Imponente exposición y presencia pima en 40 casas

 

Madera, Chih.- Invitados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, en la cuarta edición del festival Sol de Acantilados participó la comunidad pima de Yepachi, dando una muestra de sus tradiciones a través de una serie de pláticas en donde compartieron parte de las costumbres y riqueza cultural que poseen.
Los pimas u o´oba, son uno de los cuatro pueblos indígenas originarios que habitan en el estado de Chihuahua, y sus principales comunidades se encuentran en la cabecera municipal de Madera y en el poblado de Yepachi, ubicado en el municipio de Temósachi.
Manuel Casimiro, de la comunidad pima de Yepachi, estuvo presente para hablar acerca de su identidad cultural y las prácticas tradicionales de su pueblo, así como los rituales que realizan durante la Semana Santa.
La comunidad pima de Yepachi ha formado parte de las cuatro ediciones del Festival Sol de Acantilados, compartiendo su música y canto pima con los asistentes con el objetivo de difundir sus tradiciones.
La presentación de Manuel Casimiro y su relato acerca de las tradiciones pimas, estuvo ligada con la muestra fotográfica ‘‘Entre Judíos y Fariseos, retratos de la Semana Santa pima’’, exposición que se exhibe durante los tres días del festival Sol de Acantilados.
Se trata de una recopilación de imágenes que describe dicha celebración animando a la interpretación y la reflexión de una festividad única y dinámica de la tradición y la cultura indígena pima del norte de México como lo son Yepachi, en Chihuahua y Maycoba, en Sonora.
La muestra se compone de 50 imágenes agrupadas en diversas etapas cronológicas de investigación realizada por Andrés Oseguera Montiel, quien a través de una entrevista grabada en video, detalla dentro de la misma exposición, la intención de esta indagación antropológica realizada años atrás. Allí se exhibe la esencia de la festividad y sus elementos descriptivos más emblemáticos.
La cuarta edición del festival Sol de Acantilados se realizó durante los 13, 14 y 15 de abril en la Zona Arqueológica Las 40 Casas, ubicada en el municipio de Madera.

Celebran pueblos originarios el Festival Yoreme 2016 en Sonora

 

Chihuahua, Chih.- El pueblo originario O’oba conocido también como Pima, reunió a la comunidad indígena habitante tanto en Chihuahua como en Sonora para unirse en celebración por el Festival Yoreme 2016, en el que desarrollan y profesan tradiciones como rezos, cantos y danzas, efectuado en el pasado mes de noviembre.
Con la intención de que la tradición ancestral se transmita a las nuevas generaciones, se reúnen los originarios de la cultura O’oba, año tras año con la finalidad de agradecer vida y por las cosechas, con danzas y música tradicional además de ceremonias autoridades del pueblo indígena.
El festival se celebró en el estado de Sonora, al tener como sedes el Parque Las Riberas en ciudad Culiacán y la Escuela Vocacional de Artes en los Mochis, espacios que reunieron a indígenas originarios de otras naciones hermanas como la Yoreme, Pimas y Yaquis, y los grupos Choix, El Fuerte, Sinaloa de Leyva, Ahome y Guasave.
Además de promover, rescatar y difundir costumbres y tradiciones para nuevas generaciones y al público ya que fue un evento en espacios públicos, el encuentro tuvo presentaciones editoriales de los títulos “Atlas Yoreme del Municipio de Ahome: Monografía de los Centros Ceremoniales” del autor Alma Mireya López Carrera y “Miradas yoremes convertidas en leyenda” de José Humberto Juárez Buitimea.
Encuentro también incluyó juegos tradicionales como Ulama de Cadera y brazo (juego de la vida y la muerte), ceremonias por la festividad del día de muertos, la entrega de estímulos a Pilares del Mundo y la presentación de música con Isaac Montijo y los Buayums.
De acuerdo a las palabras de Manuel Casimiro, promotor cultural O’oba, los indígenas han realizado dicha festividad desde tiempos muy antiguos con la firme convicción de preservar sus tradiciones culturales.
Antiguamente el pueblo O’obase reunía tres veces al año, el primero en el mes de enero con el propósito de agradecer la oportunidad de un año más, después en abril-mayo para pedir por las siembras acompañadas de lluvias, y por último en noviembre o diciembre agradecían el año con una fiesta donde ofrendaban las cosechas con la preparación de platillos típicos junto a danzas, música y ceremonias tradicionales.
Hoy en día, solamente realizan la última festividad del año que de acuerdo a las palabras de Don Alberto Vargas Castellanos, presidente del Consejo Supremo Pima, “para muchos mayores es un claro signo de pérdida de la cultura tradicional por parte de las nuevas generaciones, debido a que desconocen el significado y lo importante de esta fiesta”, sin embargo, preservar de alguna forma la tradición es uno de los objetivos con los que se realiza actualmente, manteniendo la invitación del público para dar a conocer más de las culturas indígenas originarias.
El encuentro de la cultura O’oba tuvo como participantes e invitados a Alberto Varas Castellanos, rezandero tradicional, presidente del Consejo Supremo Pima, Pilar del Mundo y Premio Nacional en la modalidad de Músico Tradicional; Martín Sierra Cansío, gobernador tradicional de la comunidad de Yepachi, rezandero y danzante; Manuel Casimiro Sierra, promotor cultural y danzante tradicional, entre otros más.

Imparten taller para rescatar el uso del barro en la comunidad pima

Chihuahua, Chih.- Con el fin de rescatar el uso tradicional del barro para transformarlo en ollas u otros objetos de uso cotidiano para la comunidad O´oba o pima, el Instituto Chihuahuense de la Cultura a través del Programa de Desarrollo Cultural Yoreme, impartirán un taller en la comunidad de Piedras Azules, Municipio de Temosachic, dirigido a niños, niñas y adultos.
La sustitución del barro por ollas o refractarios de plástico, la brecha generacional que se ha abierto entre lo moderno y lo tradicional, las nuevas dinámicas y ofertas laborales, principalmente en el campo minero, el desuso del idioma materno, así como de la transmisión de conocimientos ancestrales, han ocasionado que muchas culturas abandonen sus costumbres, lo que contribuye a la pérdida de identidad y de la riqueza cultural de nuestro estado.
En ese sentido, el Instituto Chihuahuense de la Cultura, implementará el taller de ollas de barro tradicional de la comunidad pima con la intención de que se retome el uso de este material y a la vez transmitir a los asistentes la importancia de su uso, no solo para la elaboración de piezas (ollas, comales, platos, etc.) que se emplean de forma cotidiana, sino el significado y valor que tiene en el plano cultural, ceremonial, gastronómico e identitario.
El taller tendrá lugar en la Escuela Primaria Luz Coronado, en la comunidad de Piedras Azules, en un horario de de 14:00 a 16:00 hrs. el día 16 de mayo del presente año y será impartido por la Señora Julia Olayo, quien por sus conocimientos y labor como salvaguarda del idioma O´oba, elaboración de ollas de barro y textiles pimas, gastronomía y medicina tradicional, está nominada para recibir el reconocimiento Pilares del mundo este 2016.
El Instituto Chihuahuense de la Cultura, a través del Programa de Desarrollo Cultural Yoreme, trabaja atendiendo a los pueblos originarios del estado, en coordinación con las comunidades indígenas. Este programa atiende de forma directa peticiones o proyectos que tengan que ver con la difusión, promoción, fortalecimiento, salvaguarda o apoyo de todas aquellas actividades culturales que realizan los indígenas y van desde apoyos para festividades tradicionales, publicaciones, talleres, festivales culturales, documentales y a últimas fechas, apoyo a proyectos que involucran a las nuevas tecnologías para dar a conocer, difundir y resignificar los usos y tradiciones de los pueblos indígenas.

Comparten Pimas su tradición viva en “Sol de Acantilados”

 

Madera, Chih.- Invitados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, en la tercera edición del festival “Sol de Acantilados” participaron las comunidades pimas de Yepachi y de ciudad Madera, dando una muestra de su cultura y tradiciones a través de una representación del Yúmare, ceremonia ritual de música y danza por medio de la cual agradecen a Dios por la salud, la lluvia y la buena cosecha.
Los pimas u o´oba, son uno de los cuatro pueblos indígenas originarios que habitan en el estado de Chihuahua, y sus principales comunidades se encuentran en la cabecera municipal de Madera y en el poblado de Yepachi, ubicado en el municipio de Temósachi.
El festival “Sol de Acantilados” se lleva a cabo cada año durante la Semana Santa en la zona arqueológica Las 40 Casas, como parte de la difusión del patrimonio cultural que realiza el Centro INAH Chihuahua. En este evento se forja un vínculo entre el legado arqueológico y las culturas vivas que habitan actualmente en la región, tal es el caso de los pimas, quienes compartieron parte de sus tradiciones a los asistentes a este evento.
“Esta vez estamos más organizados, más coordinados, y por ello decidimos hacernos vestimentas tradicionales para las danzas”, declaró Mario Rascón Miranda, miembro de la comunidad pima del municipio de Madera que participa por segunda ocasión en este evento, quien explicó que los trajes que portaron los 20 integrantes de su grupo para la presentación, fueron elaborados tratando de seguir las tradiciones originales.
“Nuestros trajes los hicimos con tela de gamuza de colores amarillo, café y morado para que fueran lo más parecido a los originales, ya que en el pasado se hacían con pieles de animales curtidas, teñidas con pigmentos naturales”, dijo, y agradeció el apoyo del INAH Chihuahua y del delegado Jorge Carrera Robles para la confección de sus nuevos vestuarios.
Explicó también que el Yúmare se compone de una serie de cantos y danzas, las cuales realizan durante tres días consecutivos. “En el Yúmare bailan las mujeres tomadas de las manos siguiendo el ritmo de las sonajas y el canto en lengua pima, y al mismo tiempo al compás de instrumentos de cuerdas, los hombres danzan el Pascol”, dijo.
Estas danzas fueron representadas también por los pimas de la comunidad de Yepachi, y finalmente ambas agrupaciones indígenas se unieron en una sola celebración invitando también a los espectadores a formar parte de la festividad, participando en los bailes de “los borrachos” y “el caballito”.
Mario Rascón habló también acerca de una nueva Asociación Civil que están conformando, por medio de la cual pretenden reforzar y dar continuidad a sus tradiciones en las generaciones presentes y futuras. “Lo que buscamos es hacer una gran comunidad pima en donde podamos vivir todos cerca unos de otros” comentó, y dijo que para ello están en trámites con el Registro Agrario Nacional para la adquisición de una propiedad en donde puedan agrupar a toda la comunidad pima de ciudad Madera, la cual está compuesta por 400 familias aproximadamente.
Explicó que el hecho de vivir alejados, no les permite conservar sus tradiciones de la mejor manera, ya que generalmente sus ceremonias y danzas duran varios días y es necesario pasar la noche en el lugar en el que se realizan. “Viviendo todos en una reservación buscamos conservar nuestras tradiciones de forma más libre, de esta manera nuestra cultura nunca se va a acabar”, mencionó.
Durante la presentación, Reyna María de los Ángeles Amaya, gobernadora de la comunidad pima de Madera, explicó que esto fue tan solo una muestra de las danzas del Yúmare, ya que la verdadera celebración dura tres días y se debe realizar durante tres años consecutivos. Asimismo, antes de finalizar, invitó a todo el público a formar parte del Yúmare que celebrarán durante el próximo mes de mayo. “Los invitamos para que sigan conociendo nuestras tradiciones y para que dancen con nosotros durante toda la noche”, comentó.
El festival “Sol de Acantilados” se realizó durante los días 24, 25 y 26 de marzo en la zona arqueológica Las 40 Casas ubicada en el municipio de Madera, Chihuahua, en donde además de la presentación de la cultura pima, hubo talleres de arqueología, pintura y arquitectura, así como presentaciones artísticas y recorridos por la zona arqueológica.

Vea aquí una galería fotográfica:

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1272953289386379.1073742091.518331078181941&type=3