Reconocen trabajo en conjunto de Julimes e INAH

julimes-1

 

Julimes, Chih.- El pasado 18 de noviembre se celebró en Julimes, Chihuahua, el encuentro “Hablemos del Camino Real de Tierra Adentro Ayer y Hoy”, un evento realizado por la delegación estatal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en coordinación con la Asociación Civil Ecoturismo Mágico de Julimes (ETUMAJAC) y la Presidencia Municipal de Julimes. Por lo anterior, el día de ayer representantes de los tres organismos hicieron entrega de los reconocimientos y constancias a todos los participantes, a quienes además agradecieron su interés y disposición para ayudar y difundir la riqueza histórica y el patrimonio cultural de su comunidad.
Angélica Luján Jiménez, Presidenta Municipal de Julimes; Silvia Reza Porras, Presidenta de ETUMAJAC y Jorge Carrera Robles, delegado del INAH en Chihuahua, encabezaron la ceremonia y realizaron la entrega de los reconocimientos a quienes hicieron posible dicho evento.
El delegado del INAH dijo que este encuentro es la cristalización de un esfuerzo de mucho tiempo que se logra gracias al entusiasmo de la gente de Julimes al intercambiar historias orales, datos, fotografías, recetas y tradiciones, “El deber que tiene el INAH es que en cada región mantengamos el compromiso de conservar y preservar toda la información que ustedes nos comparten”.
La recuperación y conservación de esta información se realiza con la intención de integrar un expediente con referentes de los trece municipios que conforman el tramo en Chihuahua del Camino Real de Tierra Adentro: Coronado, Allende, Parral, Valle de Zaragoza, San Francisco de Conchos, Camargo, Saucillo, Rosales, Meoqui, Julimes, Chihuahua, Ahumada y Juárez. Con ello se contribuye a que esta ruta histórica se convierta en parte del patrimonio cultural de los chihuahuenses con reconocimiento oficial a nivel de declaratoria mundial.
“Esto dará un valor agregado es estos trece municipios, lo cual brindará nuevas oportunidades de promoción turística y proyectos productivos que incentiven la economía local, así como la relación con otros estados de México y de Estados Unidos que también pertenecen a esta ruta histórica”, mencionó Carrera Robles.
Los conquistadores españoles iniciaron la construcción de esta rua a principios del siglo XVII, por medio de la cual se comunicaba la capital de la Nueva España con el norte, concluyendo este tramo en lo que hoy es el estado de Nuevo México, Estados Unidos. A lo largo de este trayecto surgieron poblaciones cuyos habitantes construyeron patrimonio monumental y cultural, tangible e intangible, herencia que hoy es necesario recuperar, conservar y atesorar.
Jorge Carrera solicitó a la comunidad de Julimes que en los próximos años sigan acompañando al INAH en este proyecto al igual que ahora lo hicieron los habitantes de Meoqui y de Rosales, municipios en donde se realizó por primera vez este encuentro en 2015. “Debemos de sentirnos comprometidos a seguir trabajando en una red cada vez mayor llamada Camino Real, pero en donde no haya jerarquías, todos estamos involucrados en el tema, porque hablar del Camino Real es escucharnos”, comentó.
Agradeció también al equipo interdisciplinario del Centro INAH Chihuahua integrado por Rafael Ortega, Julio Pérez, Alicia de los Ríos, Jorge Meléndez, César de la Riva, Alberto Peña, Cristina Escalera y Wendy Suárez, quienes apoyados por Silvia Reza y María del Refugio García, de ETUMAJAC, tuvieron un contacto sensible y cercano con la gente de Julimes y sus alrededores para recuperar y registrar sus historias y tradiciones.
Por su parte la alcaldesa de Julimes, Angélica Luján, manifestó su agradecimiento por la realización de este evento mediante el cual se engrandece el potencial local y se incentiva a las nuevas generaciones a conocer más acerca de sus tradiciones y su patrimonio histórico. Asimismo, refrendó el compromiso de seguir colaborando para que este proyecto se siga desarrollando de manera favorable.

Intercambio académico entre el INAH Chihuahua y la Universidad Estatal Sul Ross

texas-inah-2

 

Alpine, Texas- Hace unos días se celebró la XXIII Conferencia Anual del Centro de Estudios del Big Bend en la Universidad Estatal Sul Ross de Alpine, Texas. Aproximadamente cincuenta investigadores expusieron hallazgos y proyectos relacionados con arqueología, Revolución Mexicana, historias de vida y archivos, entre otros temas.
La conferencia contempló dos mesas paneles que forman parte del proyecto “Texas Before the Alamo: La Junta de los Ríos”.
Ambas mesas estuvieron integradas por invitados mexicanos, entre ellos el doctor Jorge Carrera Robles, delegado en Chihuahua del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), así como el arqueólogo Enrique Chacón Soria, del mismo instituto.
Además de ofrecer oportunidades educativas a los estudiantes universitarios, al público y a los investigadores externos, el Centro de Estudios del Big Bend, establecido en 1987, apoya y promueve actividades arqueológicas e históricas en la región de Trans-Pecos y Big Bend de Texas en Estados Unidos, así como algunas localidades del norte de México.
Comprometidos en recuperar, proteger y compartir el rico legado cultural de esta región, se realizan programas dinámicos de investigación, educación, divulgación pública. Tal es el caso de la Conferencia Anual, evento que se lleva a cabo en el Centro de la Universidad de Morgan en el Campus de la Universidad Estatal de Sul Ross, en donde se reúnen historiadores, arqueólogos e investigadores que estudian el pasado y el presente de la región, haciendo un intercambio interdisciplinario de las diversas culturas prehistóricas, históricas y modernas de la región fronteriza de los Estados Unidos y México.
Jorge Carrera presentó la ponencia “Hablemos del Camino Real de Tierra Adentro, Ayer y Hoy”, compartiendo los avances del proyecto que actualmente se lleva a cabo por un grupo interdisciplinario de investigadores del INAH Chihuahua y ciudadanos de las comunidades de Meoqui, Rosales y Julimes. Enfatizó en la importancia de la cooperación entre diversas instituciones y organizaciones de la sociedad civil para el registro, investigación y divulgación de los estudios historiográficos, arqueológicos, monumentales, antropológicos y artísticos de la región.
“Avanzamos sin prisas, pero sin pausas por diversos municipios de Chihuahua”, anunció el antropólogo Carrera, y dijo que a través de este proyecto se pretende valorar al Camino Real de Tierra Adentro como algo más que el trazo de una ruta comercial, recuperando conocimientos de pueblos antiguos que vivieron desde antes del periodo virreinal. “Esta antigua ruta contiene muchos saberes, experiencias y hechos relevantes que reflejan el proceso de mestizaje a lo largo de varios siglos. Recuperarlos, protegerlos y difundirlos se convierte en la tarea principal de este proyecto del Centro INAH Chihuahua”, dijo, y presentó algunos de los hallazgos más valiosos hechos recientemente en Julimes, uno de los 13 municipios del estado de Chihuahua que comprenden la antigua ruta del Camino Real de Tierra Adentro.
Por su parte, el arqueólogo Enrique Chacón presentó tres proyectos desarrollados actualmente en el desierto de Chihuahua: la Cueva de las Monas, Samalayuca y la región de la Junta de los Ríos a propósito del paso del gasoducto Encino – Ojinaga.
Chacón Soria externó su preocupación por la escasa investigación en la zona desértica y la urgencia de registrar sitios arqueológicos encontrados en el paso de megaproyectos. “Las investigaciones arqueológicas que el INAH ha realizado en el área del desierto chihuahuense son escasas y han sido esporádicamente intermitentes”, detalló.
Explicó también que en el año 2015, debido a la construcción de un gasoducto de 222 kilómetros que va de la ciudad fronteriza de Ojinaga al sur de la ciudad de Chihuahua, la delegación del INAH en el estado emprendió la tarea de revisar, actualizar y verificar el patrimonio arqueológico y paleontológico en la región. “De esta manera presentó hoy los resultados preliminares que hemos obtenido como parte de las exploraciones del área del gasoducto y puntos cercanos, así como las expectativas que tenemos a futuro para continuar las investigaciones en el desierto de Chihuahua”, mencionó.
Aunque la jornada fue intensa debido a la escucha y discusión de las investigaciones divulgadas, el diálogo y la reflexión pudieron extenderse en los encuentros informales de pasillo o en las horas de comida. Al finalizar el evento, se refrendó por parte del Centro INAH Chihuahua el ánimo de continuar trabajando en cooperación con todas las personas e instituciones interesadas en la historia y el patrimonio de la entidad.

