Tiene Ojinaga su “Paseo de la música”; develan escultura de Miguel Valverde

Miguel Valverde Castillo

esucesos / especial

Ojinaga, Chih.- El pasado fin de semana, la ciudad de Ojinaga se llenó de música y reconocimientos tras la realización del Primer Festival de Música Ojinaguense, destacando la inauguración del “Paseo de la música” y la develación de la escultura monumental “Clave de Sol”.
Las actividades iniciaron el jueves 31 de octubre con la develación de la placa, a cargo del presidente municipal Martín Sánchez Valles, que convierte oficialmente a las calles 8ª. Y Libertad en el “Paseo de la música”.
Al día siguiente, 1º. De noviembre, en presencia de autoridades y del propio escultor, se entregó al pueblo de Ojinaga la escultura monumental “Clave de Sol”, instalada en la glorieta ubicada en el cruce de la Ave. Cuauhtémoc y el ahora Paseo de la Música, (Calle 8a.)
La obra “Clave de Sol” es del artista plástico, nacido en Ciudad Cuauhtémoc, Miguel Valverde Castillo, reconocido a nivel nacional e internacional, con exposiciones en México, Estados Unidos, Austria y Alemania, además de ser creador de murales como el de «A dos de tres caídas sin límite de tiempo» en la Arena México, que conmemora el 80 aniversario de la Lucha Libre mexicana; en Austria, «Semillas del Cosmos» para el Museo del Mundo en Viena.
“Clave de Sol” fue realizada en acero con dimensiones de 4.5 x 2.7 x 9.7.
Por varios días, se realizó el “Ojinaga Fest 2019” con presentaciones de grupos representativos de la ciudad, que recibieron un homenaje a su trayectoria artística contando con la participación de Los Guerrilleros de Chihuahua, la Nave 11, Mariachi Municipal Perla del Desierto, Erick Olivas, Los Rebeldes del Bravo, Conjunto Calor, Los Humildes del Álamo de “Chago” Tercero, La Rondalla del CETIS 98 y, el Grupo Nayarita los Firulais de la Sierra.
También, Los Diamantes de Ojinaga, Grupo Acuario 90, la Sinfónica Infantil y Juvenil de Ojinaga y Grupo Nuevo Estilo, además de la gran concentración de bikers.

Muere el escultor Gabriel Ponzanelli, pieza clave en la dinastía Ponzanelli

Ciudad de México- El escultor mexicano Gabriel Ponzanelli falleció este martes a las 6:20 horas a causa del cáncer que padecía, dejando inconclusas varias obras y la publicación de un libro. Tenía 77 años.
El escultor mexicano Gabriel Ponzanelli (1942-2019), es autor de numerosas obras y monumentos en bronce que se exhiben en nuestro país, Chihuahua cuenta con varias de sus esculturas, y en el extranjero, creados a lo largo de seis décadas de trayectoria.
Destaca entre sus piezas emblemáticas la que se ubica en la Glorieta de los Coyotes en las avenidas Miguel Ángel de Quevedo y Universidad, en Coyoacán. Justo sobre el camellón de esta avenida destaca el paseo escultórico conformado por las obras “El despertad”, “La bañista”, “La madre”, “La mestiza” y “El beso”, en tanto que la fuente y escultura emblema de “Los coyotes” se localiza en el Jardín Centenario de la Alcaldía Coyoacán, la cual fue construida a principios de los años ochenta.
En la misma zona del sur de la Ciudad de México están el monumento en bronce de Frida Kahlo, en el Parque Frida, y el de Jesús Reyes Heroles, en la Casa de la Cultura.
El escultor, a quien le sobreviven dos hijos, era masón en grado 33, por lo que se le vistió de una manera especial para ser velado en la Capilla 2 de la funeraria Gayosso de Félix Cuevas y será cremado con la finalidad de que sus restos descansen en el Panteón Francés al lado de su padre, el también escultor Octavio Ponzanelli.
El artista también elaboró el busto de Albert Einstein en la Facultad de Ciencias de la UNAM, y el monumento en bronce con 10 esculturas “La eterna primavera”, en Cuernavaca, Morelos. Otras piezas de gran relevancia son las que se ubican en el Teatro de la Ciudad San Francisco, en Pachuca, Hidalgo.
Varias entidades del país, además de países como Estados Unidos, Canadá, Suiza, Honduras, Líbano y España, donde creó una escultura de León Felipe, en Madrid, cuentan con obra de Ponzanelli.
Perteneciente a una dinastía de pintores y escultores, Gabriel Ponzanelli se destacó como uno de los creadores más importantes del siglo XX. Su padre, Octavio Ponzanelli, sembró en él su gusto por el arte y así su vida transcurrió entre esculturas y otros objetos artísticos.
Ponzanelli decidió estudiar en diversos lugares para perfeccionar su estilo, lo que dio paso a una diversidad de piezas: monumentos, bustos y, en particular, desnudos femeninos, entre los que destacan sus bellas figuras de bailarinas.
Heredero de una gran tradición, Gabriel Ponzanelli es considerado uno de los escultores con importante reconocimiento nacional e internacional. En 2001 creó la Fundación Gabriel Ponzanelli, AC, con el objetivo de alentar la creación, promoción y difusión de las bellas artes, así como promover los trabajos de restauración y conservación de obras monumentales de la Ciudad de México.

Forja Rafael Acosta una estética visión escultórica de la Danza del Venado con “Jícuri. Danzantes”

 

El hombre venado, por mimetismo maravilloso se convierte en auténtico venado, nervioso, ágil y pleno de gracia
-Santos García Wikit

Carlos Urquidi G.
Fotografías: Alberto Torres

Chihuahua, Chih.- La sala José Fuentes Mares del Centro Cultural Universitario Quinta Gameros se vistió del arte/homenaje del artista Rafael Acosta Carrillo a la tradicional y representativa Danza del Venado con la inauguración de la exposición escultórica “Jícuri. Danzantes” que consta de ocho esculturas de más de un metro de altura, realizadas a través del proceso de soldadura de fragua o de forja, con logrados detalles en alambrón y alambre, “He ahí que mi propósito de expresar mi inquietud de materializar en formas escultóricas la Danza del Venado en toda su plenitud de movimiento en una técnica de forja y soldadura y una síntesis de vestuario enfocado a la anatomía muscular del individuo, representado en alambrón y alambre”.
“Rafael Acosta recrea la iconografía de esta danza ceremonial en esculturas que muestran a seres creados por la relación entre la naturaleza, las ideas y los símbolos entre las prácticas del hombre y del animal”, comentó y escribió a manera de presentación el Jefe del Departamento de Difusión Cultural de la UACH, Luis Carlos Delgado Montes.
“Esta exposición es el resultado del arduo trabajo realizado por Rafael Acosta, un escultor caracterizado por su tesón, por estar permanentemente modelando, martillando, esculpiendo. Esto es lo que ha forjado al artista que hoy exhibe una muestra sorprendente de su habilidades con el acero, con el alambre, con técnicas de filigrana y con la técnica del forjado y la soldadura, logrando piezas de gran valor artístico de muchas cualidades estéticas pero también de profundos valores simbólicos relacionados con la Danza del Venado”, comentó el Secretario General de la Universidad Autónoma de Chihuahua, Raúl Sánchez Trillo.
Rafael Acosta Carrillo es originario de San Luis Río Colorado, Sonora, egresado de la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Chihuahua, su obra tiene presencia en diferentes espacios de nuestro Estado, del país así como del extranjero.
Es creador de una escultura monumental en Somerton, Arizona y el “Indio concho” a la entrada del poblado de San Francisco de Conchos, Chih.
La muestra escultórica “Jícuri. Danzantes” permanecerá en exhibición hasta el mes de enero en Quinta Gameros. La entrada es libre y los horarios de visita son de martes a sábado de 11:00 a 19:00 horas y los domingos de 11:00 a 17:00 horas. Punto, hasta aquí.

Manuel Felguérez dona 15 de sus obras a Chihuahua

Chihuahua, Chih.- El reconocido pintor y escultor zacatecano Manuel Felguérez donó a Chihuahua 15 de sus piezas que permanecerán en el Museo Casa Redonda, incrementando así los bienes artísticos del estado.

Luego de seis meses de seguimiento y gestión, el pasado jueves 30 de noviembre se concretó la donación al recibir 15 obras realizadas bajo las técnicas de litografía, serigrafía y grabado, creación del artista plástico Manuel Felguérez Barra, quien a iniciativa propia donó la serie de pinturas con el propósito de incrementar su acervo en Chihuahua.
Autoridades culturales encabezadas por la secretaria de Cultura, Concepción Landa García Téllez, viajaron a la Ciudad de México para reunirse con el artista, “Las piezas gráficas son producto de una donación personal que tanto el maestro Felguérez como su esposa Mercedes Oteyza hacen a la entidad, ya que dicha generosidad redundará en bien de la cultura y el compromiso latente de promover y difundir el legado de la escuela mexicana artística”, mencionó la secretaria de Cultura en el Estado, Concepción Landa García Téllez.
Manuel Felguérez nació en Valparaíso, Zacatecas, en 1928. Sus experiencias al lado de Zadkine, en Paris, y de Zúñiga, en México, así como su constante investigación y experimentación, le dieron seguridad en el manejo de materiales y técnicas, no sólo en el campo de la escultura, sino en la pintura y el muralismo, llevándolo a encontrar su propio lenguaje.
Desde su primera exhibición, en 1958, ha participado en innumerables exposiciones individuales y colectivas en México y el mundo. Su obra se exhibe de manera permanente en importantes recintos museísticos y culturales de México, así como en países de Europa, Asia y América, además de múltiples colecciones privadas.
Otros espacios culturales también llevan su nombre: la Galería de Arte Electrónico del Centro Nacional de las Artes, La Galería Metropolitana en la Rectoría de la UAM, la Casa Municipal de Cultura de Valparaíso, Zacatecas y la Biblioteca del Hotel The Sebastian en Vail, Colorado, Estados Unidos.

El plausible salto de la agronomía al arte escultórico

 

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- Piezas únicas que sobresalen por su exacto acabado y creatividad, son las que reúne la exposición retrospectiva del escultor originario de San Luis Río Colorado, Sonora, pero chihuahuense por adopción, Rafael Acosta, y que al verlas, no queda más que aplaudir su decisión de dejar su profesión de ingeniero agrónomo, para desarrollar su pasión: el arte.
Como dijo el director de la Facultad de Artes, Raúl Sánchez Trillo, ‘‘Rafael Acosta se formó en Bellas Artes- hoy facultad- fugándose de la Facultad de Agronomía’’.
Un defensor de ‘las piezas originales’, un explorador de materiales y técnicas, el que asegura con orgullo haber aprendido de maestros como Judith Bermúdez, Carlos Ruiz, José Lucero y Rafa Domínguez, es hoy por hoy toda una realidad dentro del arte escultórico.
Su escultura monumental “Indio Concho” se yergue en la entrada de San Francisco de Conchos; el edificio de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Chihuahua luce orgullosa su “Herencia de la Cultura Paquimé y el esfuerzo al triunfo”.
De colores, blanco, amarillo, ocre, de formas abstractas hasta muy reales como un danzante, un arquero a caballo o una bella pieza de cuerpos entrelazados, dan fe de la visionaria creación de Rafael Acosta, el artista y de Rafael Acosta, el siempre sonríente ser humano.
La exposición está abierta de lunes a viernes en un horario de 10:00 a 19:00 hrs., en la Sala de Exposiciones de la Mediateca Municipal, hasta mediados de abril. Punto, hasta aquí.

El arte escultórico de Rafael Acosta en exposición retrospectiva

Chihuahua, Chih.- Mañana miércoles 16 de marzo a las 19:00 hrs. el Instituto de Cultura del Municipio por medio de la Coordinación de Fomento a la Lectura y Programa Editorial, inaugura en la Mediateca Municipal la Exposición Retrospectiva del escultor Rafael Acosta, dentro de su Programa de Exposiciones que realiza en coordinación con la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Chihuahua.
El artista, originario de San Luis Río Colorado, Sonora, tiene ya una larga trayectoria que sería difícil mencionar aquí, basta con hacer hincapié en que su trabajo ha sido apreciado y difundido en diferentes espacios de nuestro Estado, del país así como del extranjero. Su obra ha sido expuesta en los lugares más representativos para el arte, tanto en nuestra ciudad como fuera de ella; sin duda esta exposición tendrá mucho éxito, por lo que se invita a todo el público a visitar esta interesante muestra que estará en la Sala de Exposiciones de Mediateca hasta mediados del mes de abril.
Luis Carlos Delgado Montes, comenta, “Rafael Acosta es un escultor que utiliza diversos medios y técnicas para crear. Este gusto tan claro resulta un componente diferencial en su obra. También lo es que su trabajo haya trascendido; sus exposiciones se han visto en diversas galerías y centros culturales, recorriendo caminos que otros podrán aprovechar tras él. Es relevante su contribución al arte público chihuahuense, con obras tan significativas como “Indio Concho”, su escultura monumental en la entrada al poblado de San Francisco de Conchos y su intervención en el edificio de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Chihuahua llamada ‘Herencia de la Cultura Paquimé y el esfuerzo al triunfo’. Su trayectoria ha sido una exigencia de varias décadas en las que a través de la experimentación con diversos materiales ha logrado crear un estilo propio que identifica su obra como una de las nuevas propuestas escultóricas de la región, convirtiéndola en una demostración de infinitas posibilidades de comunicación estética.”
La exposición está abierta de lunes a viernes en un horario de 10:00 a 19:00 hrs., y la invitación se hace a todo el público amante de las bellas artes, a que nos acompañen al tradicional corte de listón y el vino de honor.