Presentan el libro “La Cultura de Casas Grandes”, un excelente trabajo de compilación bellamente ilustrado

 

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- El Salón Rojo de Palacio de Gobierno fue la sede para que viera la luz la edición del libro de gran formato “La Cultura de Casas Grandes”, obra única en su género en español que reúne los trabajos de investigación de campo sobre Paquimé de 21 arqueólogos de México y Estados Unidos, como Carl Sofus Lumholtz, Edwin Booth Sayles, Charles Corradino Di Peso, Eduardo Contreras Sánchez y Jane Holden Kelley, fallecida en 2016, Arturo Guevara Sánchez, Arthur C. MacWilliams, Timothy D. Maxwell, Fátima K. Gutiérrez Vacío, Francisco Mendiola Galván, Eduardo Pío Gamboa, Paul E. Minnis, Alberto Peña Rodríguez, José Luis Punzo Díaz y Gordon F. M. Rakita,
El libro cuenta con la participación de Timothy D. Maxwell y Rafael Cruz Antillón como compiladores y coordinadores, presentes en la presentación; está ilustrado con las bellísimas fotografías de Héctor Jaramillo; Rafael Cruz en la dirección de contenido; Edna Suzana Gutiérrez Beha y Gisela Franco en el diseño editorial
Destaca también que con este libro la editora Gisela Franco Deándar cierra con broche de oro su exitosa etapa al frente del Programa Editorial del Gobierno del Estado.
Presentes en la presentación, el gobernador del estado, Javier Corral; la titular de la Secretaría de Cultura, Concepción Landa; el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández y el delegado del INAH Chihuahua, Jorge Carrera.
Javier Corral habló sobre la cultura de Casas Grandes, “ha sido objeto de admiración y asombro, tanto por los pueblos que tuvieron el privilegio de contemplarla, en su auge como puente comercial entre Mesoamérica y el sur de lo que es ahora los Estados Unidos, como entre los colonizadores europeos y, tiempo después, de los arqueólogos que la han estudiado y quienes siguen considerando con admiración los restos de su arquitectura única y de su alfarería prodigiosa”.
Sobre el libro agregó, “se trata de una deliciosa y espléndida edición, un libro rico en contenido y en imágenes, que con su tamaño y calidad corresponde a la obra redonda para un trabajo como el que han logrado los autores, puesto que no existían documentos en español que registraran de la manera en que se hace en esta obra, el trabajo de investigadores, arqueólogos e historiadores sobre esta enorme región”.
A petición del director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, el gobernador se comprometió a realizar una edición del libro más accesible para toda la comunidad.
La titular de cultura del estado, Concepción Landa dijo, “la publicación de éste libro significa un gran avance para la arqueología del norte de México ya que por sus características es un libro único, ya que no existen documentos en español que registre el trabajo de investigadores, arqueólogos e historiadores sobre la cultura de Casas Grandes y sus alrededores”.
Uno de los compiladores y coordinadores del libro, Rafael Cruz Antillón, comento, “muchas gracias a toda la población de Paquimé, de Casas Grandes, es un honor presentar este libro que reúne el esfuerzo de muchos investigadores, de muchos años de trabajo, de muchos esfuerzos, sacrificios, no solo de nuestra parte, sino de mucha gente. De alguna manera este libro es un homenaje a esta cultura y a todos los investigadores que lo han hecho posible”.
Rafael Cruz Antillón externó su agradecimiento a, “Gisela Franco que es la editora de este libro por su corazón, entrega y participación, mi reconocimiento público y agradezco también el talento que nos dio Héctor Jaramillo, el fotógrafo de esta obra”.
Su compañero en la compilación, Timothy D. Maxwell, también dirigió unas palabras, disculpándose por su poco dominio del español, “He trabajado en Chihuahua por muchos años, pero no soy fluyente en el idioma todavía, el libro representa cientos de años de investigación y no hay otro libro similar, ofrece la oportunidad de aprender más sobre nuestras culturas ancestrales, estoy feliz de trabajar con Rafael Cruz Antillón”.
El director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, dijo que este libro es un excepcional compendio del trabajo sobre la cultura más relevante del norte mexicano y que se debe celebrar pues no existe un libro como este, lo cual plantea un reto porque la arqueología de México se ha concentrado en el centro y sureste de México, por lo que se debe construir una arqueología pluricultural, con diversidad, lingüística, étnica, regional, sexual y de toda índole.
Parte medular del libro es el impresionante trabajo fotográfico realizado por Héctor Jaramillo, y se nota en sus palabras, “Encantador proyecto. Lleno de armonía. Rafa (Rafael Cruz Antillón) es muy querido en el gremio de los arqueólogos así que consiguió textos muy amorosos y sabios. Gisela Franco no se midió con el diseño, además de ser súper empática para trabajar en equipo. Fueron tres años casi ininterrumpidos. Fue un trabajo inmenso, tal vez el que más esfuerzo me ha tomado y como trabajo en equipo, el libro más amoroso en el que he participado”. Punto, hasta aquí.

Arqueólogos del INAH rememoran sus experiencias con Jane Kelley

 

 

Casas Grandes, Chih.- Los arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Rafael Cruz, Alberto Peña y Francisco Zúñiga, compartieron sus experiencias al haber trabajado y convivido con uno de los personajes más importantes para la arqueología en Chihuahua: la doctora Jane Holden Kelley, cuya labor en el Proyecto Arqueológico Chihuahua (PAC) dio como resultado el aporte más importante para la arqueología en el estado desde los trabajos realizados por Charles Di Peso, quien hace más de 50 años hizo las primeras excavaciones en Paquimé.
En la mesa de reflexión “Los aportes arqueológicos de Jane H. Kelley y Paquimé”, los tres expositores analizaron las trece temporadas de trabajo de campo en la parte centro-oeste del estado de Chihuahua, pero además, de manera sensible y entrañable compartieron sus experiencias personales y el valioso aprendizaje que a cada uno de ellos dejó el haber trabajado con la doctora Kelley.
“Jane Kelley nació en el estado de Texas en 1928 y falleció el 23 de abril de este año, por lo que esta mesa es un homenaje póstumo, tanto a su trabajo como a su persona”, comento Francisco Zúñiga, quien habló de cada una de las temporadas de trabajo dentro del PAC que la doctora realizó a lo largo de 20 años a partir de 1990.
Compartió con los asistentes una lista que Jane Kelley personalmente le entregó poco antes de fallecer, un documento que registra las fechas y los lugares de los campamentos en donde se realizaron las excavaciones, así como las personas que colaboraron en cada temporada dentro de este proyecto. Entre visitantes y colaboradores, mexicanos y extranjeros, fueron un total de 193 personas involucradas en el PAC, destacando la presencia de Gloria Fenner como visitante durante la última temporada en 2010, quien trabajó durante las primeras excavaciones con Charles Di Peso en Paquimé.
Comentó el arqueólogo Zúñiga que uno de los aspectos más destacados y novedosos en este proyecto fue el uso del georadar, un elemento tecnológico con el que se hace un barrido de la superficie del terreno para interpretar los datos por medio de computadora y saber si hay estructuras arqueológicas en el subsuelo y a que profundidad están. “Antes no se tenía esta tecnología, y se comprobó que mediante su uso se podía ahorrar tiempo y mano de obra”, dijo.
Con el PAC se registraron alrededor de 370 sitios arqueológicos en la zona centro-oeste del estado de Chihuahua, y aunque no todos fueron excavados, se obtuvieron muestras, temporalidad y otros datos importantes para el estudio de la arqueología en el estado.
Por su parte, Alberto Peña habló de lo que él llamó un “privilegio distinto” en su experiencia de trabajo con la doctora Kelley, ya que aunque no tuvo la oportunidad de participar directamente en el PAC, se relacionó con la arqueóloga de otras maneras: visitó sus excavaciones en Chihuahua y fue el encargado de traducir del inglés al español uno de los artículos más importantes para la historia de la arqueología en Chihuahua.
Publicado originalmente en la revista Canadian Journal of Archeology, este artículo hace una síntesis de 20 años de trabajo continuo en el PAC. La traducción hecha por el arqueólogo Alberto Peña, fue publicada por el INAH Chihuahua en diciembre de 2015 y presentada en un evento al que asistió la doctora Kelley.
Por último, el arqueólogo Rafael Cruz detalló el aspecto personal de Jane Kelley en cuanto a su calidad como investigadora pero también como ser humano, expresando con nostalgia que en esta plática hablaba por primera vez de la doctora sin estar ella presente. Habló de singulares anécdotas que vivió junto a ella y a su equipo de trabajo desde la primera temporada del PAC, en 1990.
Esta mesa de reflexión se llevó a cabo en el III Festival en las Casas Grandes, evento que se realizó durante los días 19, 20 y 21 de octubre en las instalaciones del Centro Cultural Paquimé del municipio de Casas Grandes.