Dan el último adiós a “Chatanuga”

México- El actor y comediante mexicano Pedro Manuel Weber Chávez, mejor conocido como “Chatanuga” falleció hoy a los 82 años. Su cuerpo es velado en una funeraria de la Ciudad de México en la cual ya se han hecho presentes amigos y compañeros de la actuación.
La última aparición en la televisión fue en la telenovela ‘Amores Verdaderos’ (2013) y en el cine en ‘El último trago’ (2014).
“Chatanuga” es recordado por sus papeles en telenovelas como “El privilegio de amar”, “Rebelde”, “Locura de amor”, “Aventuras en el tiempo”, “Navidad sin fin”, “Cómplices al rescate” y “Hasta que el dinero nos separe”, pero participó también en películas como “El comanche”, “Los hombres no deben llorar”, “El Mil Usos” y “Ni modo, así somos”.
Nació el 27 de noviembre de 1933 en Ciudad Guzmán, Jalisco; estuvo casado en cuatro ocasiones. Le sobreviven sus hijos y nietos.
En 2004, se sometió a varios estudios cardiovasculares y permaneció algunas semanas bajo tratamiento médico y dieta rigurosa, ya que su peso superó los 120 kilos.
Su madre gustaba de tocar el piano y pintar, quizá de allí venga su vena artística, pues desde joven los negocios le llamaron la atención, pero fue ella quien le inculcó el interés por el teatro.
Weber incursionó en el teatro y su carácter inquieto provocó que fuera expulsado de las escuelas a las que asistía en diversas ocasiones.
Su primer trabajo fue en el hospital psiquiátrico «La Castañeda», donde colaboró en distintas áreas, pero de la que adquirió un mayor aprendizaje fue del laboratorio de cirugía experimental. Casi cuatro años los dedicó a esta labor, pero sabía que eso no era lo suyo, ni a lo que quería dedicarse el resto de su vida.
Su pasión por el baile se presentó en cada uno de los salones de baile de la ciudad, pues cada fin de semana, el actor los visitaba con frecuencia con sus amigos.
Estando en uno de estos salones, llegó Adalberto Martínez «Resortes» en busca de talento para una película, sin embargo Chatanuga no fue seleccionado y sin perder las esperanzas, comenzó a ensayar una rutina de baile y de chistes.
No imaginó que esto traería como consecuencia que durante 10 años trabajara en carpas y, posteriormente, en las terrazas que fungían como cines, con lo que iniciaría profesionalmente su carrera.
Es recordado también por su participación en la nefasta época del cine mexicano de ficheras.

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *