jurado por verme, por saber lo que hemos aportado, por darme la oportunidad de que sea reconocido este y otros caminos por venir, a mi alma mater hoy Facultad de Artes, a mis maestras y maestros, especialmente a Noé Alvarado y Lourdes Ordóñez Uranga, quienes con esa pasión han transformado a muchas generaciones de danzantes, entre ellas a mí; espero que se reconozcan todas sus aportaciones, pues no han recibido un reconocimiento digno de su trayectoria de más de 50 años.

Entregan la Medalla al Mérito Cultural Víctor Hugo Rascón Banda 2017

medalla banda 3

 

Chihuahua, Chih.- El pasado jueves, en Sesión Solemne encabezada por los Tres Poderes del Estado, fue entregada la Medalla al Mérito Cultural, Víctor Hugo Rascón Banda, edición 2017, a las creadoras artístico-culturales Sagrario Silva Vélez y Elsa Marina Sáenz Trillo, gracias por sus aportaciones a la cultura chihuahuense en las áreas de danza y teatro, respectivamente.
La Presidenta de la Comisión de Educación y Cultura, diputada Antonieta Mendoza Mendoza, en su participación en representación del Honorable Congreso del Estado, enalteció la participación de las personas registradas en el concurso, e hizo hincapié sobre la entrega y pasión que imprimen cada uno a la actividad que desarrollan, para hacer del arte, la literatura, el teatro, la danza, la música y las artes plásticas, los medios ideales para que la cultura se establezca en Chihuahua como un modo de vida democrático en el que se haga presente cada día el compromiso de los que luchan contra la injusticia y desenmascaran los excesos, la indolencia y la corrupción, tal y como lo hizo el dramaturgo, Víctor Hugo Rascón.
En el desarrollo del acto solemne, las condecoradas emitieron sus discursos respecto del premio, así como reconocer y agradecer su creación, por ser un tributo a la labor que con tanta dedicación, chihuahuenses realizan, para contribuir mediante este rubro en el desarrollo de la sociedad.
la representante del Poder Ejecutivo, icenciada María Concepción Landa García Téllez, Secretaria de Cultura, aplaudió el resolutivo emitido por el Jurado Calificador, ya que ambas artistas multifacéticas, no realizan solo esta labor, también se desarrollan en la lucha social y han sido emisoras de propuestas para la creación de la Ley de Cultura del Estado y la creación de programas sectoriales para que la cultura sea un asunto humano intrínseco de cada persona.
En esta novena edición del concurso, de las propuestas inscritas, el Jurado Calificador conformado por profesionales experimentados en la cultura chihuahuense, revisaron la trayectoria de cada uno de los nueve expedientes, de los cuales resultó un empate entre las condecoradas.
Los nombres de las ganadoras, fueron colocados en el Muro de Chihuahuenses Distinguidos el cual se encuentra ubicado en la Sala Víctor Hugo Rascón Banda del edificio que alberga al Congreso del Estado.
Este reconocimiento fue creado por el Congreso del Estado, con el objetivo de reconocer la labor que las personas realizan para enaltecer el desarrollo cultural del estado, en las áreas de teatro, arquitectura, danza, escultura, literatura, humanidades, música, artes plásticas, gestión cultural, entre otras.

Ganan Elsa Sáenz y Sagrario Silva, la “Medalla al Mérito Cultural Víctor Hugo Rascón Banda”

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- Dos talentosas mujeres chihuahuenses, una entregada a la danza y otra al teatro, ambas gestoras culturales de altos vuelos, defensoras de sus vertientes del arte se han hecho acreedoras a recibir la “Medalla al Mérito Cultural del Estado de Chihuahua, Víctor Hugo Rascón Banda”, en su Edición 2017, por las aportaciones que han realizado a la cultura chihuahuense.
La diputada Antonieta Mendoza, presidenta de la Comisión de Educación y Cultura, a nombre de Sexagésima Cuarta Legislatura del Congreso del Estado dio a conocer que Sagrario Silva Vélez y Elsa Marina Sáenz Trillo resultaron ganadoras de la presea que honra anualmente el trabajo y la labor realizada por chihuahuenses a favor de la cultura.
Y este año, no será una galardonada, sino dos excelsas chihuahuenses que han puesto el nombre de Chihuahua muy en alto, con logros a nivel local, regional, nacional e internacional.
Los nombres de las chihuahuenses ganadoras, serán inscritos en el muro de honor de la Sala de Visitantes Distinguidos “Víctor Hugo Rascón Banda”, ubicada en el primer piso del edificio legislativo.
La Medalla al Mérito Cultural del Estado de Chihuahua, Víctor Hugo Rascón Banda, en su Edición 2017, será entregada en Sesión Solemne el próximo jueves 28 de septiembre del año en curso, a las 10: 30 hrs, con la presencia de los titulares de los Poderes Ejecutivo y Judicial del Estado.
El Jurado Calificador estuvo conformado por especialistas de las áreas correspondientes a las trayectorias de los participantes, siendo por las siguientes personalidades: Mtro. Servando Pineda Jaimes, escritor y reconocido catedrático de la UACJ; Dr. Roberto Lawrence Ramson Cartey, director de la Facultad de Artes Universidad Autónoma de Chihuahua; Mtro. Jesús Vargas Valdez, destacado historiador y escritor y la Mtra. Perla de la Rosa, docente, actriz reconocida.

Un vistazo breve a las galardonadas:

medalla rascon 4

Sagrario Silva: Danzando por la vida

Sagrario Silva Vélez es coreógrafa, actriz, bailarina, maestra, guionista, promotora activa de la comunidad artística del Estado de Chihuahua, cuenta con una trayectoria de más de 30 años en la escena cultural y social; ha participado en diversos montajes de arte en el área de danza contemporánea, teatro, performance, cine, lecturas de atril.
Fundadora y directora del Grupo de Danza y Teatro Nellie Compobello, I.A.S.P., fundado en 1994, como encargada del departamento de Artes Escénicas Teatro – Danza, obteniendo como logro el 1er. Festival de Danza Contemporánea “Nellie Campobello” por primera vez en el Estado, en honor a la mencionada por su realización literaria y pionera de la danza moderna mexicana.

medalla rascon 3

Elsa Sáenz: La vida es teatro

Elsa Marina Sáenz Trillo hizo el bachillerato en arte con extensión pedagógica, obteniendo el título de instructora de arte integral. Estudió en la escuela nacional de arte teatral del INBA y pedagogía en la UNAM; es licenciada en docencia y máster en educación.
Fue alumna de Susana Alexander y Alejandro Bichir, entre otros.
Participó como actriz en más de 46 montajes escénicos, ha dirigió varias obras; fue nombrada por la prensa de Veracruz como Mejor Actriz en el IV Encuentro Nacional de Teatro, 1981; mención honorífica como mejor grupo y mejor dirección en la IV Muestra Nacional de lo Mejor del Teatro de Provincia, 1981; primer lugar en concurso regional de teatro en el Estado de México, 1985; recibió la placa de reconocimiento por 26 años de trayectoria artística, otorgada por el gobierno municipal de Chihuahua, 2007, pedagoga teatral en el Centro de Educación Artística (CEDART) David Alfaro Siqueiros del INBA.

Dos grandes se apoderan de la escena: Laura Lee y Sagrario Silva

Carlos Urquidi G.

Fotos: Manuel Martínez

Chihuahua, Chih.- El Centro Cultural Universitario Quinta Gameros‎ dentro del evento «La muerte nos sienta bien» con motivo del Día de Muertos y el ‘Festival del Día de Muertos’, en el patio central de Palacio de Gobierno, acogieron en sus respectivos programa a dos mujeres, dos artistas, dos creadoras de talento sin igual: La actriz, Laura Lee y la bailarina, Sagrario; Sagrario Silva y Laura Lee.
Laura Lee, con una destacada trayectoria actoral dentro y fuera del estado y del país, mostró sus tablas con el monólogo de Humberto Robles, ‘Frida Kahlo: Viva la vida’, metiendo a los presentes ‘hasta la cocina’, lugar donde la pintora habla de México, sus artistas; del mundo y sus personalidades, pero sobre todo, de ese sentir personal que la ató al dolor.
El personaje de Frida Kahlo le sienta bien a Laura Lee, lo siente, lo vive, transmite toda la gama de emociones, desde la pasión, hasta el humor.
La dirección corrió a cargo de Karyna Rascón y Rocío Chávez.
La bailarina y coreógrafa Sagrario Silva volvió a dar lo mejor de sí al encabezar el performance de danza, teatro y poesía el “Réquiem a la muerte de mi padre” sobre los poemas de Jesús L. Tafoya, con el Grupo de Danza y Teatro Campobello.
Sagrario Silva, vestida de blanco, se impone en la escena desde su primera aparición, altiva, serena, con toda la técnica del mundo. Soberbia.
Dos grandes, dos proyectos artísticos que marcan pauta en Chihuahua, uno en las artes escénicas con Laura Lee y el otro en la danza con Sagrario Silva. Punto, hasta aquí.