Analiza Evangelina Martínez el imaginario de la cinta “El principio” en las jornadas del INAH

 

Chihuahua, Chih.- Como parte del encuentro académico de las II Jornadas Culturales de la Revolución en el Norte de México que se realizan en el Museo de la Revolución en la Frontera de Ciudad Juárez (MUREF), la actriz Evangelina Martínez hizo un análisis de la película mexicana “El principio”, cinta filmada en Chihuahua y dirigida por su hermano Gonzalo Martínez, ganadora de numerosos premios después de su estreno en México en el año 1973.
Dado que este año las Jornadas Culturales del MUREF se abocaron al análisis del imaginario de la Revolución Mexicana, se contó con la presencia de especialistas en pintura, cine, fotografía y música, cuatro disciplinas que han desarrollado un conjunto de referentes que interpretan este período de la historia. Tal es el caso de la mencionada película, que muestra un aspecto distinto de la Revolución Mexicana y coloca este hecho en un plano atemporal, empatándolo con los acontecimientos que ocurrieron después, y que aún hoy ocurren en el país.
La actriz de cine, teatro y televisión, Evangelina Martínez Ortega, acompañada por su hija Gabriela Sosa y por su hermana Dora Martínez, compartió sus experiencias al haber protagonizado esta cinta con el papel de Petrita Cordero.
Comenzó su plática con una anécdota que el mismo Gonzalo Martínez compartía: la experiencia vivida con el propio Luis Echeverría Álvarez respecto a una poderosa escena de la película en la que una soldadera, acompañada por su pequeño hijo, son brutalmente asesinados a manos de las tropas de Victoriano Huerta. Cuenta que en una presentación privada de esta cinta, el entonces Presidente comentó al director que, según su propia interpretación, la soldadera representaba a la patria dolida y hambrienta, el niño a la juventud masacrada en 1968, y el ejército huertista al poder del gobierno, “En efecto, él no se equivocaba”, comentó la actriz en su relato.
Explicó que todos los personajes de la película están basados en historias reales de la ciudad de Camargo, de donde los hermanos Martínez son originarios, “En 1968 Gonzalo llegaba de estudiar en Moscú y se encontró con lo que estaba sucediendo en su país – la represión social y los movimientos estudiantiles – y fue como tuvo inspiración para crear el guion de la película”, mencionó la actriz.
Dijo que, aunque la historia narra el abuso y el cacicazgo de principios del siglo XX, se relaciona directamente con lo que sucedía en México en esos tiempos, por lo que incluso se incluye un personaje basado en el mismo Gonzalo: David Domínguez Solís, un joven que regresa de estudiar en París y se encuentra con las injusticias y la inconformidad de la gente de su pueblo.
“El principio” fue ópera prima de Gonzalo Martínez, quien al querer en mostrar en el plano cinematográfico las manifestaciones en contra de las injusticias, llevó a la pantalla otras exitosas cintas, como “Longitud de guerra”, basada en la novela “Tomóchic”, que narra la rebelión de los habitantes de este pueblo contra el porfiriato en 1891.
Para concluir, Evangelina Martínez mencionó la frase de un personaje de la película que hace mención del origen de toda lucha social, “Mientras que con el producto de tu trabajo no tengas pan para tus hijos ni escuela para tus hijos, no serás libre jamás”.
Las II Jornadas Culturales de la Revolución en el Norte de México, evento realizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través de su delegación en Chihuahua, el MUREF, la Fundación del Empresariado Chihuahuense y el Patronato Amigos del MUREF, se lleva a cabo en el MUREF de Ciudad Juárez durante los días 23, 24, 25, 26 y 27 de noviembre. El encuentro académico se realizó durante el primer día y las actividades culturales, como talleres y recorridos animados, continuarán hasta el domingo 27.

Dicta Miguel Ángel Berumen la conferencia “La historia nunca deja de acabarse”

berumen-1

 

Ciudad Juárez, Chih.- Dentro del programa de las II Jornadas Culturales de la Revolución en el Norte de México, evento que se lleva a cabo en el Museo de la Revolución en la Frontera de Ciudad Juárez (MUREF), se presentó la Conferencia Magistral “La historia nunca deja de acabarse”, a cargo de Miguel Ángel Berumen Campos.
Con una importante trayectoria en torno al estudio de la historia, especializado en el análisis iconográfico de la Revolución Mexicana, el historiador nacido en Ciudad Juárez, Chihuahua, presentó una reflexión acerca de la reinterpretación de los acontecimientos históricos a partir del análisis de los documentos, ya que según comentó “incluso en los archivos más conocidos, la historia nunca deja de acabarse”.
Destacó la importancia del estudio, no solamente de los contenidos, sino también del punto de vista de la forma, y para explicar este hecho puso como ejemplo el caso del estudio del Plan de Ayala, una investigación con la que, a partir del análisis de la forma de las firmas plasmadas en este documento, se aportaron datos importantes acerca de la autoría de la proclamación política de 1911.
Para ejemplificar el impacto de las investigaciones de los documentos históricos, habló también del archivo fotográfico más importante de la revolución: el Archivo Casasola; pero en este caso refiriéndose no solo a Agustín Víctor Casasola, fundador del estudio a quien hace poco más de 20 años se le adjudicaba la autoría de las más de 600 mil fotografías que componen dicho archivo, sino a su hermano menor Miguel Casasola y a los 480 fotógrafos que muy probablemente contribuyeron a generarlo.
Berumen Campos realizó en 2012 la exposición titulada “Contra la colonización de la mirada”, una muestra mediante la cual se rinde un homenaje a Miguel Casasola, y se incentiva a contrastar opiniones, investigar a fondo y rescatar todas las miradas que documentaron la Revolución Mexicana.
Al respecto, mencionó varios casos relevantes de colecciones fotográficas referentes a dicho movimiento armando, como el de los hermanos Cachú, fotógrafos originarios de Michoacán que, además de hacer de la fotografía un oficio para vivir, lograron imágenes de gran interés por su cercanía al gabinete privado de Francisco Villa. Otro caso es el de Cruz Sánchez, fotógrafo que dejó ver una parte muy poco conocida del zapatismo, logrando fotografías inéditas que aparecerán en un libro que realiza el propio Miguel Ángel Berumen y que será presentado dentro de poco. Mencionó también el trabajo de Sara Castrejón, refiriéndose a ella como la única mujer que documentó sistemáticamente la Revolución Mexicana.
A propósito de la documentación fotográfica de la ocupación estadounidense de Veracruz en 1914, por último Berumen mencionó, entre otros más, el caso de Jack London, corresponsal de guerra contratado por la revista The Collier´s que logró un trabajo importante al captar las primeras tomas del arribo de las tropas.
Las II Jornadas Culturales de la Revolución en el Norte de México, evento por medio del cual se abre un espacio de análisis en torno a la Revolución en Ciudad Juárez y la frontera norte del país, es realizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través de su delegación en Chihuahua, el MUREF, la Fundación del Empresariado Chihuahuense y el Patronato Amigos del MUREF.
Es un evento gratuito y abierto al público en general y se realizarán en las instalaciones del MUREF, en Ciudad Juárez, durante los días 23, 24, 25, 26 y 27 de noviembre.

berumen-3

Inician las II Jornadas Culturales de la Revolución en el Norte de México

jornadas-del-muref-2

 

Ciudad Juárez, Chih.- La mañana de hoy miércoles 23 de noviembre se inauguró en el Museo de la Revolución en la Frontera de Ciudad Juárez (MUREF) las II Jornadas Culturales de la Revolución en el Norte de México, evento por medio del cual se abre un espacio de análisis en torno a la Revolución en Ciudad Juárez y la frontera norte del país.
Este encuentro es realizado por segunda ocasión por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través de su delegación en Chihuahua, el MUREF, la Fundación del Empresariado Chihuahuense y el Patronato Amigos del MUREF.
Durante la ceremonia inaugural el antropólogo Jorge Carrea Robles, director del Centro INAH Chihuahua, declaró que este evento forma parte de las tres acciones de difusión más importantes que realiza esta delegación estatal anualmente, ya que desde hace tres años, se realizan además el Festival Sol de Acantilados en la Zona Arqueológica Las 40 Casas, y el Festival en las Casas Grandes, en la Zona Arqueológica Paquimé.
“Somos un país con mucho que presumir de su patrimonio construido, como zonas arqueológicas y monumentos históricos, sin embargo, tenemos además una gran tarea en cuanto a la difusión del patrimonio cultural intangible, como el caso de la historia”, declaró.
Dijo que mediante este evento se pretende convertir al MUREF en el epicentro de la reflexión en torno a la revolución en el norte de México, “pero no solo vista como actos de liderazgos militares o crímenes sin castigo, sino como acto de gran trascendencia que ayudó a la transformación de este país que dio paso a un estado distinto al que existía hace mas de 100 años”.
En esta ocasión, el programa de cinco días invita a adentrarse en el imaginario en torno a este suceso histórico por medio de referentes colectivos en las disciplinas de pintura, cine, música y fotografía, además de hacer una reflexión de ello por medio de una serie de actividades lúdicas.
En la ceremonia inaugural, la directora del MUREF, Liliana Fuentes Valles, agradeció la presencia de Alejandro Loaeza Carrizales, quien acudió en representación del Presidente Municipal de Ciudad Juárez, Arturo Cabada, así como a los expositores José Pedro Gaytán, Miguel Ángel Berumen, Evangelina Martínez Ortega y Pavel Granados.
“Queremos fomentar el pensamiento reflexivo y el análisis de la Revolución en el Norte de México, para ello, a lo largo de cinco días vamos a estar ofreciendo actividades a todos los públicos para reforzar nuestra identidad a través de la historia”, detalló.
Dijo que a través de estos cuatro días se espera la visita de dos mil niños y adolescentes que participarán en las actividades culturales: recorridos animados por el museo, cuentacuentos, concierto didáctico protagonizado por títeres, creación de títeres de mano, presentación de teatro en atril y proyección de cine.
Dentro de este contexto, procedente del Museo del Estanquillo de la Ciudad de México se inauguró también la exposición temporal “Partituras Mexicanas Ilustradas: Un Tesoro Inaudito”, la cual permanecerá en exhibición hasta el 25 de febrero de 2017.
Las Jornadas Culturales de la Revolución en el Norte de México es un evento gratuito y abierto al público en general y se realizarán en las instalaciones del MUREF, en Ciudad Juárez, durante los días 23, 24, 25, 26 y 27 de noviembre.

Inicia en Julimes el encuentro del ‘Camino Real de Tierra Adentro’

camino-real-2

 

Julimes, Chih.- Ante la presencia de un nutrido grupo de la comunidad de Julimes, el día de hoy se realizó el encuentro “Hablemos del Camino Real de Tierra Adentro ayer y hoy”, dando inicio desde temprana hora con la ceremonia inaugural a cargo de la presidenta municipal de Julimes, Angelina Luján,, acompañada por representantes de la Asociación Civil Ecoturismo Mágico de Julimes (Etumajac) y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, organizadores de este evento.
En el Gimnasio Municipal «Manuel Carnero» de Julimes, Chihuahua, se realizaron conferencias, exposiciones y presentaciones artísticas en torno al significado cultural y el valor histórico de pertenecer al territorio por el que transitaba la ruta comercial más importante de los siglos XVII y XVIII: El Camino Real de Tierra Adentro.
Durante su discurso la alcaldesa de Julimes, Angelina Luján, agradeció al Centro INAH Chihuahua y a los integrantes de Etumajac por el esfuerzo conjunto y el trabajo invertido en este proyecto, el cual promueve no solamente la historia y el patrimonio cultural de Julimes, sino sus actuales atractivos turísticos y la calidez de su gente.
El antropólogo del INAH, Rafael Ortega Sinaloa, explicó que por medio de este encuentro se pretende tener un diálogo cercano con la gente, para que además de la investigación académica, se valoren y se consideren las leyendas, tradiciones, saberes, conocimientos de la comunidad.
A nombre de Etumajac, María del Refugio García agradeció al público por su presencia, así como a las asociaciones e instituciones que colaboraron para el desarrollo de este proyecto, como a la Sociedad de Estudios Históricos de Meoqui, y la Comisión de Asuntos Históricos de Delicias.
A través de un video, el delegado del INAH en Chihuahua, Jorge Carrera Robles, brindó un mensaje en el que explicó que la manera en que hoy se exponen los resultados de este trabajo se hace de manera horizontal, es decir, a la par con promotores, investigadores y todas las personas interesadas en hablar de este tema, “no hay distinción ni hay jerarquías, aquí todos participan”, declaró.
Dijo también que este programa se puso en marcha con el propósito de reunir materiales documentales, recetas, fotografías de bienes culturales, tradiciones y costumbres que hablen justamente de los lugares por donde paso esta ruta antigua.
“Tuvimos la suerte de que en lo que hoy es el estado de Chihuahua se encuentre uno de los tramos más extensos de esta ruta: cerca de 550 kilómetros”, declaró, y detalló que son en total 13 municipios del estado los que integran este recorrido, “uno de ellos es Julimes, por eso nos encontramos hoy aquí trabajando con ustedes”.
Por segunda ocasión, ya que en 2015 este evento se celebró en Meoqui y en Rosales, a través de encuentro se expusieron los resultados del trabajo de campo realizado este año con la comunidad de Julimes y el equipo interdisciplinario del INAH en conjunto con los integrantes de Etumajac, analizando cuatro temas principales: el Camino Real y su continuidad cultural, el patrimonio gastronómico, valoración y rescate del patrimonio fotográfico, y la vida contemporánea en el Camino Real.

