Eugenia León: “La bruja” mayor de la música inaugura el FICH 2018

 

Carlos Urquidi G. / enviado especial

Barrancas del Cobre, Chih.- El Parque Aventura Barrancas del Cobre fue el escenario para el arranque de la décimo cuarta edición del Festival Internacional Chihuahua “Reflejos del mundo” y la cantante Eugenia León fue la invitada para llevar a los asistentes por un recorrido musical con los temas más representativos de la música tradicional y contemporánea mexicana.
La carrera musical de la respetada intérprete que abarca más de 35 años y más de 26 discos se vio representada en un concierto único, íntimo, de armonía con la naturaleza en el lugar dónde dice la leyenda, “se creo el mundo hace más de 20 millones de años”.
“He tenido la oportunidad de estar en Chihuahua pero nunca había estado en las Barrancas del Cobre ni de paseo, pero quiero decirles que no tengo palabras para describirles de cuánta belleza estamos rodeados, es un lugar imponente”.
Ataviada con un túnica azul, Eugenia León expresó previo a sus convierto su orgullo e estar en Chihuahua para inaugurar el FICH 2018, “La cultura, el arte que es de todos nosotros, esta tierra tiene una historia para mí en la parte musical y en la parte personal pues mi hijo tiene sangre chihuahuense y veo todo esto y me emociono muchísimo”.
La noche de Eugenia León en Barrancas del cobre empezó de forma muy mexicana al abrir su presentación con las tradicionales melodías “Mi gusto es” y “Carabina 30-30”, para dar paso a todos los géneros que hacen de la música mexicana un amplio abanico sonoro de impresionante arrastre y calidad.
La mujer también habló del cambio en México, “Yo creo que es una oportunidad para todos para cambiar muchas cosas que pensamos que no se iban a cambiar y saber que el cambio lo tenemos que hacer todos, no es solo un cambio de gobierno, es una oportunidad para todos, para valorar lo que tenemos y obviamente que el mudo sepa qué tamaño de país es este, que la gente tenga otra noción de lo que somos los mexicanos, no solo los de las noticias feas que hablan de nuestra Patria, sino del gran país y el gran pueblo que somos los mexicanos”.
“Yo le canto al pueblo de México”.
Más temas que fueron desde los conocidos “Como tu mujer”, “La mesera”, “La Bamba”, “Tiburón Tiburón”; la muy tradicional mexicana “La bruja”; la protesta de “Tu enemigo”; su reconciliación con “El fandango aquí” que le abriera las puertas a un público masivo y hasta ”El ratón vaquero”, más el infaltable ”Corrido de Chihuahua”.
Incuestionable la calidad vocal e interpretativa de Eugenia León, igual su dominio del escenario; innegable también la calidad de diez sus músicos.
Sobre el racismo y la discriminación, dijo, “Pobre la gente que no se fija que no se fija que todos somos ciudadanos del mundo, no puedo entender la división social, ni racial, ni de credos”.
También, “Yo deseo con todo mi corazón que en adelante ya no haya más sangre, ya se pusieron muchos muertos y no a nombre de una revolución, es una manera de opacarnos, es una manera de quitarnos el valor propio y la valentía, el gusto y la esperanza de saber que México merece otro destino, no estar amagados por el miedo, la violencia y la explotación”.
“Soy una cantante popular de la cultura” y lo demostró teniendo de testigo a una luna impresionante para seguir en la promoción de su más reciente disco, “Una rosa encendida”. Punto, hasta aquí.