Luto en la plástica mexicana tras muerte de Rafael Coronel

Cuernavaca, Morelos- El pintor zacatecano Rafael Coronel Arroyo murió hoy a los 87 años, informó su hijo a través de su cuenta de Facebook, “Con profundo dolor les hago saber que mi padre, el pintor Rafael Coronel Arroyo, acaba de fallecer. QEPD”, escribió Juan Rafael Coronel Rivera, acompañando el texto con una sobria imagen.
Tras la noticia, la comunidad artístico/cultural brindo sus condolencias.
Su obra, exhibida y reconocida internacionalmente, es descrita como “expresionismo realista que representa figuras temibles con toques de las más bajas experiencias urbanas”.
Su pintura es frecuentemente comparada con grandes artistas como Goya y José Clemente Orozco. La temática de su trabajo a menudo provoca discusión a qué corriente artística pertenece, al Neo-Romanticismo o al Mexicanismo contemporáneo, ya que contiene características de ambas.
Rafael Coronel Arroyo nació en la ciudad de Zacatecas, en 1932. Hizo estudios en la Escuela Nacional de Arquitectura, en la Ciudad de México, y luego en la academia High American School.
A partir de 1956 presentó exposiciones en México, Estados Unidos, Japón, Puerto Rico y Brasil.
Obtuve el Premio Córdoba en São Paulo, Brasil, (1965) y el Primer Premio en la Bienal de Tokio, Japón (1975).
Sus pinturas tienen una sobriedad melancólica, e incluyen caras de los “últimos grandes amos”, flotando a menudo en una calina difusa.
Rafael Coronel enviudó a los 38 años tras la muerte de su esposa en 1969.
Su obra “La Muerte de la Libélula ”, creada en 1973, obtuvo el primer premio en la Bienal de Tokio, en el año de 1974 y en 1979 logró reunir la más importante colección de máscaras mexicanas (más de 5 mil) realizadas hasta la fecha y que actualmente se exponen en el museo que lleva su nombre en la capital zacatecana, en lo que fuera el Convento de San Francisco de Almoloyan y de Asis, una edificación del siglo XVI.