Rosario 3

Rosario Margarita María Salas Woocay: Se va la “Mujer ave”, nos queda para siempre la “Mujer palabra”

Rosario 2

 

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- Desde el pasado jueves 5 de octubre, las letras no solo del estado, sino más allá de sus fronteras lloran la pérdida de la “Mujer ave”, la “Mujer palabra”, Rosario Margarita María Salas Woocay… maestra, poetisa, escritora, pero sobre todo, mujer.
Rosario Margarita María Salas Woocay nació en la ciudad de Chihuahua en 1953, egresada de la Escuela Normal del Estado “Luis Urías Belderráin”, con especialidad en Español de la Escuela Normal Superior “Porfirio Parra”, especialización en Enseñanza del español en la Universidad Pedagógica Nacional, y Maestría en Desarrollo Educativo por el Centro Chihuahuense. Después de 33 años de labor docente se jubiló de la Escuela Normal del Estado en el 2005.
Su obra poética aparece en las antologías: “Palabras Vivas”, publicación de la 1ª Muestra de Poesía de la Coordinación de Fomento a la Expresión Cultural del Gobierno del Estado en 1992; en las memorias de los cinco encuentros de Poetas del Magisterio Chihuahuense, y en la Antología Poética del Magisterio de SEECH en 2005; así también en la Antología “Químicamente Puras”, del 1er Encuentro de Mujeres Poetas del estado de Chihuahua, realizado en Ciudad Cuauhtémoc en 1997 y en el IV Encuentro de Mujeres Poetas en Huejoquilla “Al filo del poema”, en ciudad Jiménez (octubre 2008). Además, ha publicado poesía y relatos en los principales diarios del estado.
En marzo del 2016 fue objeto de un homenaje durante la ‘‘Jornada Cultural Conmemorativa del Día Internacional de la Mujer’’ donde comentó, “Me siento muy gratificada de estar aquí, porque se reúne a los amigos”.
“Aquí estoy y feliz por brindarme su tiempo y su presencia, ese es el regalo más grande. Les confieso que me robo un poquito de su energía”.
Aquella tarde-noche, fría, Rosario Margarita abrió el corazón, “En 1984 registré mi primer libro, tenía miedo de publicar, pero a raíz de que me diagnosticaron una enfermedad grave 8cáncer), dije, Margarita publica ya, y miren, aquí estoy aún”.
El aplauso fue inmenso.
Autora de ‘Imágenes del Alma’ 2008; ‘Memorias’, 2009; ‘Me Percibo Viva’ 2010 y ‘Mujer Ave’ 2013 Rosario Margarita Salas Woocay, definió su obra como, “Mi poesía habla de temas sociales, de ecología, de amor. La poesía ha sido mi confidente, mi guarda-secretos”.
Y decía, “Lo primero que hace un escritor es desnudar el alma y aquí estoy, desnudando mi alma ante ustedes”.
“Cuando un individuo expone su obra, desnuda su alma. Cada palabra que brota de nuestros labios o que transcribimos en el papel, nos retrata. Tal vez por eso, para mí fue difícil convencerme de que debía publicar, porque sentía que quedaba expuesta, y por lo tanto vulnerable ante los demás. Pero ¡caramba! Creo que he alcanzado un poco de madurez con los años y las situaciones que la vida me ha presentado, y hoy que expongo mi obra al escrutinio público me siento fortalecida, porque me acepto como soy, una persona con aciertos pero también con yerros, pero que siempre estoy con disposición para mejorar”.
En el poemario “Imágenes del Alma”, invita a la reflexión y el autoanálisis, ahí se muestra totalmente libre para expresar aquellas visiones y sentimientos que se acumularon a lo largo de su historia personal, para abrirse ante la lectura del otro y ofrecer sus vivencias que marcaron rumbo y le brindaron sentido a su vida.
En esta obra, la autora utiliza imágenes que representan hechos y experiencias en su existir, su entorno familiar, el amor filial, el sentimiento pasional, la feliz infancia, imágenes que son evocadas en su emoción poética. Presenta circunstancias comunes al ser humano que buscan su espejo en el lector, pues ésa es la cualidad de un texto literario y el fin de quien escribe: ser leído por los demás, sin importar el contexto, ni la personalidad, ni la pretensión de quién lo hace, “Siempre pensamos que mañana vamos a poder realizar lo que no alcanzamos a hacer hoy”, explicó Rosario Margarita Salas Woocay
“Solo que nadie nos garantiza que mañana vayamos a amanecer. Esto lo aprendí hace cinco años, cuando por primera vez me dijeron que tenía cáncer, y me apresuré a concretizar todos mis pendientes”.
“Imágenes del Alma” es casi un libro autobiográfico, porque en él se estampan las “imágenes que llevo grabadas en el alma, que se han impreso como huellas indelebles a lo largo de mi vida, con las situaciones por las que me ha tocado transitar cotidianamente, que son las que han hecho de mí la persona que soy, o cuando menos la que intento ser”.
Y agregó durante la presentación, “Cada momento de la vida, por insignificante que pueda parecer, es trascendente en nuestra historia personal: cada emoción sentida, la pasión de la juventud y de la madurez, las decepciones, las enfermedades, los lugares recorridos, las amistades, la familia, los compañeros de trabajo”.
Vuela “Mujer ave”, nos dejas tu legado de “Mujer palabra”. Punto, hasta aquí.

Rosario 1

Recordemos algo de su obra:

Tierra árida
Llora el cielo y lo percibo

en el repicar de sus lágrimas en el tiempo,
manan por la desgracia de su suelo
cada vez más seco, más desierto,
cada vez…más yerto.

Ya el esmeralda es prohibido,
en las ramas de los árboles fugitivo,
cae la lluvia y el suelo la bebe
con la desesperación
de un náufrago, o de un mendigo.

Sin retornar en frutos
se clama lo verde,
qué diremos del color
de los rosales florecidos;
hoy con mis ojos sólo es sentido
lo gris de la noche, en cemento derretido.

Las nubes son ilusiones,
ya en ellas figuras no percibo;
pues sólo las veo en mi mente
cuando de los recuerdos, soy cautivo.

No existen pinos en los bosques
que inviten al cielo a ser benigno,
esparciendo alegría y dando vida;
hoy sólo llora triste, es esquivo.

Su llanto insuficiente ya no mora
en los troncos que ávidos reclaman,
el elíxir que corra por sus venas
alimentando la vida en sus entrañas.

Ya los montes son ceniza,
por incendios consumidos,
ya la Tierra está desierta,
son muy pocos,
los que quedan vivos.

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. Laura Sandoval

    Gran legado el que deja, no solo a sus hijos, sino a todos los que fácilmente podamos accesar a sus letras.
    Descanse en Paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *