Miguel y Miguel: Vive el Palenque una noche de leyenda

Carlos Urquidi G.
Fotografías: Alberto Torres

Chihuahua, Chih.- Quién no ha escuchado temas canciones como “Medias negras, “El cisne, “Se va muriendo mi alma, “No soy monedita de oro”, “Dos botellas de mezcal” y especialmente “Sonora y sus ojos negros”, y “Una cruz de madera”…
Esas y más canciones abrieron brecha para que la música mexicana en general y la música norteña en particular traspasara fronteras no solo regionales o nacionales, sino también internacionales.
Y el Palenque de la ExpoGan 2019 vibró con la presencia de sus creadores, Miguel y Miguel, el otrora dueto ahora convertido en grupo, pero con la voz original, Don Miguel Ángel Angulo Castro, que logró no solo poner en alto la música norteña, sino también se adelantó a la moda de las bandas regionales tan solicitadas hoy en día.
Antes de entrar al redondel, Don Miguel y su ahora grupo, charló de forma amena, recordando el porqué sigue vigente en la memoria del colectivo, “es que a mí es algo que me ha encantado hacer, no se me quitan las ganas de cantar, nunca, por eso cuando canto, canto con ganas y la gente me acepta y pues canto con más ganas”.
Sobre sus emblemáticos temas, dice, “hay varias, pero creo que no hay otra como ‘Sonora y sus ojos negros’, hasta película se le hizo”.
En una época actual donde ya es común ver el surgimiento de bandas, grupos o solistas con música mexicana, “surgieron muchos grupos con el mismo estilo de Miguel y Miguel, la raza aceptó mucho el estilo de las guitarras, ahorita hay músicos muy buenos pero con nuestro estilo”.
Y tras tantos años en la escena, “Miguel y Miguel no han pasado de moda aun”.
Y esa enorme trayectoria le da todo el derecho de mandar un mensaje a los músicos nuevos que quieren labrarse una carrera, “yo les digo que para hacer algo que perduro no hay que quitar el dedo del renglón y aunque muchas veces le vaya mal a uno o se baje la ilusión no hay que rendirse, hay que seguir para adelante y va a haber respuesta del público, Dios da para todos”.
Sobre si les falta hacer algo, “nomas que Dios nos preste vida para seguir trabajando y seguir cantando”.
Aquí Don Miguel hace una pausa para recordar aquel fatídico accidente del 5 de abril de 2018, “mire, yo tuve un problema muy grave y ando apenas y ya quisiera estar bien, no me siento todavía al cien, y que Dios me ayude para seguir”.
Aquel accidente del cual las secuelas son visibles, no ha impedido que la agrupación siga adelante con sus proyectos, “nos siguen pidiendo en Estados Unidos, pero tenemos el problema es que aún no solucionamos lo de la visa”.
Y con una carcajada, Don Miguel dice, “debe ser una traba del señor Donald Trump”.
Retomando el tema de los proyectos, informan que, “tras los volúmenes 1 y 2 del disco de duetos lanzado en 2018 y que celebra el 30 aniversario de Miguel y Miguel queremos hacer el tres, ya que nos quedaron fuera mucha gente”, ya estamos en pláticas con Calibre 50 y Virlán García, incluso con algunas bandas”.
También revelan que sí hay planes para contar su historia en una bioserie y Don Miguel saca a relucir su gran humor nuevamente, “pero a mí no me llama mucho la atención eso, soy malo para andar de actor”.
Ahora, el dueto se convirtió en cuarteto y está integrado por dos sobrinos del líder Don Miguel: José Miguel en la armonía, Aurelio en el requinto, además de su hijo Miguel en el bajo y segunda voz, quien celebraba su cumpleaños esa noche de domingo.
Y es Miguel quien informa que ya está en las plataformas digitales desde hace tres meses el nuevo disco llamado “A veces se gana” y del cual se han desprendido el sencillo ”Aquél niño” y del cual ya preparan el video y el segundo corte.
Y Miguel hijo habla sobre estas nuevas tecnologías, “hay que estar activos y actualizados en redes y el disco lo pueden descargar digitalmente”.
El público en el Palenque ya los espera, y ellos se toman su tiempo para agradecer el cariño que Chihuahua siempre les ha brindado.
En escena ese cariño se pone de manifiesto con la petición de canciones y de las selfies, a lo que acceden de forma amable. Punto, hasta aquí.

Dan Los Cadetes de Linares y Miguel y Miguel el estilo campirano que le faltaba al palenque

miguel y miguel 1

 

Carlos Urquidi G.

Fotografías: Alberto Torres

Chihuahua, Chih.- El palenque de la Feria Santa Rita 2017 vivió una noche excepcional por partida doble al más puro estilo campirano con la presencia de Miguel y Miguel y Los Cadetes de Linares que ofrecieron una noche que empezó temprano, apenas las 11:20 de la noche, con lo más representativo de la música norteña mexicana.
Esos corridos, esas canciones, esas historias que viven en la mente del colectivo se oyeron en la voz y presencia de las dos agrupaciones, que superaron todas las expectativas al tener tres partes del palenque lleno.
Los primeros en salir al redondel fueron Miguel y Miguel, con la voz de Don Miguel Ángel Angulo, recordados a través de los años y hasta la fecha por los temas “Cruz de Madera” y “Sonora y sus ojos negros”.
Éxito tras éxito, desde “Los Dos Amantes, “Cariño Nuevo”, “Corazoncito Tirano”, “Cuatro Cartas”, “Sabiendo Quien Era Yo”, “Tu Nombre Grabado”, “Sabor de Engaño”, “Estoy Pagando”, “Dos Botellas de Mezcal” y hasta “La Rana” con la que se despidieron del público para ceder el escenario a Los Cadetes de Linares.
Tras un breve receso e inusual en el palenque, el arribo de Los Cadetes de Linares, los de Don Rosendo Cantú, puso más leña al fuego a esa noche con olor a fogatas, a amores de campo, a juegos de cartas, a choque de botellas…
El aplauso de pie recibió al grupo reconocido desde 1960 por sus corridos tradicionales más populares del cancionero mexicano, “El palomito”, “La tragedia de Rosita”, “Prenda querida”, “Los dos amigos”, y las muy recordadas, “No hay novedad”, “Dos coronas a mi madre”, “Las tres tumbas” y “Una página más”.
Noche de canciones tradicionales, noche de corridos, noche de lujo y de amor por la música tradicional mexicana. Punto, hasta aquí.

cadetes 1