Ganan Elsa Sáenz y Sagrario Silva, la “Medalla al Mérito Cultural Víctor Hugo Rascón Banda”

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- Dos talentosas mujeres chihuahuenses, una entregada a la danza y otra al teatro, ambas gestoras culturales de altos vuelos, defensoras de sus vertientes del arte se han hecho acreedoras a recibir la “Medalla al Mérito Cultural del Estado de Chihuahua, Víctor Hugo Rascón Banda”, en su Edición 2017, por las aportaciones que han realizado a la cultura chihuahuense.
La diputada Antonieta Mendoza, presidenta de la Comisión de Educación y Cultura, a nombre de Sexagésima Cuarta Legislatura del Congreso del Estado dio a conocer que Sagrario Silva Vélez y Elsa Marina Sáenz Trillo resultaron ganadoras de la presea que honra anualmente el trabajo y la labor realizada por chihuahuenses a favor de la cultura.
Y este año, no será una galardonada, sino dos excelsas chihuahuenses que han puesto el nombre de Chihuahua muy en alto, con logros a nivel local, regional, nacional e internacional.
Los nombres de las chihuahuenses ganadoras, serán inscritos en el muro de honor de la Sala de Visitantes Distinguidos “Víctor Hugo Rascón Banda”, ubicada en el primer piso del edificio legislativo.
La Medalla al Mérito Cultural del Estado de Chihuahua, Víctor Hugo Rascón Banda, en su Edición 2017, será entregada en Sesión Solemne el próximo jueves 28 de septiembre del año en curso, a las 10: 30 hrs, con la presencia de los titulares de los Poderes Ejecutivo y Judicial del Estado.
El Jurado Calificador estuvo conformado por especialistas de las áreas correspondientes a las trayectorias de los participantes, siendo por las siguientes personalidades: Mtro. Servando Pineda Jaimes, escritor y reconocido catedrático de la UACJ; Dr. Roberto Lawrence Ramson Cartey, director de la Facultad de Artes Universidad Autónoma de Chihuahua; Mtro. Jesús Vargas Valdez, destacado historiador y escritor y la Mtra. Perla de la Rosa, docente, actriz reconocida.

Un vistazo breve a las galardonadas:

medalla rascon 4

Sagrario Silva: Danzando por la vida

Sagrario Silva Vélez es coreógrafa, actriz, bailarina, maestra, guionista, promotora activa de la comunidad artística del Estado de Chihuahua, cuenta con una trayectoria de más de 30 años en la escena cultural y social; ha participado en diversos montajes de arte en el área de danza contemporánea, teatro, performance, cine, lecturas de atril.
Fundadora y directora del Grupo de Danza y Teatro Nellie Compobello, I.A.S.P., fundado en 1994, como encargada del departamento de Artes Escénicas Teatro – Danza, obteniendo como logro el 1er. Festival de Danza Contemporánea “Nellie Campobello” por primera vez en el Estado, en honor a la mencionada por su realización literaria y pionera de la danza moderna mexicana.

medalla rascon 3

Elsa Sáenz: La vida es teatro

Elsa Marina Sáenz Trillo hizo el bachillerato en arte con extensión pedagógica, obteniendo el título de instructora de arte integral. Estudió en la escuela nacional de arte teatral del INBA y pedagogía en la UNAM; es licenciada en docencia y máster en educación.
Fue alumna de Susana Alexander y Alejandro Bichir, entre otros.
Participó como actriz en más de 46 montajes escénicos, ha dirigió varias obras; fue nombrada por la prensa de Veracruz como Mejor Actriz en el IV Encuentro Nacional de Teatro, 1981; mención honorífica como mejor grupo y mejor dirección en la IV Muestra Nacional de lo Mejor del Teatro de Provincia, 1981; primer lugar en concurso regional de teatro en el Estado de México, 1985; recibió la placa de reconocimiento por 26 años de trayectoria artística, otorgada por el gobierno municipal de Chihuahua, 2007, pedagoga teatral en el Centro de Educación Artística (CEDART) David Alfaro Siqueiros del INBA.

Sigue la MET en Ciudad Juárez

met cj 2

 

Ciudad Juárez, Chih.- El pasado viernes 4 de agosto inició la XXVI Muestra Estatal de Teatro (MET), evento que congrega a la comunidad de actores, directores, dramaturgos y todas las personas que de alguna manera se involucran con las artes escénicas.
La MET 2017 arrancó con ‘‘Fuente Ovejuna’’ y ‘‘San Sipriano redentor y los lágrimas team’’; le siguió ‘‘El caimán y los sapos’’; el domingo el turno fue de ‘‘Esa melancolía que le da a uno a veces’’ y ‘‘Deconstrucciones’’; hoy lunes a escena subió ‘‘La infancia de Luna’’.
Este año la MET se lleva a cabo en Ciudad Juárez y además de ser un encuentro para la expresión artística, brinda un espacio donde se discuten y analizan las principales problemáticas a las que se enfrenta el teatro local, esto con la finalidad de buscar alternativas de solución e impulsar nuevos proyectos que promuevan su desarrollo.
La titular de la Secretaría de Cultura de Chihuahua, Concepción Landa, brindó un mensaje de bienvenida a los participantes y al público presente, en el que refrendó el compromiso con los creadores así como la interlocución de la cultura y el desarrollo de proyectos como éste hacia todo el estado. Habló también de la responsabilidad de darle un nuevo impulso, no solamente al teatro, si no a todas las artes y disciplinas creativas para posicionarlas tanto a nivel local como nacional e internacional.
La subsecretaria de Cultura de la Zona Norte, Austria Galindo, agradeció la respuesta a la convocatoria por parte de la “nueva oleada de teatristas chihuahuenses”, a quienes describió como “figuras emblemáticas que hoy en día son un referente nacional. En Chihuahua tenemos un teatro aguerrido y combativo, a él estamos acostumbrados, y así está bien, así lo queremos», dijo.
Será un total de 12 obras y 10 grupos los que participen en la MET 2017. Todas las presentaciones son gratuitas y se realizan en las tres salas del Centro Cultural Paso del Norte: el foro Octavio Trías, con capacidad para 250 personas; el Teatro Víctor Hugo Rascón Banda, con cupo para 100 personas; y el foro Telón de Arena, con espacio para 60 personas.
El evento concluye el domingo 13 de agosto, día en el que se dará a conocer al grupo seleccionado que representará al estado en la etapa regional.

Mensaje del Día Mundial Del Teatro, por Isabelle Huppert

El Instituto Internacional del Teatro (International Theatre Institute ITI) da a conocer el Mensaje del Día Mundial del Teatro correspondiente a 2017, cuya autora es la actriz francesa Isabelle Huppert.

