Editorial: Ni “Lo uno ni lo otro” debió suceder en Casa Redonda

 

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- ¿Qué pasó la noche del miércoles 5 de diciembre en el museo Casa Redonda?..
De entrada, se convocó a la inauguración de la exposición “Lo uno y lo otro” que reúne a un incipiente (alegan que se crearon en 2017) y muy desconocido grupo llamado “Colectivo Cd. Juárez”, que textualmente se promociona como un: colectivo que busca la reunión de varias experiencias visuales de artistas mexicanos radicados en la frontera mexicana, identidades en suma de uno y otro país (México y Estados Unidos).
La expectativa era interesante.
La directora de Casa Redonda, Tita Delgado abrió la conversación, “La población flotante es numérica y muchas veces ni siquiera podemos contabilizarla porque se mueve, no son ni de aquí ni de allá, no son lo uno ni lo otro”.
De ahí, todo arrancó de manera extraña en el panel.
El primer panelista en responder tiró por la borda el cuestionamiento, “No es el tema que aborda nuestra obra en este momento y personalmente no lo abordo yo de manera directa, yo prefiero un clima de abandono… No hay necesidad de abordar directamente”.
Las caras de “mí no entender”, se reflejaron en todos los presentes, que no eran muchos, por cierto.
La estocada vino de viva voz de otra artista/panelista, “El tema se presta para irse a lo rojo, a lo sangriento, pero también a lo sutil en la pintura yo lo hago muy fino… saco lo bonito de la migración”.
-¿Qué dijeron?
¿Acaso nomas fue en papel el presentarse como artistas con una visión de la frontera?
El desazón crece al ir viendo las obras expuestas, olvidándonos por un momento del inexistencia del tema, resulta peor ir descubriendo también la ausencia de técnica, logros o motivaciones. La gran mayoría de los cuadros exhibidos NO cumplen los más mínimos estándares de calidad artística, pecan de soberbia al ser llamados arte y le ponen una espantosa equis a Casa Redonda que se había distinguido por su gran calidad al seleccionar sus exposiciones.
“Lo uno y lo otro” es chapucera en su conjunto: no hay tema y por ende no hay hilo conductor, se olvidan del receptor, (el público), entonces habría qué preguntarse porqué ocupa dos de las principales salas, y las más grandes, de Casa Redonda.
Llenar por llenar espacios no es aceptable.
Para la promotora cultural y coordinadora del proyecto, Dora Elena Delgado Barraza, también debe ser un descalabro haberse embarcado en esta idea dado sus trabajos promocionales anteriores.
Y ella debería responder de dónde salió el dinero para armar la exposición, pues las obras llegaron si un marco siquiera o cómo fue la participación de curador a distancia, ya que ni una preselección previa hubo, todo llegó en “bonche”.
Medio rescatables, aunque también fuera de contexto, las obras de: “Mortiz”, “Bandido” y Mario Parra.
De igual manera, si hablamos de transparencia, sería interesante saber cómo y de dónde salieron los dineros para que la citada muestra se convierta en itinerante durante todo el 2019, ya que irá de aquí al Palacio Alvarado en Parral; luego al Museo del Desierto Chihuahuense en Delicias; en el Centro Cultural San Antonio en Cuauhtémoc; la Galería Josefina Membrila Fine Art en San Miguel de Allende, finalizando en Casa Chihuahua de Ciudad de México.
Tal vez la extrañamente llamada Subsecretaría de Cultura Zona Norte podría saber esas respuestas.
Ni un centavo salió de Casa Redonda, eso sí les aseguro.
La imposición ya sucedió recientemente en Quinta Gameros y en Casa Chihuahua, ahora fue Casa Redonda.
Todo lo anterior me recuerda la pasada invasión de espantosas estatuas resultado del amiguismo.
¡Qué no nos suceda de nuevo! Punto, hasta aquí.

