Sismo: Piden no propagar rumores en redes sociales

Chihuahua, Chih.- Se hace un llamado a la población a no caer en alertas falsas de posibles sismos que puedan presentarse en la región, dado que esa información carece de credibilidad y sustento oficial. De presentarse cualquier situación que ponga en riesgo a la ciudadanía, se hará el llamado correspondiente a través de todos los medios posibles.
Lo anterior, debido a que en diferentes redes sociales circulan mensajes donde alertan de una condición sísmica a presentarse en varios estados de la República, incluyendo Chihuahua y desde luego la Capital, a lo que el Gobierno Municipal, desmiente tal información, pues como bien lo ha señalado el Servicio Sismológico Nacional, los sismos no se pueden predecir, ocurren en el momento.
La Coordinación Municipal de Protección Civil pide mantener la calma y no propagar información falsa.
Igualmente, la Secretaría de Gobierno y el Centro Nacional de Prevención de Desastres emitieron la misma petición de no caer en rumores, mucho menos los que hablan del fin del mundo y culpan a grupos minoritarios o religiosos.
Todo ello ante el pánico sicológico generado en redes sociales, sobre todo en Whatsapp donde las cadenas de un apocalipsis solo crean desinformación; un nuevo terremoto o un mega terremoto no se puede predecir y menos diciendo que sucederá en 48 horas.
Varios medios han caído igual en el amarillismo al transmitir tales rumores.

Ante la ola de rumores, ‘‘El circo de las pesadillas’’ ofrece función privada para comprobar contenido

circo 1

 

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- La producción mexicana, de la compañía Solary, con más de 26 años en el mundo del arte circense y 174 años de tradición familiar, ‘‘El circo de las pesadillas’’ sigue en la mira de un pequeño grupo de radicales que sin tener conocimiento del tipo de espectáculo, exigen que se les revoque el permiso que les fue otorgado por la presidencia municipal para iniciar su temporada en esta ciudad el próximo 10 de marzo.
Ayer y hoy, los quejosos arremetieron en su compaña si sentido, haciendo llegar al municipio su ‘exigencia de cancelación’ alegando que se trata de un espectáculo que incita al mal, daña la religión y la moral.
Los quejosos, siguen llevándose por los rumores que vienen desde la Comarca Lagunera, confundiendo el espectáculo mexicano con el español ‘‘El circo de los horrores’’, peor aún, sin ser aún testigos de lo que hablan, ya que no han visto el show.
Por ello, sin nada qué ocultar y para acallar rumores, los encargados de ‘‘El circo de las pesadillas’’ hacen una atenta invitación a los medios de comunicación, grupos religiosos, personal de gobierno estatal y municipal y las asociaciones de padres de familia a la función privada, que se realizará el próximo jueves 9 de marzo a las 20:30 hrs.
Los interesados en asistir pueden llamar al teléfono 5548450972 para mayores informes y reservación.
‘‘El circo de las pesadillas’’ cuenta con todos los permisos para presentarse en la ciudad a partir del 10 de marzo.
En días pasados, el sacerdote, Rafael López Solís, director del periódico diocesano ‘Buena Nueva’ de Torreón, ‘‘Exhorto a los fieles católicos a recordar que la mentira es pecado y si tú mandas información falsa pues estás cometiendo un pecado, cómo vamos a permitir que mandemos información sin verificar, ahorita es muy fácil a través de las redes sociales’’.
López Solís sentenció claro y preciso, ‘‘La mentira es lo diabólico’’.
También recientemente, en Chihuahua, el vocero de la Arquidiócesis de Chihuahua padre Gustavo Sánchez, señaló que no ha visto el espectáculo, pero, sí recibió información del Vicario General en Torreón, padre José Luis Escamilla, señalándole que “La producción no tiene cosas contrarias a la fe católica”.
Por ello y para acabar con los rumores, la compañía Solary ofrecerá la función especial el próximo jueves 9 de marzo próximo, para que, tras ver, asociaciones religiosas, de padres de familia, prensa e instituciones gubernamentales y municipales, comprueben que no se trata más que de un espectáculo de circo con teatro. Punto, hasta aquí.