Denuncian pública y oficialmente al subdirector del ISSSTE por abuso de poder y negligencia

Roberto Olivas Payán, fallecido.

esucesos / especial

Chihuahua, Chih.- Familiares y amigos del señor Roberto Olivas Payán apelan a la sociedad chihuahuense y a las autoridades correspondientes primero para denunciar un caso de abuso de poder y negligencia y segundo, para exigir justicia, “chihuahuenses, nos vemos en la necesidad de pedir su ayuda para denunciar y compartir públicamente el abuso de poder y negligencia que el subdirector del ISSSTE CHIHUAHUA, Manuel Acuña, ejerció el domingo 22 de marzo y por lo cual falleció nuestro querido familiar, el señor Roberto Olivas Payán”.
El señor Roberto Olivas Payán fue atropellado el pasado domingo en la avenida Tecnológico, por lo que fue llevado a la clínica del ISSSTE, detectándosele daños en el hígado, costillas y bazo.
Al ver que la salud del paciente empeoraba, el médico solicitó estudios de manera urgente, tomografía de cráneo y tórax en específico, pero no fue posible dada la negativa del subdirector del ISSSTE, Manuel Acuña, quien fue enfrentado y video grabado por el médico de turno y ni así logró la autorización de los estudios, que por protocolo, debía firmar Acuña.
En el video, se nota la angustia de dos médicos y el apuro por recibir la autorización y la lentitud de Acuña por atenderlos.
-¿Autoriza la tomografía?, ese es el punto, se está muriendo el paciente, pregunta el médico
-No, fue la respuesta.
Acuña sale de su oficina y el médico lo sigue por los pasillos del hospital, tachándolo de cobarde, miserable y mezquina.
El médico le hace saber que la tomografía se solicitó desde mediodía.
“El señor Payán ingresó el domingo cerca de las 11:45 de la mañana al nosocomio luego de ser atropellado, desde su llegada, el doctor le mandó hacer radiografías para ver los daños causados, detectando múltiples fracturas en las costillas, sin embargo fue necesario que le solicitara al subdirector Manuel Acuña su autorización, por protocolos del hospital, para realizarle al paciente esas evaluaciones. En primera instancia se le tuvo que llamar al teléfono celular toda vez que no se encontraba en el nosocomio, sin embargo negó la autorización”, narran los familiares.
Pasadas las 5:30, el paciente ya había entrado en shock por lo que fue intubado para ayudarlo en su respiración y llevado a terapia intensiva, cuando tiempo antes, se había mantenido consciente.
Ya en la noche, a las 8:30, el señor Payán ingresó de urgencia al quirófano, detectándosele hemorragia interna, pero lamentablemente en la madruga del lunes, 4:30 am, falleció.
La familia dice que, “para todos nosotros resulta insultante, denigrante y genera una gran impotencia en nuestro ser porque sabemos que si se le hubieran practicado esas evaluaciones Don Roberto Olivas Payán podría haber tenido probabilidades de sobrevivir y recuperarse, puesto que a su ingreso al hospital y por más de tres horas estuvo consciente e incluso interactuaba con sus familiares”.
Y exigen justicia, “estamos pidiendo un castigo ejemplar para que el lamentable fallecimiento del Sr. Payán sirva de mucho y se eviten más casos como este”.
También agradecen al médico que lo atendió, “agradecemos infinitamente también al médico encargado de recibir al Sr. Payán por la valentía de hacer la videograbación para denunciar este caso”.
La familia interpuso ya la denuncia de manera oficial ante las autoridades correspondientes.

Manuel Acuña, subdirector del ISSSTE