Presentan el libro “La Cultura de Casas Grandes”, un excelente trabajo de compilación bellamente ilustrado

 

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- El Salón Rojo de Palacio de Gobierno fue la sede para que viera la luz la edición del libro de gran formato “La Cultura de Casas Grandes”, obra única en su género en español que reúne los trabajos de investigación de campo sobre Paquimé de 21 arqueólogos de México y Estados Unidos, como Carl Sofus Lumholtz, Edwin Booth Sayles, Charles Corradino Di Peso, Eduardo Contreras Sánchez y Jane Holden Kelley, fallecida en 2016, Arturo Guevara Sánchez, Arthur C. MacWilliams, Timothy D. Maxwell, Fátima K. Gutiérrez Vacío, Francisco Mendiola Galván, Eduardo Pío Gamboa, Paul E. Minnis, Alberto Peña Rodríguez, José Luis Punzo Díaz y Gordon F. M. Rakita,
El libro cuenta con la participación de Timothy D. Maxwell y Rafael Cruz Antillón como compiladores y coordinadores, presentes en la presentación; está ilustrado con las bellísimas fotografías de Héctor Jaramillo; Rafael Cruz en la dirección de contenido; Edna Suzana Gutiérrez Beha y Gisela Franco en el diseño editorial
Destaca también que con este libro la editora Gisela Franco Deándar cierra con broche de oro su exitosa etapa al frente del Programa Editorial del Gobierno del Estado.
Presentes en la presentación, el gobernador del estado, Javier Corral; la titular de la Secretaría de Cultura, Concepción Landa; el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández y el delegado del INAH Chihuahua, Jorge Carrera.
Javier Corral habló sobre la cultura de Casas Grandes, “ha sido objeto de admiración y asombro, tanto por los pueblos que tuvieron el privilegio de contemplarla, en su auge como puente comercial entre Mesoamérica y el sur de lo que es ahora los Estados Unidos, como entre los colonizadores europeos y, tiempo después, de los arqueólogos que la han estudiado y quienes siguen considerando con admiración los restos de su arquitectura única y de su alfarería prodigiosa”.
Sobre el libro agregó, “se trata de una deliciosa y espléndida edición, un libro rico en contenido y en imágenes, que con su tamaño y calidad corresponde a la obra redonda para un trabajo como el que han logrado los autores, puesto que no existían documentos en español que registraran de la manera en que se hace en esta obra, el trabajo de investigadores, arqueólogos e historiadores sobre esta enorme región”.
A petición del director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, el gobernador se comprometió a realizar una edición del libro más accesible para toda la comunidad.
La titular de cultura del estado, Concepción Landa dijo, “la publicación de éste libro significa un gran avance para la arqueología del norte de México ya que por sus características es un libro único, ya que no existen documentos en español que registre el trabajo de investigadores, arqueólogos e historiadores sobre la cultura de Casas Grandes y sus alrededores”.
Uno de los compiladores y coordinadores del libro, Rafael Cruz Antillón, comento, “muchas gracias a toda la población de Paquimé, de Casas Grandes, es un honor presentar este libro que reúne el esfuerzo de muchos investigadores, de muchos años de trabajo, de muchos esfuerzos, sacrificios, no solo de nuestra parte, sino de mucha gente. De alguna manera este libro es un homenaje a esta cultura y a todos los investigadores que lo han hecho posible”.
Rafael Cruz Antillón externó su agradecimiento a, “Gisela Franco que es la editora de este libro por su corazón, entrega y participación, mi reconocimiento público y agradezco también el talento que nos dio Héctor Jaramillo, el fotógrafo de esta obra”.
Su compañero en la compilación, Timothy D. Maxwell, también dirigió unas palabras, disculpándose por su poco dominio del español, “He trabajado en Chihuahua por muchos años, pero no soy fluyente en el idioma todavía, el libro representa cientos de años de investigación y no hay otro libro similar, ofrece la oportunidad de aprender más sobre nuestras culturas ancestrales, estoy feliz de trabajar con Rafael Cruz Antillón”.
El director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, dijo que este libro es un excepcional compendio del trabajo sobre la cultura más relevante del norte mexicano y que se debe celebrar pues no existe un libro como este, lo cual plantea un reto porque la arqueología de México se ha concentrado en el centro y sureste de México, por lo que se debe construir una arqueología pluricultural, con diversidad, lingüística, étnica, regional, sexual y de toda índole.
Parte medular del libro es el impresionante trabajo fotográfico realizado por Héctor Jaramillo, y se nota en sus palabras, “Encantador proyecto. Lleno de armonía. Rafa (Rafael Cruz Antillón) es muy querido en el gremio de los arqueólogos así que consiguió textos muy amorosos y sabios. Gisela Franco no se midió con el diseño, además de ser súper empática para trabajar en equipo. Fueron tres años casi ininterrumpidos. Fue un trabajo inmenso, tal vez el que más esfuerzo me ha tomado y como trabajo en equipo, el libro más amoroso en el que he participado”. Punto, hasta aquí.

Celebran declaratoria de Paquimé como Patrimonio Cultural de la Humanidad

Casas Grandes, Chih.- Con el propósito de fortalecer la apropiación del patrimonio y la identidad regional, así como promover el patrimonio arqueológico del estado, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, a través del Museo de las Culturas del Norte, realizará una serie de actividades para conmemorar que hace 19 años, la Zona Arqueológica Paquimé, ubicada en el municipio de Casas Grandes, fue incluida dentro de la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.
La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), promueve la identificación, la protección y la preservación del patrimonio cultural y natural de todo el mundo considerado especialmente valioso para la humanidad. Todos los países poseen sitios y monumentos de interés local o nacional, pero para que este Patrimonio Nacional sea considerado también Patrimonio Mundial tiene que poseer un valor de carácter universal excepcional, como fue el caso de la Zona Arqueológica Paquimé.
En el Auditorio del Museo de las Culturas del Norte, situado a un costado de la Zona Arqueológica, se proyectará un video documental acerca las primeras excavaciones realizadas en este importante sitio, material audiovisual proporcionado por la asociación estadounidense Amerind Foundation.
Además, autoridades locales, así como directivos del Centro INAH Chihuahua, otorgarán un reconocimiento a los primeros trabajadores que se desempeñaron como custodios especializados de la Zona Arqueológica, tanto a quienes se encuentran retirados de sus labores, así como un homenaje póstumo a los custodios que han fallecido.
En el año 1998, la UNESCO declaró a Paquimé como Patrimonio Mundial de la Humanidad, una de las 11 Zonas Arqueológicas declaradas en el país, ya que cumple con las características específicas que lo catalogan como un lugar de interés para la comunidad internacional que debe ser preservado para las futuras generaciones.
Se considera que durante la época de esplendor de la Cultura Casas Grandes, aquí en Paquimé vivieron más de tres mil personas. En este lugar convergieron tradiciones culturales: las del Desierto, las de Occidente y del Centro de México; generando una cultura distintiva. Sus formas de organización social, sus estrategias de supervivencia, el manejo de sus recursos naturales, su sistema religioso, sus manifestaciones artísticas en cerámica y los vestigios de su arquitectura han significado un símbolo de inspiración para la cultura contemporánea.
Cada año, en el Museo de las Culturas del Norte se realizan diversas actividades y eventos para realzar esta fecha, ya que esta declaratoria le ha dado a este sitio un importante reconocimiento a nivel internacional, posicionándolo como un testimonio excepcional de las relaciones entre los Pueblos del Norte de México y Mesoamérica, que ofrece evidencia única de la construcción con tierra y del su ensamble arquitectónico.

Viven Paquimé a través de recorridos interactivos

 

Casas Grandes, Chih.- Estudiantes de la Universidad Pedagógica Nacional del Estado de Chihuahua (UPNECH), Campus Nuevo Casas Grandes, han desarrollado un proyecto por medio del cual se realizan recorridos interactivos por la Zona Arqueológica Paquimé.
Ataviados como los antiguos pobladores de la ciudad prehispánica, los estudiantes de quinto semestre de la Licenciatura en Intervención Educativa de la UPNECH, guían a los visitantes por las diferentes áreas del recorrido, narrándoles los acontecimientos que hace 800 años sucedían en lo que hoy es la Zona Arqueológica.
“La intención es hacer más atractivo y divertido el recorrido y fomentar en los niños el gusto por su cultura”, comentó Annie Villalba, quien al lado de su compañera Brenda Loya participa de manera entusiasta en esta iniciativa.
La idea surgió para implementar un método que complementara la formación académica de los estudiantes de la UPNECH, ya que al trabajar con los alumnos de jardín de niños y primaria que visitan la zona arqueológica desarrollan técnicas de enseñanza por medio de estrategias específicas, como la escenificación y la narración.
En coordinación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Centro Cultural Paquimé, la escuela desarrolló este programa apoyándose en la información proporcionada por arqueólogos que han trabajado en el sitio, y como resultado se ha obtenido un creciente interés por las visitas guiadas.
Durante el III Festival en las Casas Grandes, celebrado recientemente en el Centro Cultural Paquimé, gracias a este programa de recorridos interactivos se contó con la visita de 32 escuelas, en donde más de mil niños tanto de Casas Grandes como de los municipios cercanos, tuvieron la oportunidad de conocer la historia que hay detrás de los vestigios arqueológicos.
“Los niños se emocionan y se van muy motivados”, comentaron las estudiantes acerca de las reacciones que notan en los visitantes al realizar el recorrido, en donde participan alrededor de 15 guías, cada uno colocado en diferentes estaciones de la zona arqueológica.
La antigua ciudad de Paquimé, ubicada en el municipio de Casas Grandes, es la más importante de las cinco zonas arqueológicas abiertas al público en el estado de Chihuahua, está incluída en el listado de Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO, además, a principios del 2015 quedó inscrita también en el Registro de Protección Especial al lado de otras ocho importantes zonas arqueológicas de México.
El Festival en las Casas Grandes es un evento que realiza cada año el Centro INAH Chihuahua en conjunto en el Centro Cultural Paquimé. La intención es rescatar y difundir el patrimonio cultural de la zona arqueológica y hacer partícipe de ello a la comunidad de Casas Grandes y sus alrededores.

Finalizan en diciembre réplica de Paquimé en El Chamizal

réplica paquimé (6)

Chihuahua, Chih.- En los jardines del Museo de Arqueología El Chamizal de Ciudad Juárez, se pueden observar los muros de seis metros de alto construidos a base de tierra apisonada, la misma técnica artesanal que fue utilizada hace 800 años para edificar la antigua ciudad de Paquimé. Y es que, en este museo, están a punto de concluir los trabajos de construcción de las réplicas del Patio de las Guacamayas, la habitación de la Casa Grande, y el observatorio del Montículo de la Cruz; tres recintos que originalmente se encuentran en dicha zona arqueológica ubicada en el municipio de Casas Grandes.
Como una iniciativa del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, esta obra se realiza gracias al aporte económico otorgado por la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), a través del Programa de Empleo Temporal (PET). La intención es dar a conocer las técnicas originales de construcción de la antigua ciudad prehispánica, además de acercar este monumento arqueológico a quienes no tienen la posibilidad de viajar para conocerlo.
Esta obra comenzó a finales del 2014 y se tiene contemplado que concluya en su totalidad para el mes de diciembre del 2015, según informó la arquitecta Alba Máynez Segura, coordinadora de este proyecto, quien en días pasados estuvo en el municipio de Santa Isabel para participar en el Taller Internacional de Conservación y Restauración de Arquitectura de Tierra (TICRAT) 2015, impartiendo una plática acerca del proceso realizado para llevar a cabo dicha construcción.
Durante la exposición, habló sobre el estudio previo que fue necesario realizar para la construcción de una réplica escala uno a uno de los elementos de la ciudad prehispánica, ya que, según detalló, se tuvieron que tomar en cuenta no solo aspectos técnicos como las dimensiones y proporciones adecuadas, sino características humanas antiguas y las formas relacionadas con la vida hacia la naturaleza, además de sus ritos ceremoniales y su conexión con el universo y las estrellas.
El método de tapial consiste en lograr un solo muro conectado por medio de cimbras o moldes en las que se vacía una mezcla con las proporciones adecuadas de tierra, cal y agua; para luego ser compactada con una herramienta llamada pisón que puede ser de piedra o de de metal.
“Nuestro material de trabajo es la tierra, hemos realizado todo de manera artesanal ya que el sitio nos obliga a estas condiciones, por lo que el elemento humano ha sido fundamental para esta obra”, declaró la arquitecta, y detalló que las personas que actualmente trabajan en las cuadrillas de construcción, se han encargado de tareas como ubicar los bancos de tierra, llevar acarreos hasta el sitio de obra, seleccionar piedras, hacer las mezclas y vaciarlas en el encofrado, apisonar la tierra y prácticamente “bailar” sobre ella para lograr la compactación adecuada.
“El edificio fue creciendo en capas de 5 a 7 centímetros, para lo cual se requiere de un gran esfuerzo físico”, indicó, y dijo también que la primera corrida de 15 centímetros llevó un total de dos días ejecutarla por completo.
“El proceso del tapial tiene varias recomendaciones, es una técnica que requiere un proceso de trabajo con la tierra muy minucioso”, mencionó describiendo que al cernirla, se recupera tal solo un 65 por ciento por cada metro cúbico de esta tierra “esto nos genera un trabajo bastante arduo”, añadió.
Posteriormente, conforme los muros fueron edificándose, se han ido abriendo las ventanas y puertas en forma de T, una de las características más representativas del sitio arqueológico. Esta tarea, según describió la expositora, emplea alrededor de cuatro horas por medio del trabajo de cinco personas.
Este trabajo se inició como una manera de complementar la museografía del jardín del museo, ya que solo se cuenta con réplicas de objetos importantes de las culturas meseoamericanas, pero las culturas del norte o aridoamérica no estaban contempladas. “El museo recibe visitas diariamente de niños de escuelas a quien va dirigido principalmente este proyecto, para que conozcan sitios que probablemente sean difíciles de visitar”, concluyó la arquitecta Máynez.

Viento en popa el II Festival en las Casas Grandes

IMG_8114

Casas Grandes, Chih.- En el Museo de las Culturas del Norte se realizó la inauguración del , evento que se llevará a cabo durante los días 22, 23 y 24 de octubre en el Centro Cultural Paquimé del municipio de Casas Grandes.
El festival es realizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) delegación Chihuahua, a través del Centro Cultural Paquimé y en coordinación con el Consejo Regional de Cultura del Noroeste. De manera conjunta se lleva a cabo, en este mismo recinto, la XVII Conferencia de Arqueología de la Frontera Norte, evento de corte académico que congrega especialistas dedicados al estudio y conservación del patrimonio arqueológico.
El delegado del INAH en Chihuahua, Jorge Carrera, fue el encargado de declarar formalmente inaugurado el evento, describiéndolo como una oportunidad de generar un espacio para la difusión de la cultura, aprendiendo y disfrutando de tres días de contenidos arqueológicos y de expresiones artísticas populares de otras latitudes.
Este año se cuenta con la presencia de invitados del estado de Oaxaca, ya que aunado a la intención de rescatar y difundir el patrimonio cultural de la zona arqueológica Paquimé, se pretende promover y valorar otras culturas indígenas de México, por lo que el programa incluye exhibiciones, conferencias y manifestaciones artísticas de la cultura oaxaqueña.
“El año pasado contamos con la participación de los yaquis de Sonora y los raramuris de Chihuahua, quienes nos mostraron parte de su cultura a través de la danza y la música”, mencionó el antropólogo Carrera, y dijo también que este festival transita entre la cultura milenaria y las expresiones de las culturas indígenas vivas del estado y del país. “Queremos reivindicar a Paquimé con el encuentro y el respeto entre culturas”, dijo.
Por ello agradeció a la delegación del INAH en el estado de Oaxaca, que con toda disposición contribuyó para integrar la muestra del arte popular oaxaqueño que hoy se presenta. “Esto nos permite que ahora estemos disfrutando de estas bellezas, que los niños y niñas disfruten de cerca el proceso de tallado de madera y la construcción de cerámica con otras técnicas como las de Oaxaca”, mencionó.
Reconoció también la colaboración de los integrantes del Consejo Regional de Cultura del Norte, el cual está conformado por los municipios de Janos, Ascensión, Galeana, Buenaventura, Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes. “Iniciamos este proyecto hace un año y medio invitando a los seis municipios de la región planteándoles una propuesta que nos ayudara a reposicionar el museo y la zona arqueológica. Hoy para fortuna de todos nosotros, celebramos la segunda edición de este festival”, declaró.
Dijo también que en esta ocasión se integró dentro de este evento la Conferencia de Arqueología de la Frontera Norte, que comienza el día de hoy. “Tendrán la oportunidad de asistir a conferencias del más alto nivel en materia de arqueología, en donde se hablará de los sistemas de irrigación que hicieron posible que esta zona arqueológica fuera lo fue hace 800 años”.
Mencionó a los ceramistas de Mata Ortíz, quienes por segunda ocasión exhiben su trabajo en este festival, y cuya cerámica tiene en Paquimé su razón de ser. “Hoy nos motiva y gratifica ver todas estas expresiones que la colocan como una de las expresiones del arte popular más importantes”, concluyo.
El director del Centro Cultural Paquim¬é, Mauricio Salgado, dio la bienvenida a todos los participantes, señalando que este festival representa e interpreta culturalmente nuestro legado y nuestro patrimonio nacional. “Paquimé es un orgullo internacional que nos acerca y nos une de manera regional, y nos permite juntar esfuerzos para adquirir y reforzar nuestra identidad”, manifestó.
Durante la ceremonia inaugural estuvieron también Eduardo Gamboa, coordinador de la XVII Conferencia de Arqueología de la Frontera Norte; Gabriela Rico, directora de Cultura y Turismo del Municipio de Nuevo Casas Grandes; Rubén Parra, Presidente Municipal de Janos; José Luis Vega, director del Cultura del Municipio de Buenaventura; Héctor Alan Arreola, Presidente del Municipio de Galeana; José Carlos González, director de Cultura y Turismo del Municipio de Casas Grandes; Omar Bautista , del Centro INAH Oaxaca.
El Festival en las Casas Grandes se realiza del 22 al 24 de octubre en el Centro Cultural Paquimé del municipio de Casas Grandes en un horario de 9:00 a 20:00 horas. La entrada es gratuita.

Protege ‘Escudo azul’ de la UNESCO la zona arqueológica de Paquimé

placa paquimé

Casas Grandes, Chih.- En mayo del año 2015 se concluyó el proceso de inscripción de nueve zonas arqueológicas mexicanas denominadas patrimonio mundial en el Registro Internacional de Bienes Culturales bajo Protección Especial de La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), entre estos nueve sitios destaca la antigua ciudad de Paquimé ubicada en Casas Grandes, Chihuahua.
Hace un par de dìas se realizó un acto protocolario simultáneo de colocación de placas en los nueve sitios inscritos: la ciudad prehispánica de Palenque, Chiapas; la ciudad prehispánica de Teotihuacan, estado de México; la zona arqueológica de Monte Albán, Oaxaca; la ciudad prehispánica de Chichén Itzá, Yucatán; la ciudad prehispánica de El Tajín, Veracruz; la ciudad precolombina de Uxmal en Yucatán; la zona de monumentos arqueológicos de Xochicalco, Morelos; la antigua ciudad Maya de Calakmul, Campeche.; y por supuesto la zona arqueológica de Paquimé, en Chihuahua.
Durante la ceremonia, el delegado estatal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Jorge Carrera Robles, refrendó el compromiso de seguir trabajando para asegurar la protección, conservación y resguardo de este importante patrimonio cultural, además de reforzar planes y programas para su difusión y promoción turística.
Aurelio Rigoya, en representación del delegado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Alfredo de la Torre, dijo sentirse honrado de contribuir a enaltecer una de las ciudades más hermosas de la antigüedad y detalló que gracias al trabajo interinstitucional realizado desde el año 2012, se sustentó exitosamente ante la UNESCO la relevancia histórica, cultural y científica de estos nueve sitios arqueológicos, lo que hizo procedente esta nueva inscripción.
Anteriormente, en el año de 1998 la UNESCO incluyó a la zona arqueológica Paquimé en el listado de Patrimonio Mundial de la Humanidad, ahora con esta nueva inscripción bajo el concepto de “protección especial” goza de inmunidad conforme a la Convención para la Protección de los Bienes Culturales en caso de Conflicto Armado (Convención de La Haya de 1954), ratificada por México en 1956.
Este “Escudo Azul” colocado el día de ayer, es el emblema protector de la Convención de La Haya, y fue colocado en cada una de estas zonas con el propósito de promover la protección de las mismas ante todo tipo de circunstancias.
La actuación de las autoridades nacionales en vista del régimen de protección especial contribuirá, entre otros temas, a la planificación de medidas de emergencia ante desastres, a la prevención y mitigación de daños, a preparar traslados de bienes muebles o su resguardo, a combatir el tráfico de bienes culturales y a promover la conservación vinculando diversas convenciones culturales de la UNESCO.
El proceso de identificación y solicitud de inscripción de los bienes culturales fue realizado por la Comisión Intersecretarial de Derecho Internacional Humanitario (CIDIH-México), integrada por las secretarías de la Defensa Nacional, Marina, Gobernación y Relaciones Exteriores, a través de un Grupo de Trabajo en el que participó el Instituto Nacional de Antropología e Historia, así como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), con el apoyo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.
En la ceremonia estuvieron presentes el General Brigadier del Diplomado del Estado Mayor, Vicente Antonio Contreras; el presidente Municipal de Casas Grandes, Humberto Baca Tena; el director del Centro Cultural Paquimé, Mauricio Salgado, así como el personal del museo y la zona arqueológica.

Presenta INAH la aplicación móvil “Paquime”

Chihuahua, Chih.- El Centro Cultural Paquimé cuenta con una nueva herramienta tecnológica que puede ser utilizada con la finalidad de difundir y conocer esta importante zona arqueológica, por medio de la cual el usuario podrá indagar datos como la historia del sitio, ubicación, exhibiciones en el museo y calendario de eventos.
Se trata de la aplicación móvil “Paquime”, misma que puede descargarse de manera gratuita desde la tienda de aplicaciones de Google “Play Store” para ser ejecutada en teléfonos inteligentes, tabletas y otros dispositivos móviles.
La antigua ciudad prehispánica de Paquimé, ubicada en el municipio de Casas Grandes, es la más importante de las cinco zonas arqueológicas abiertas al público en el estado de Chihuahua, ya que constituye la más significativa expresión de las culturas del desierto. En el año de 1998 la UNESCO incluyó a Paquimé en el listado de Patrimonio Mundial de la Humanidad, además de que a principios del 2015 quedó inscrita también en el Registro de Protección Especial al lado de otras ocho importantes zonas arqueológicas de México.
A un costado de esta zona se encuentra el Museo de las Culturas del Norte, un recinto que alberga una de las más bellas colecciones arqueológicas del norte de México recuperada durante las excavaciones en el sitio con proyectos de investigación.
Recientemente el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, a través del Museo de las Culturas del Norte, presentó esta aplicación ante los medios de comunicación y la comunidad de Casas Grandes, en donde Ricardo Espino, creador del proyecto, declaró que esta idea surgió al pretender realizar una aportación al desarrollo de la cultura regional a través del uso de herramientas tecnológicas.
Esto se hizo posible gracias a la colaboración de un equipo de trabajo del Centro de Estudios Tecnológicos Industriales y de Servicios (CETIS) No. 93; dirigido por Ricardo Espino y conformado por el diseñador Carlos Ochoa; Hortensia Morales y Guillermo Aguirre,encargados del audio; Maricarmen López en la fotografía; Gabriela García Ruiz, traductora del lenguaje a señas; y Mauricio Salgado y Denika López en los contenidos.
Utilizando esta plataforma el usuario tendrá la oportunidad de obtener datos importantes de una manera amigable y sencilla, tales como la ubicación de la zona a través de “Google Maps”, información referente al Museo de las Culturas del Norte, así como una sección de noticias donde podrán recibir notificaciones sobre los distintos eventos que se lleven a cabo en el Centro Cultural Paquimé.
Otro punto que vale la pena destacar, es que esta aplicación cuenta con accesibilidad para personas con debilidad visual y discapacidad auditiva, ya que contiene videos con lenguaje a señas mexicano, así como videos y audio de los diferentes puntos de la zona arqueológica.
“Esta nuevo servicio será de gran apoyo para los visitantes en general como medio para difundir la valiosa información acerca de la zona arqueológica y las actividades que actualmente se realizan en el museo”, declaró el director del Centro Cultural Paquimé, Mauricio Salgado, durante la presentación.
Una vez instalada esta aplicación no es necesario estar conectado a internet para poder reproducir los videos y audio del recorrido, solo se requerirá estar en línea para tener acceso a las notificaciones y actualizaciones.