En Julimes el encuentro ‘Hablemos del Camino Real de Tierra Adentro ayer y hoy’

Chihuahua, Chih.- El próximo viernes 18 de noviembre a partir de las 9:00 de la mañana en el Gimnasio Municipal «Manuel Carnero», en Julimes, Chihuahua, se realizaran una serie de conferencias, exposiciones y presentaciones artísticas durante el encuentro ‘Hablemos del Camino Real de Tierra Adentro ayer y hoy’, un evento realizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, en coordinación con la Asociación Civil Ecoturismo Mágico de Julimes (Etumajac) y la Presidencia Municipal de Julimes.
El proyecto ‘Hablemos del Camino Real de Tierra Adentro ayer y hoy’, surgió en 2015 con el trabajo en las comunidades de Meoqui y Rosales, dando respuesta a la inquietud de involucrar a los habitantes de esta región del estado con el significado cultural y el valor histórico de pertenecer al territorio por el que transitaba la ruta comercial más importante de los siglos XVII y XVIII, valorando esta senda como un espacio en donde se establecieron relaciones y se compartieron ideas y manifestaciones culturales, muchas de ellas que hasta hoy prevalecen.
A principios del siglo XVII, los conquistadores españoles iniciaron la construcción de una ruta que comunicara la capital de la Nueva España hacia el norte, concluyendo en Santa Fe, Nuevo México. El Camino Real de Tierra Adentro fue la principal ruta que transitaron hombres y mujeres, llevando consigo la explotación de minerales, la colonización de territorios y la evangelización. A lo largo de este trayecto surgieron poblaciones cuyos habitantes construyeron patrimonio monumental y cultural, tangible e intangible.
En total son 13 los municipios por los que la antigua rúa cruza en el actual estado de Chihuahua: Coronado, Allende, Parral, Valle de Zaragoza, San Francisco de Conchos, Camargo, Saucillo, Rosales, Meoqui, Julimes, Chihuahua, Ahumada y Juárez.
Con la intención de acudir a estas comunidades, registrar la vida, historia, cultura y patrimonio de sus pobladores, especialistas del Centro INAH Chihuahua se reunieron durante este año con los habitantes de Julimes, en donde, apoyados por los miembros de Etumajac, establecieron contacto cercano con la gente para recolectar y divulgar sus leyendas, tradiciones, saberes, conocimientos, preocupaciones de ayer y de hoy. Este encuentro es el resultado de dicho trabajo, realizado de manera activa con la comunidad de Julimes desde principios de este año.
Son cuatro los temas principales a tratar en este evento: el Camino Real y su continuidad cultural, el patrimonio gastronómico, valoración y rescate del patrimonio fotográfico, y la vida contemporánea en el Camino Real.
A través del evento del próximo viernes, finalmente se exponen los resultados del análisis de estos cuatro ejes que el equipo interdisciplinario del INAH ha realizado, involucrando con ello a la comunidad comprometida por su historia y su patrimonio cultural.
El evento es gratuito y abierto al público. Además de las ponencias, se llevarán a cabo presentaciones artísticas, exposiciones, presentaciones de libro y video documental y muestra gastronómica. Este viernes 18 de noviembre en el Gimnasio Municipal “Manuel Carnero”, en Julimes, Chihuahua, a partir de las 9:00 de la mañana.

Avanza restauración del templo de la Virgen del Refugio en Guerrero

guerrero-2

 