VIVEBÚS: Una obligación que nadie quiso ni quiere cumplir…

vivebus 1

 

Acompáñenme a leer esta triste historia…

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- Han pasado cuatro años desde que fue inaugurado en Chihuahua el nuevo sistema de transporte colectivo, ‘‘Que pondría a la vanguardia a la ciudad en sistemas de tránsito rápido (Bus Rapid Transit, en inglés)’ ’, el VIVEBÚS.
Un año más si contamos que su construcción arrancó en 2012, tampoco ahorita importan ya los problemas de tráfico que se crearon.
Se oía tan bonito: Un ruta troncal de norte a sur y viceversa, 42 estaciones¸ una flotilla de 84 camiones con aire acondicionado, Wi-Fi, accesos para discapacitadas, pagos digitales, tarjetas muy recargables en máquinas expendedoras o en tienditas de esas con dos equis.
De primer mundo la cosa.
Todos los citadinos eran felices.
La fastuosa inauguración fue de manos del entonces gobernador César Duarte Jáquez el 24 de agosto de 2013, acompañado por el alcalde capitalino Marco Adán Quezada Martínez, ya en la recta final de su mandato. Inició operaciones al día siguiente.
La fiesta era en grande, todos subía, bajaban y se apretujaban para disfrutar de los nuevos y cómodos camionzotes, al cabo eran de a grapa al principio.
Todo inició con el Plan Sectorial de Movilidad Urbana Sustentable (PSMUS) del Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN). La cuestión financiera sería a cargo de tres niveles de gobiernos, tras más palabrerías así ‘bien bonitas’ fueron autorizados por parte del Fondo Nacional de Infraestructura 222.9 millones de pesos, el 50% del total de la magna obra y para poner ‘manos a la obra.
Su operación sigue hoy en día bajo control de la Dirección de Transporte del Gobierno del Estado de Chihuahua.
El César mirada desde su balcón particular cómo su gente vivía en paz.
Pero el despertar fue muy duro. No solo para el gober, sino para todos.
‘‘Señores, se acabó lo de agrapa y el pago en efectivo’’… Ya ni a la ferias ni al grito.
Largas filas para adquirir las tarjetitas, fallas en toda la infraestructura de primer mundo, desinformación, etcétera, etcétera…
Los choferes de las rutas tradicionales, o sea alimentadoras… se apersonaron dos días después de inaugurado pos les dañaba su negocio, digo su trabajo.
A tres meses de iniciado, ya era un caos total: Los ‘vivebuses’ era insuficientes con el regreso a clases, Las rutas alimentadoras llegan a la hora que les da la gana y se cortan también de esa forma.
Para el 17 de mayo de 2014, el gobierno de ese entonces, ya con otro presidente municipal, Javier Garfio, tras los malos manejos de la de la Coordinadora de Transporte Colectivo de Chihuahua S.A. de C.V., dijo que tomaba el control de la Ruta Troncal.
Ya todo iba en picada y nadie hacía nada:
En agosto de 2015, los choferes ‘vivebusianos’ entran en huelga pues no les pagaban nada, la ciudad quedó desolada y sin el transporte, aunque fuera chafa.
La rapiña política comenzó, eran tiempos de hacerse notar pos ya casi el gobierno tenía un pie afuera. Aquí la ciudadanía dio muestras de unión y ofreció ‘raits’, mientras César Duarte alegaba que todo estaba bien diciendo que traería camiones ‘‘hasta de la luna’’.
Llegó el 2016 y ahora sí a darle con todo, no para arreglarlo, sino para usarlo de bandera política y ‘‘promesas del corazón’’, el entonces candidato panista Javier Corral (en febrero de ese año) dijo que lo solucionaría.
En marzo de 2016, otra huelguita.
En julio la historia se repitió por tres días: Más de 150 mil chihuahuenses volvieron a sufrir los atropellos de una obligación que nadie quiso ni quiere cumplir.
El gobierno anterior de origen priista desapareció, unos están prófugos y otros en la cárcel; hay gobierno nuevo hace un año, es panista.
Hoy, viernes 9 de junio de 2017, el fracaso es total, qué pena…
De aquella obra magna, millonaria, no queda nada: los camiones del VIVEBÚS lucen destartalados -los de las rutas alimentadoras siempre lo han estado- las tarjetas ya no existen, mucho menos las máquinas expendedoras, ahora sirven de archivero para algunos de los tres guardias.
Las estaciones norte y sur lucen sin vigilancia, desoladas y con lindos foquitos que prenden y apagan. ¿Por qué no los rentan para un rave?
¿Los baños?.. Ni se le ocurra entrar.
El cobro es en efectivo, hay personal que se encarga de eso y ponen sus moneditas en una cajita de lápices escolares de lindos colores.
¿El Wi-Fi?.. De eso ni hablemos, dejó de existir hace mucho y mejor no saque su celular o se lo roban, porque seguridad no hay.
Las rutas alimentadoras, o sea los camiones normales, siguen de mal en peor, hasta el cobro es como a ellos se les antoja. Y los horarios también.
El trajín de la población es más que triste, a nadie le importa si los dejan varados –Ni ‘vivebuses’, ni troncales- bien sea invierno o primavera, ellos dejan de laborar a la hora que les plazca.
El gobierno actual de Javier Corral y Maru Campos solo ha hecho algunas reuniones con el fin de sacar nota, mesas técnicas les llaman, pero de brindar una solución real: nada. Y les corresponde ya.
Aclaremos: el VIVEBÚS como idea fue buena, aligeró los tiempos de recorrido, pero se perdió entre la corrupción y el desinterés de una administración pasada y el desinterés de una administración presente.
Esto no fue una historia para un programa de Silvia Pinal, tampoco un drama de la revista Valle de Lágrimas, menos es un invento de El Deforma, no, es real y siempre la realidad supera la ficción. Punto, hasta aquí.