Bueno, aquí estamos otra vez. Reunidos de nuevo en primavera, 55 años después de nuestra reunión fundacional, para celebrar el #DíaMundialDelTeatro2017. Un solo día, 24 horas, que comienzan de la mano del Teatro NO y del Bunraku que pasan por la Ópera de Pekín y el Kathakali, brillando entre Grecia y Escandinavia, de Esquilo a Ibsen, de Sófocles a Strinberg, entre Inglaterra e Italia, de Sara Kane a Pirandello, y también Francia entre otros, donde nos encontramos, y donde París es la ciudad del mundo que atrae a más grupos de teatro internacional. En esas 24 horas podemos ir de Francia a Rusia, de Racine y Molière a Chejov, e incluso atravesar el Atlántico para acabar en un Campamento californiano, tentando a jóvenes a reinventar, quizás, el teatro.
De hecho, el teatro renace cada día de sus cenizas. No es sino una convención que hay que abolir incansablemente. Así es como sigue vivo. El teatro tiene una vida abundante que desafía el espacio y el tiempo, y las obras más contemporáneas se nutren de los siglos pasados, los repertorios más clásicos se hacen modernos cada vez que son subidos de nuevo a escena.
El #DíaMundialDelTeatro no es pues, obviamente, un día cualquiera de nuestras vidas que deba ser tomado de forma banal. Hace revivir un inmenso espacio-tiempo y, para evocarlo, querría citar a un dramaturgo francés tan genial como discreto, Jean Tardieu. Hablando del espacio, se pregunta “cuál es el camino más largo para ir de un punto a otro.” Sobre el tiempo, sugiere “medir, en décimas de segundo, el tiempo que se tarda en pronunciar la palabra ‘eternidad’ ”. Sobre el espacio-tiempo, también dice: “Antes de dormir, fija tu mente en dos puntos del espacio, y calcula cuánto tiempo se tarda, en un sueño, en ir de uno a otro”.
Es la frase “en un sueño” la que siempre me da vueltas en la cabeza. Pareciera que Jean Tardieu y Bob Wilson se hubieran encontrado.
También podemos resumir nuestro #DíaMundialDelTeatro, citando las palabras de Samuel Beckett que hace decir a Winnie en su estilo expeditivo: “¡Oh, qué hermoso día habrá sido!”.
Al pensar en este Mensaje que tengo el honor de que me hayan pedido que escriba, he recordado todos los sueños de estas escenas. Por eso puedo decir que no he venido a esta sala de la UNESCO yo sola. Todos los personajes que he interpretado en escena me acompañan. Personajes que parecieron irse cuando caía el telón, pero que han cavado una vida subterránea en mí, dispuestos a ayudar o destruir los personajes que les sucedieron. Fedra, Araminte, Orlando, Hedda Gabbler, Medea, Merteuil, Blanche Dubois… Me acompañan también todos los personajes que he adorado y aplaudido como espectadora. Y por eso es por lo que pertenezco al mundo. Soy griega, africana, siria, veneciana, rusa, brasileña, persa, romana, japonesa, marsellesa, neoyorkina, filipina, argentina, noruega, coreana, alemana, austriaca, inglesa, realmente del mundo entero. Esa es la auténtica globalización.
En 1964, con ocasión de este #DíaMundialDelTeatro, Laurence Olivier anunció que, tras más de un siglo de lucha, por fin se acababa de crear en Inglaterra un teatro nacional que él quiso transformar inmediatamente en un teatro internacional, al menos por su repertorio. El tenía muy claro que Shakespeare pertenecía al mundo.
Me ha encantado saber que el primer Mensaje de estos Días Mundiales del Teatro, en 1962, se le confió a Jean Cocteau, por ser autor del libro “La vuelta al mundo en 80 días otra vez”. Yo he dado la vuelta al mundo de forma diferente. La he dado en 80 espectáculos u 80 películas. Incluyo aquí películas en las que no distingo entre hacer teatro o cine, que sorprende cada vez que lo digo pero es cierto, es como es. Ninguna diferencia.
Al hablar aquí no soy yo. No soy una actriz. Soy solo uno de esos incontables personajes gracias a los cuales el teatro sigue existiendo. Es un poco nuestro deber. Y nuestra necesidad. Cómo expresarlo… Nosotros no hacemos que el teatro exista. Es gracias al teatro que nosotros existimos.
El teatro es muy fuerte, resiste, sobrevive a todo, a las guerras, a las censuras, a la falta de dinero. Es suficiente con decir “la escena es un escenario vacío de un tiempo indeterminado” y hacer entrar a un actor. O una actriz. ¿Qué va a hacer? ¿Qué va a decir? ¿Van a hablar? El público espera, se va a saber, ese público sin el que no existe el teatro, no lo olvidemos nunca. Una sola persona de público, es público. ¡Esperemos que no haya muchas sillas vacías! Salvo en la obra de Ionesco. Al final la Vieja dice: “Sí, sí, muramos en plena gloria… Muramos para entrar en la leyenda… Al menos tendremos nuestra calle.”
El #DíaMundialDelTeatro existe desde hace ahora 55 años. En 55 años soy la octava mujer a la que se le pide pronunciar un mensaje, bueno, no sé si la palabra “mensaje” es la adecuada. Mis predecesores (¡se impone el masculino!) hablaron del teatro de la imaginación, de libertad, del origen, evocaron la multiculturalidad, la belleza, las preguntas sin respuestas… En 2013, hace tan solo 4 años, Darío Fo dijo: “la única solución a la crisis, reside en la esperanza de una gran caza de brujas contra nosotros, especialmente contra los jóvenes que quieren aprender el arte del teatro: así surgirá una nueva diáspora de comediantes, que hará surgir de estas limitaciones unos beneficios inimaginables para una nueva representación”. Beneficios inimaginables es una fórmula digna de aparecer en un programa político, ¿no? Como estoy en París poco antes de unas elecciones presidenciales, sugeriría a aquellos que pretenden gobernarnos, que estén atentos a los beneficios inimaginables aportados por el teatro. Y por supuesto, ¡nada de caza de brujas!
El teatro para mí es el otro, el diálogo, la ausencia de odio. La amistad entre los pueblos. No sé ahora mismo qué significa exactamente, pero creo en la comunidad, en la amistad de los espectadores y los actores, en la unión de todos a los que reúne el teatro, los que lo escriben, los que lo traducen, los que lo explican, los que lo visten, los que lo decoran, los que lo interpretan, incluso, los que van. El teatro nos protege, nos acoge… Creo de veras que nos ama… tanto como le amamos.
Recuerdo a un viejo director de la vieja escuela, que antes de que se levantara el telón, entre bambalinas, decía cada noche con voz firme: “¡Paso al teatro!”.
Estas serán mis últimas palabras. Gracias.

Traducción: Fernando Bercebal · mOmentO dc · ñaque

El Día Mundial del Teatro fue creado por iniciativas del Instituto Internacional del Teatro (ITI) en 1961. Se celebra y conmemora anualmente el 27 de marzo. Uno de los eventos más importantes es la circulación del Mensaje Internacional del Día Mundial del Teatro a través del cual, por invitación del ITI, una figura de talla mundial comparte sus reflexiones sobre el tema del Teatro y una Cultura de Paz.