Chihuahua, Chih.- La arquitecta Laura Portillo, de la Sección de Monumentos Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y el maestro albañil Refugio Becerra, quien ha dedicado parte de su trabajo de construcción a la restauración de edificios antiguos, expusieron las acciones de rehabilitación que actualmente realizan en el templo de Virgen del Refugio del Municipio de Guerrero, Chihuahua, luego de sufrir el derrumbre de dos de sus muros debido al exceso de humedad.
La arquitecta Portillo, quien además es la coordinadora del TICRAT en Chihuahua desde hace varios años, dijo que la labor de rescate de dicho inmueble comenzó hace unos meses, luego de que se obtuvo el pago del seguro. “Todos los inmuebles históricos de propiedad federal cuentan con un seguro contra siniestros, y cuando sucede algo como lo que pasó en el templo de Guerrero, el INAH hace la gestión para obteber el recurso y reparar los daños ocasionados”, señaló, y dijo también que este es un proceso que puede demorar algún tiempo.
En julio de 2015 se recibió la notificación de que había colapsado uno de los muros laterales del templo, y al cabo de un año, cuando recién se habían iniciado los trabajos de restauración, se registró otro derrumbe también a consecuencia del exceso de humedad.
Laura Portillo comentó que luego de un año sin atención y ante el temporal lluvioso, era de esperarse que muro lateral también pudiera colapsarse, además de que la cimentación se encontraba en malas condiciones. Quedaron en pie solo el presbiterio y la torre, sin embargo, contrario a lamentarse por la situación, esto brindó la posibilidad de mejorar las condiciones del inmueble. “Finalmente fue una oportunidad de enriquecer la cimentación y consolidad los dos muros”, dijo.
A partir de entonces los trabajadores, dirigidos por Refugio Becerra, se han dedicado a la elaboración de adobes con la tierra obtenida de los escombros, para lo cual se realizó la minuciosa separación de los materiales y el rescate de lo que podia servir para la reconstrucción.
“Hemos hecho un total de 4,600 adobes del mismo material, y en otros lugares como Rancho de Borja y San Isidro, también se están elaborando adobes con material nuevo”, comentó el señor Becerra, quien a partir de agosto dirige la obra.
Estos adobes, según comentó, son más duros y más pesados que los adobes comerciales, y para su elaboración se han dado a la tarea de capacitar a la cuadrilla de trabajdores. “Nuestros adobes pesan entre 40 y 42 kilos porque el lodo está más batido, es más trabajo y lleva más timepo, pero es lo que require un edificio de estas características”, dijo.
Como parte del proceso de rehabilitación se realizó también una excavación para verificar las condiciones de la cimentación, con lo cual se comprobó que los materiales no eran los adecuados y que además se encontraba por debajo del nivel del piso. “Con esto llegamos a la conclusion de que debíamos subir la cimentación, ponerle piedra de corte en lugar de piedra de río y mejorarla con una mezcla de cal y arena”, comentó Refugio Becerra.
Hasta ahora se tiene ya construida toda la cimentación del segundo muro colpasado, se apuntaló la fachada principal y el primer muro que cayó está casi restituido.
El templo de la Virgen del Refugio del Municipio de Guerrero, forma parte del patrimonio histórico del estado de Chihuahua, y además de cumplir con la función para práctica religiosa, se constituye como un edificio emblemático cuya historia forma parte de la comunidad.
Lo anterior se dio a conocer durante el Taller Internacional de Conservación y Restauración de Arquitectura de Tierra (TICRAT), un evento que realizó el Centro INAH Chihuahua como parte de las actividades de investigación y conservación de los monumentos históricos hechos con esta técnica constructiva.
El TICRAT se llevó a cabo en la ciudad de Chihuahua los días 3 y 4 de noviembre como parte de las actividades de investigación, conservación y difusión que realiza en Centro INHA Chihuahua.

Demolición de Casa Arras: La historia de un caso de malas prácticas en Parral

casa-arras-1

 

Chihuahua, Chih.- En el marco del Taller Internacional de Conservación y Restauración de Arquitectura de Tierra (TICRAT) realizado los días jueves y viernes de la semana pasada, se presentó una interesante conferencia en la que se ejemplificó un caso de malas prácticas en lo que se refiere a intervenciones en zonas de monumentos históricos, la demolición de la casa de la familia Arras en la ciudad de Parral, las acciones que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realizó ante este hecho, así como las posteriores consecuencias que esto generó: una demanda legal ante la Procuraduría General de la República y finalmente la firma de un acuerdo que ratifica la reposición de la casa destruida.
El director del Centro INAH Chihuahua, Jorge Carrera Robles, acompañado por el jefe del departamento de trámites y servicios legales de esta delegación, José Antonio Villegas, detallaron este suceso exponiendo las consecuencias de lo que definieron como malas prácticas en una zona de monumentos históricos: realizar acciones en base a los intereses de particulares, carecer de criterio y sensibilización al llevar a cabo una intervención, y sobre todo, desconocer el contexto histórico de los bienes culturales.
La intervención en la plaza Juárez, lugar en el que se encontraba la casa en cuestión, fue parte de las más de 20 iniciativas de Gobierno del Estado de Chihuahua y la Presidencia Municipal de Parral, que se han venido realizando en esta zona de monumentos históricos desde hace tres años, sin embargo, el INAH en ningún momento autorizó ni la demolición de la casa ni la colocación de la estatua ecuestre de Francisco Villa en esta misma zona, debido a que sus grandes dimensiones afectan la fisonomía histórica.
La Casa Arras, una finca construida en 1850 cuyos elementos arquitectónicos e historicidad la hacían parte de los 550 monumentos históricos que conforman la zona de monumentos históricos de Hidalgo del Parral, fue demolida el pasado 30 de abril sin ninguna autorización. “La noche del sábado el edifico estaba herido de muerte”, comentó Jorge Carrera al relatar que a su llegada a Parral pasado el mediodía del domingo 1° de mayo, poco se podía hacer para impedir la demolición que para entonces llevaba un importante avance.
“Luego de interponer la denuncia ante la Procuraduría General de la República procedimos a colocar los sellos que impedían continuar con las obras en el lugar”, relató el licenciado Villegas, quien se ha hecho cargo de todos los asuntos legales concernientes a este caso. “La PGR abrió una carpeta de investigación, y luego de la valoración de los hechos y la declaración de los testigos, el Ministerio Público decidió que era válido terminar el procedimiento legal y firmar un acuerdo para la restitución del bien en el menor tiempo posible”, dijo.
“La Ley Federal sobre monumentos históricos prevé dos posibles consecuencias ante un hecho como este: cárcel o reposición del bien”, declaró el antropólogo Carrera, y comentó que para el Instituto era más importante llegar a un acuerdo y lograr la reconstrucción de la casa.
Finalmente, el pasado 3 de octubre se firmó un convenio que ratifica la reposición del bien. En la Tesorería de Gobierno del Estado se encuentra un depósito en garantía de 4 millones de pesos que permitirá la primera etapa de la reconstrucción de la Casa Arras. “Fue un particular el que hizo la acción de destrucción, sin embargo, la actuación del gobierno municipal fue muy desafortunada, ya que con el argumento de que la casa era propiedad de Gobierno del Estado, creyeron que podrían pasar por encima de la normatividad”, mencionó Jorge Carrera.
En cuanto al destino del inmueble cuando sea reconstruido, el delegado del INAH recomienda la creación de un centro de información sobre el Centro Histórico de Parral que brinde información sustantiva a la comunidad y que fomente la apropiación de los bienes históricos, y con ello, conservar y proteger un símbolo emblemático como la Casa Arras y cada uno de los monumentos históricos de la ciudad.
El TICRAT se llevó a cabo en la ciudad de Chihuahua los días 3 y 4 de noviembre como parte de las actividades de investigación, conservación y difusión que realiza en Centro INHA Chihuahua.

