Santa Rita de Casia: Quién fue, por qué es la patrona religiosa de los chihuahuenses y cómo surgió la feria

eSucesos / especial

Chihuahua, Chih.- La tradicional Feria de Santa Rita, donde los chihuahuenses disfrutan cada año de una infinidad de atractivos iniciaron desde el año de 1729 dentro de la familia Zubiate como parte de un festejo particular en honor a Santa Rita de Casia.
De ahí comenzó la creencia popular de nombrar a la Santa como la patrona de Chihuahua.
A pesar de que el patrono del pueblo era San Francisco, Nicolasa Zubiate, al heredar de su padre la fundición de las llamadas haciendas de beneficio y la Huerta de Santa Rita, decidió dejar en su testamento la orden de que al morir se construyera en honor a Santa Rita de Casia una capilla.
Nicolasa, quien murió después de 15 años de haber sido desahuciada, presenció en vida la construcción de la capilla que aún se conserva en la avenida Primero de Mayo de esta ciudad capital y, aquella fiesta particular del 22 de mayo, a la que sólo asistían la familia y los peones de la hacienda, logró convertirse en una feria popular una vez que la capilla pasó a ser propiedad del gobierno y se permitió la asistencia al curso religioso a la comunidad en general.
Desde el siglo XIX las Ferias de Santa Rita comenzaron a festejarse a las afueras de la capilla por toda la población de Chihuahua, quien recorría la calle Primero de Mayo, hasta llegar a lo que ahora es el Parque Lerdo, pasando por los puestos de frutos y antojitos, o bien, divirtiéndose con los juegos de la lotería y tiro al blanco. De acuerdo al cronista de la ciudad de Chihuahua, Rubén Beltrán, durante las antiguas fiestas en honor a la que ahora es considerada como patrona del pueblo, se podían comer las llamadas empanadas de Santa Rita, las cuales eran de harina rellenas de carne con nueces y pasas, muy tradicionales éstas, acompañadas con agua de horchata.
Hoy en día el templo sigue igual de visitado por miles de fieles católicos al año, quienes con devoción, rezos, flores y veladoras visitan el templo cada 22 de mayo, mientras que afuera del recinto las danzas se mantuvieron todo el día, así como los juegos mecánicos y la venta de alimentos, como gorditas, discada, tacos, enchiladas, pastel y hasta el juego de la botella para sacarse una chamarra de piel. Es así que, cada 22 de mayo se celebra la fiesta de Santa Rita de Casia, cuya imagen se venera en el templo dedicado hace más de dos siglos a ella. Acuden hasta la capilla peregrinos de toda la ciudad, pueblos cercanos y decenas de matachines e indios tarahumaras, quienes la han tomado como una de las santas de su devoción.
La capilla tiene, desde 1931, año en que fue bendecida nuevamente por monseñor Antonio Guízar y Valencia, una notable presencia de fieles, quienes no olvidan a su santa patrona.
Rita fue beatificada por el papa Urbano VIII en 1627, cuyo secretario privado Fausto Cardinal Poli había nacido a 15 km de Roccaporena, que había sido el lugar de nacimiento de Rita).
El 24 de mayo de 1900 fue canonizada por el papa León XIII y la fiesta de Santa Rita es el 22 de mayo, dia de su fallecimiento.
Actualmente la Feria de Santa Rita se lleva a cabo en Ávalos y a la entrada existe un nicho con la imagen de la Santa.

¿Quién fue Santa Rita?

Margherita Lotti, Su nombre es probablemente una abreviación de Margherita, no tuvo una vida fácil, fue una hija obediente y esposa fiel, pero era maltratada por su esposo y vio morir a sus hijos; sin embargo, gracias a su amor a Jesús logró la conversión del marido y ahora es conocida como la “santa de lo imposible” y Patrona de los necesitados. Su fiesta se celebra el 22 de mayo.
Margherita Lotti nació en mayo de 1381 en Italia en una época de conquistas, rebeliones y corrupción. Ella y sus padres fueron analfabetos, pero Dios le concedió a la Santa la gracia de leer. Quiso ser religiosa, pero sus padres le escogieron un esposo y ella aceptó obediente.
Su esposo tenía malas juntas, era bebedor, mujeriego y la golpeaba, pero Santa Rita se mantuvo fiel y en oración. Tuvieron dos gemelos que tenían el mismo temperamento del papá. Tras 20 años de casados el esposo se convirtió, Rita lo perdonó y juntos se acercaron más a la vida de fe. Un día él no llegó a casa y lo encontraron asesinado
Fue una hija obediente, esposa fiel, esposa maltratada, madre, viuda, religiosa, estigmatizada y santa incorrupta. Santa Rita lo experimentó todo pero llegó a la santidad porque en su corazón reinaba Jesucristo.
Los hijos juraron vengar la muerte de su padre y la pena de Santa Rita aumentó más. Ni sus súplicas los hacían desistir. La afligida mamá rogó al Señor que salvara a sus hijos y que tomara sus vidas antes de que se condenaran con un pecado mortal. Así ambos padecieron una terrible enfermedad y antes de morir perdonaron a los asesinos.
Más adelante, Santa Rita quiso ingresar con las hermanas agustinas pero no fue fácil porque había estado casada y por la sombría muerte de su esposo. Ella se puso en oración y cierta noche oyó que la llamaban tres veces por su nombre. Abrió la puerta y se encontró con San Agustín, San Nicolás de Tolentino y San Juan el Bautista, de quien ella era muy devota.
Ellos le pidieron que los siga y después de recorrer las calles sintió que la elevaban en el aire y la empujaban suavemente hacia Casia hasta encontrarse arriba del Monasterio de Santa María Magdalena. Allí cayó en éxtasis y cuando volvió en sí estaba dentro del Monasterio y las monjas agustinas no pudieron negarle más el ingreso a la comunidad.
Hizo su profesión religiosa ese mismo año (1417) y fue puesta a prueba con duras pruebas por las superioras. Santa Rita recibió los estigmas y las marcas de la corona de espinas en la cabeza. A diferencia de otros santos con este don, las llagas en ella olían a podrido y tuvo que vivir aislada durante muchos años.
Después de una grave y dolorosa enfermedad partió a la Casa del Padre en 1457. La herida de espina en su frente desapareció y en su lugar quedó una mancha roja como un rubí que tenía deliciosa fragancia. Su cuerpo permanece incorrupto.

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *