Amos Oz: Se cierra “Una historia de amor y oscuridad”

 

Que me recuerden sólo de lo que escribí todos estos años. Sólo por mis libros…
Amos Oz

Tel Aviv- El célebre escritor israelí Amos Oz, apasionado defensor de la paz y que alzó su voz contra los fanatismos religiosos, como lo plasmó en su novela autobiográfica “Una historia de amor y oscuridad”, llevada al cine en 2015 por la actriz Natalie Portman, falleció hoy 28 de diciembre, a los 79 años.
Su hija, Fania Oz-Salzberger, informó que su padre murió como consecuencia de un cáncer, y expresó su agradecimiento “a quienes lo quisieron”, el escritor más universal de Israel falleció “tranquilamente mientras dormía, rodeado de sus seres queridos”, añadió su hija en el mensaje.
El escritor participó en la Guerra de los Seis Días, en 1967, y en la de Yom Kipur, 1973. Después, en los 70, fue uno de los fundadores del movimiento israelí Paz Ahora (Shalom Ajshav), a favor de una solución del conflicto con los palestinos basada en crear dos Estados. En sus libros, con su prosa y por medio de sus historias, unió de alguna forma la herencia cultural milenaria del pueblo judío con la identidad y realidad israelí moderna.
Su última novela publicada, “Judas” (2015), traducida en más de 30 idiomas, en la cual desmintió la traición a Jesús más con un espíritu detectivesco que teológico en el contexto de una angustiosa historia de amor que sucede en 1959.
Nació en Jerusalén el 4 de mayo de 1939.
El escritor, novelista y periodista israelí Amos Oz, cuyo nombre real era Amos Klausner, es considerado como uno de los más importantes escritores contemporáneos en hebreo.
Recibió el Premio Israel de Literatura (1988); Premio Goethe de Literatura (2005) por su libro autobiográfico “Una historia de amor y oscuridad”; y candidato varios años consecutivos al Premio Nobel de Literatura. Fue uno de los fundadores del movimiento pacifista israelí Shalom Ajshav. Profesor de Literatura en la Universidad Ben-Gurión de Beer Sheba, en el Néguev y miembro de la Academia Europea de Ciencias y Artes.
En 2007 recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras.
Escribió 18 libros en hebreo y alrededor de 450 artículos y ensayos, sus obras han sido traducidas a más de treinta lenguas, entre ellas el español.
De entre su obra, que comprende desde el ensayo a la poesía o la novela, destacan también títulos como, “La caja negra” y “Donde aúllan los chacales”.

Trae la nueva novela de Alejandro Páez Varela al oriundo de Chihuahua a este laredo para presentarla

 

‘‘Que pueblos más tristes, qué calles más tristes, qué día más tristey hasta los árboles lloran por acá’’, y un grupillo de sauces llorones tendía su cortina de ramas sin hojas al ras de la tierra conegelada.
Eso no lo supo Oriundo Laredo, aunque así fue como sucedió…

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- En el Paraninfo Universitario, el periodista y escritor chihuahuense Alejandro Páez Varela presentó el pasado jueves su más reciente libro, ‘‘Oriundo Laredo’’ donde de forma novela se adentra en: La frontera norte de México es un territorio vasto, único y sorprendente. Uno de sus habitantes protagoniza esta novela, a la vez que conoce historias que corren a lo largo de un siglo. Oriundo Laredo recorrió unas mil o dos mil veces, con toda paciencia y sin barullo, de Palomas a Ojinaga y de Canutillo a Presidio. Del este al oeste y viceversa, por toda la frontera norte de México. Y más: por esa misma frontera, pero del otro lado, también acumuló incontables millas.
Acompañaron al autor como presentadores el periodista Francisco Ortiz Pinchetti, el activista social Carlos Marentes y el gobernador de Chihuahua, Javier Corral.
Marentes, comentó, “La migración es un acto de resistencia, nadie deja a los suyos por que sí, sino porque busca enfrentar al destino adverso”.
Por su parte, Ortiz Pinchetti, comentó que, “Es una narrativa que nos cuenta la vida de los trabajadores agrícolas del sur de Los Estados Unidos, con detalles que saben a burritos de chicharrón de peya, a chile colorado”.
Alabó la obra literaria que se convierte en un notable documento periodístico, que describe, con toda precisión, la historia de una familia, durante cuatro generaciones, en el que el lenguaje coloquial y el humor suave hacen deliciosa la obra.
El gobernador del estado, destacó, “Estamos ante la gran obra de un extraordinario periodista, que será un mejor escritor de lo que ha sido como periodista”.
“Páez es un orgullo de Chihuahua, es hijo de Aurelio Páez Chavira, el periodista parralense que impactó a muchos, entre ellos a mí”, digo Corral Jurado.
El autor, de obras como “Corazón de Kaláshnikov” (Planeta, 2009. Reedición Alfaguara, 2014), “El reino de las moscas” (Alfaguara, 2012) y “Música para perros” (Alfaguara 2013) declaró que esta es una novela que se concentra más en el sur gringo, en ese sur cada vez más parecido al México, usado como tapete de odio por Donald Trump.
“Oriundo Laredo es una cuarta novela en Alfaguara, escribí en los últimos años una trilogía, que estaba muy concentrada en dibujar más que la frontera, una especie de región de México, una especie de región central, una buena parte de Chihuahua, una buena parte de Texas y de Nuevo México”.
Agradecido por la presencia de varios de sus amigos, a los que les escribió un leve texto: estaban mis maestros, como Antonio Pinedo; estaban mis amigos, como Carlos Marentes, Francisco Ortiz Pinchetti, Javier Corral. Estaban Andrés Páez y su esposa; y mis primos. Había gente amable y cálida, y la noche seca tibia, y el olor de la llanura y los pastizales me recordaron por qué amo Chihuahua.
En el ambiente, siempre, estuvo el recuerdo de mi padre Aurelio.
En resumen: fue como una fiesta familiar.
Y firmé muchos libros.
Estoy agradecido.
Oriundo está agradecido.
Nos fue bien.
Antes en persona, ante la audiencia desentaró un poco el título de su novela, “Aunque Laredo es un apellido en la obra, Oriundo es un nombre y Laredo es apellido, pues se refiere a esto, que nosotros como fronterizos, incluso como chihuahuenses, sabemos que uno le dice como chihuahuense, voy al otro laredo, o ahora de este laredo, es un poco esa idea”.
‘‘Oriundo Laredo’’ ya está a la venta y su autor sigue con las consabidas presentaciones por el país. Punto, hasta aquí.

Muere Luis González de Alba, escritor y líder del Movimiento del 68

 

Guadalajara, Jalisco- El escritor, ganador del Primer Premio Nacional de Periodismo 1997 por su labor en la divulgación de la ciencia, Luis González de Alba, falleció en su casa de Guadalajara, ubicada en la Colonia Americana, a los 72 años, según reportes de la Fiscalía General del Estado, el autor de “Y Sigo Siendo Sola”, “Olga” y “El Sol de la Tarde”, se quitó la vida.
Luis González de Alba nació en Charcas, San Luis Potosí, y creció en Guadalajara.
Participó en el movimiento estudiantil de 1968, en donde fue fundador del Consejo General de Huelga. Fue detenido en Tlatelolco el 2 de octubre y llevado a la cárcel de Lecumberri, donde escribió su primera novela “Los días y los años”, donde relata lo ocurrido.
Muere exactamente en el día que se conmemoran los 48 años del movimiento estudiantil.
Al terminar sus estudios se integró al Consejo Nacional de Huelga que encabezó el Movimiento estudiantil en México de 1968. El 2 de octubre de ese año fue aprehendido durante el mitin de Tlatelolco y recluido en la cárcel de Lecumberridurante dos años. Allí estudió hebreo y escribió su primera novela, Los días y los años, en la que relata su propio testimonio sobre el movimiento estudiantil en el que participó. Tras ser liberado se autoexilió en Chile durante un año y posteriormente viajó por Argentina y Brasil.
Siendo abiertamente homosexual, ublicó en la revista Siempre en 1975 el primer manifiesto mexicano en defensa de los homosexuales, documento que elaboró con Carlos Monsiváis y Nancy Cárdenas.
En 1983 dejó de publicar en Unomásuno para pasar un año sabático en París, Francia. A su regreso se unió al grupo de periodistas y escritores que fundaron el diario La Jornada, encabezados por Carlos Payán. Participó también en la fundación de los partidos políticos Socialista Unificado de México (PSUM), Mexicano Socialista (PMS) y de la Revolución Democrática (PRD). Publicó durante más de una década la columna La ciencia en la calle en el diario mexicano La Jornada, hasta su salida del diario en 1997. Al momento de su muerte publicaba la columna semanal «Se descubrió que…» en la cadena de Grupo Milenio, en la que escribía sobre ciencia, política y acontecimientos del país.
El 28 de septiembre de este año, escribió en su blog, en el que compartió tres manuscritos: Estas hojas escritas a lápiz y ya casi ilegibles están en el Archivo General de la Nación. Debió de ser por los primeros meses de 1969 cuando pensé que los hechos de la TARDE del 2 de octubre, cuando quedé confundido entre los de civil que comenzaron a disparar un tanto al azar, pero no al aire, los iba a olvidar. Compré en la tienda Conasupo interna de Lecumberri unas hojas tamaño carta, sueltas, y un lápiz. Así guardé esa primera memoria. Luego los usé para mi crónica Los días y los años.
Tiene mi letra de entonces y tachaduras, unas se entienden y otras no. Pero es un documento que ofrezco ahora que vienen los 48 años de aquella tarde.

Muere Martha Margarita Rojano, primera mujer periodista de Chihuahua

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- El medio periodístico chihuahuense se vistió de luto hoy sábado con la muerte de Martha Margarita Rojano Lucero, la primera mujer en adentrarse en el mundo del periodismo chihuahuense.
Originaria de Cuernavaca, Morelos, de una belleza y elegancia sin igual, que conservó hasta sus últimos días, Martha Margarita, de 84 años, falleció a causa de un paro respiratorio y durante su carrera periodística que ejerció por más de 50 años, recibió innumerables premios, entre los que destacan, el primer lugar en entrevista en el IV Certamen Estatal de Periodismo en 1980-81.
Una mujer con visión, entrega y pasión, que de las páginas de sociales, en busca de un crecimiento laboral, saltó a las páginas de información general, en una época en la cual imperaba la presencia masculina. En sociales duró cinco años, después solicitó su cambio, «Un día supe que en realidad quería estar en el periodismo y si quería evolucionar necesitaba cambiarme. Quería hacer carrera en el periodismo. Dijeron que una mujer no iba a poder y me dieron ocho días de prueba. Me quedé muchos años».
Trabajó a la par con periodistas como Esteban y Óscar Ruiz, Joaquín González, Pepe Portillo, Óscar W. Ching Vega, Andrés Páez, Roberto Gabaldón, Alfonso Aldape, Octavio Sandoval, Alberto Ruiz Sandoval, Alejandro Irigoyen, además de los ‘nuevos’ de aquellos años, como Javier Contreras, Carlos Mario Armendáriz, Ricardo Luján, Raúl Lechuga, Felipe Fierro, José Luis Jáquez.
Inició su carrera a los 18 años en El Heraldo, en los años 50’s, entrevistó a personalidades de la política, cultura y social del estado, cubrió el asalto al cuartel de Madera en 1965 y los tumultuosos sucesos políticos de 1983 a 1985.
En el 2006, el colegio de Periodistas de Chihuahua (Colpechi) la incluyó en el homenaje a los decanos del periodismo.
Sobre su arribo al periodismo, confesó a la periodista Patricia Mayorga, «No es posible que llegues esperando un trato preferencial por ser mujer, tienes que entrarle a reportear. A mí nunca me trataron mal los hombres, nunca practicaron el palo encebado, no me ayudaron pero no me metieron zancadillas. Hice buenos cuates».
Vivió dos épocas en el mundo periodístico, la de la búsqueda de la información y la de las nuevas tecnologías, «Luchábamos por la exclusiva, por la información. Ahora es una maravilla vivir en este tiempo por la tecnología, pero antes peleábamos más la nota, ahora hace falta más crónica y reportaje. Y con la tecnología, tienen más ventajas. Por ejemplo, la noticia de Kennedy tardó un día en conocerse en todo el mundo y la de Michael Jackson se dio a conocer en cuestión de segundos».
Esposa de Samuel Villa, hijo de Francisco Villa y prima de Diego Lucero, también se desempeñó como vocera del ISSSTE durante años y reportera en el noticiero Cinco a la Hora, de Radiorama de Chihuahua.
Amiguera hasta sus últimos días, siempre estaba dispuesta a salir a festejar los cumpleaños de sus amigas y compañeras.
La mujer que marcó historia y la dejó por escrito, la amante de la música y la literatura, la amiga llena de anécdotas, la decana, recibirá su adiós en Funerales Nuevo Amanecer de la avenida Pacheco hoy sábado a partir de las cinco de la tarde, para mañana domingo despedirla en cremación, como fue su última voluntad. Se va la periodista, queda su legado. Punto, hasta aquí.

Se cierra una era en la comunicación masiva; muere Jacobo Zabludovsky

«No dejen la profesión, es la mejor del mundo, y prepárense porque, cada vez, se tiene más acceso a la fuente de la cultura y necesitamos estar a la altura de nuestro público»

jacobo 2

México, D.F.- El periodista Jacobo Zabludovsky murió la madrugada de este jueves, luego de haber estado hospitalizado, desde hace unos días, por deshidratación, en el Hospital ABC de la Ciudad de México.
El coordinador de noticias del programa radiofónico “De 1 a 3” -donde Jacobo era el titular- confirmó el fallecimiento ocurrido la madrugada de este jueves, a causa de un derrame cerebral.
El comunicador acababa de cumplir 87 años el pasado 24 de mayo.
Durante 27 años que permaneció al frente de “24 Horas”, que comenzó a transmitirse en 1970 y fue tachado por muchos de ser un informador oficialista al grado de que el grupo Molotov le compuso el tema, ‘No te hagas bobo Jacobo’.
Zabludovsky abandonó “24 Horas” en 1998, lo que marcó el fin de una era para el periodismo en México, después de lo cual reconfiguró su carrera para convertirse en conductor radial.
Los restos del periodista serán enterrados este jueves en el panteón judío de la Ciudad de México.
Jacobo Zabludovsky Kraveski nació en México, D. F.; 24 de mayo de 1928 fue abogado y periodista mexicano de ascendencia judeo polaca.
Sus padres fueron David Zabludovski y Raquel Kraveski quienes emigraron de Polonia en 1926.
Desde sus primeros meses vivió en el famoso barrio de la Merced en la Ciudad de México. Se graduó como abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México el 21 de julio de1967. Es hermano del arquitecto y pintor Abraham Zabludovsky y padre del periodista Abraham Zabludovsky. Se casó por conveniencia el 22 de junio de 1954 con Sarah Nerubay Lieberman, de origen judío-ruso, hija de un próspero comerciante de la Ciudad de México, con quien procreó a tres hijos: Abraham, Jorge y Diana.
Comenzó a trabajar como periodista en 1946 en Cadena Radio Continental de noticieros. En 1947 ingresó en la XEX-AM, como subjefe de Servicios Informativos. En los inicios de la televisión en México, en 1950, asumió la producción y dirección del primer noticiero profesional en el país y continuó relacionado con las noticias hasta el 30 de marzo del 2000, cuando renunció a Televisa. al saber que su hijo, el economista y comunicólogo Abraham Zabludovsky, dimite a dicha empresa tras el nombramiento de Joaquín López Doriga como titular del noticiero nocturno, al haber salido también el periodista Guillermo Ortega Ruiz.
Su crónica del terremoto del 19 de septiembre de 1985 en la Ciudad de México desde un teléfono de su automóvil (algo prácticamente inexistente en aquellos tiempos) marcó su vida tras ver la ciudad y su sitio de trabajo, Televisa, destruidos. Al llegar a las instalaciones, expresó: «Estoy llegando a mi casa de trabajo, donde he pasado más tiempo que en mi propia casa, y está totalmente destruida. Sólo espero que mis compañeros, mis hermanos de labor, estén todos bien.» Ganó un premio por dicha narración.

Jacobo