La Feria del Libro 2015 vs los #JurassicWord

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- Había una vez una ciudad calificada de bárbara, delimitada por un epíteto que reza: ‘‘La cultura termina donde comienza la carne asada”. El tiempo ha pasado y cada año, los lugareños se unen a lo oficial para sacar adelante un evento que lucha por hacer resurgir como Ave Fénix a esa, su adorada ciudad…
Pero, las fuerzas oscuras de los #JurassicWord se agrupan bajo la máscara de las redes sociales para que los lugareños no consigan su cometido…
La batalla ha comenzado…
Horas antes de que se inaugurara la actual edición de la Feria del Libro, algunas voces –en redes sociales- ya la calificaban de fracaso. Esas vocecillas susurrantes dejaban escapar su ira al no ser invitados a presentar sus libros –más viejos que la luna, con temáticas caducas y que nunca lograron quedarse en la mente del colectivo-.
Un mirón, les dio el beneficio de la duda, y recorrió la feria para checar lo que esos dinosaurios de las malas letras pronosticaban y ¡oh! Sorpresa, bastó menos de media hora para descubrir que hay muchas cosas por ver y hacer en la Feria del Libro 2015.
Díganle a los #JurassicWord que no pinshes mamen, que así no se pinshes puede. Al fin y al cabo, con un lector que se logre, con eso basta.

Aquí el escenario de la lucha:

1- Escenarios alternos… aguántese el frío, aquí se calienta el alma

tutorial 1

2- Monitos, pero no son los de Meoqui…

tutorial 2

3- Talleres, tampoco mecánicos y esas cosas, no, son para sus niños mientras usted descansa…

tutorial 3

4- A pata suelta… Al cabo los niños están en los talleres…

tutorial 4

5- Obras de autores chihuahuenses, pero de ésas que valen la pena, no de los #JurassicWord

tutorial 5

6- ¿Compró el libro de recetas?, pues también están los utensilios…

tutorial 6

7- Ahora con la subida del dólar, pues imposible viajar a Cuba o Bolivia, entonces aquí hay algo de su cultura…

tutorial 7

8- Esa musiquita, Tan arrastradita que suena, Tan arrastradita, Cómo te acompaña y te mece, Cómo te acaricia, Cómo te devuelve a la vida, Esa musiquita…

tutorial 8

9- Librotes, libros y libritos…

tutorial 9

10- Soy una princesa, soy una princesa… nunca faltan, no fallan.

tutorial 10

11- A veces uno no le presta mucha atención a aquello que no cree que pueda suceder… Bienvenida la literatura que llama la atención de los jóvenes

tutorial 11

12- Inhale-Exhale… Tranquilos, solo es incienso hindú.

tutorial 12

13- Estoy tan gastado, ‘oh, mira una oferta’…

tutorial 13

14- Sana, sana colita de rana… hay libros de todos los temas…

tutorial 14

15- El cubo de Rubik terminará por dominar el mundo…

tutorial 15

16- Se ve ya sepultado entre dos infinitos, el océano y el cielo; uno es su tumba; otro su mortaja… Clásicos en rebaja

tutorial 16

17- Hay caballos

tutorial 17

18- También cuervos y elotes…

tutorial 18

19- Qué creen, hay presentaciones de libros…

tutorial 19

20- Y sin tanta alharaca, encontré, ‘Los hornos de Hitler’, ¿Casualidad o destino? ¿Directa o indirecta?

tutorial 20

Imágenes: Ponxo Taifa
                   Manuel Martínez