Chihuahua capital será la sede del TICRAT 2016

ticrat-2016-2

 

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- Durante dos días, jueves 3 y viernes 4 de noviembre, se llevará a cabo la edición 2016 del Taller Internacional de Conservación y Restauración de Arquitectura de Tierra (TICRAT), que año con año organiza el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, teniendo como sede este año a la capital de Chihuahua.
El programa del TICRAT 2016 incluye conferencias que se llevarán a cabo en el Centro Cultural Universitario Quinta Gameros, a cargo de destacados especialistas sobre los procesos de restauración y conservación en los que han participado, además de prácticas que se realizarán en una construcción ubicada en el Centro Histórico de la ciudad.
El delegado del INAH, Jorge Carrera, acompañado de la arquitecta Ana Karen Zaragoza, de la Sección de Monumentos Históricas del INAH, dieron los pormenores del evento, señalando que el TICRAT 2016 tiene el propósito de difundir la investigación, documentación y conservación de los monumentos históricos construidos a base de tierra.
El taller teórico-práctico, los participantes, estudiantes de arquitectura en su mayoría, tendrán la oportunidad de acceder a los conocimientos para el rescate de técnicas constructivas tradicionales en tierra, respetando diseños y elementos culturales en la región, involucrando tanto a las instituciones como a la sociedad civil, en la conservación del patrimonio cultural edificado.
La parte teórica de este curso se realizará en las instalaciones de la Quinta Gameros, ubicada en el Paseo Bolívar # 401, en el Centro Histórico de la ciudad de Chihuahua y las prácticas, durante los dos días, por la tarde, serán en la casa ubicada en el Paseo Bolívar # 608 (oficina del Centro INAH Chihuahua).
Durante el primer día de actividades, el jueves 3, el arquitecto Alfonso Aguirre hablará acerca de la reciente restauración y adecuación de la biblioteca Franklin en la ciudad de Parral. Por su parte, el arquitecto Carlos Chávez detallará el proceso de rescate de la Casa Machado, una construcción ubicada en Rosarito, Baja California.
Para el segundo día, viernes 4, la profesora-investigadora de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, Yuko Kita, presentará la ponencia ‘Arquitectura de Tierra’, destacando la importancia de la conservación del patrimonio cultural. De la Sección de Monumentos Históricos del Centro INAH Chihuahua, Refugio Becerra y Laura Portillo, hablarán acerca de la restauración de arquitectura de tierra y las técnicas originales que deben ser utilizadas en este tipo de intervenciones.
El delegado del INAH en Chihuahua, Jorge Carrera, y el jefe del departamento de trámites y servicios legales, Antonio Villegas, presentarán la ponencia ‘Parral, plaza no. 10’, en donde hablarán acerca de las recientes acciones que este instituto realizó para hacer cumplir la normatividad correspondiente en la zona de monumentos históricos de la ciudad de Parral
El TICRAT no tiene costo y está abierto al público en general. El cupo es limitado, para mayores informes comunicarse al teléfono 4108733.

ticrat-2016-3