Quinta Carolina: Emblema de una nueva era en la cultura chihuahuense con carácter universal

 

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- Tras ocho años de arduos trabajos en restauración, recuperación y conservación la emblemática Quinta Carolina recupera todo su esplendor.
El equipo multidisciplinario encargado de realizar los trabajos, encabezado por el arquitecto Luis Armendáriz Ledezma, logró la excelencia en la restauración y rehabilitación de la antigua finca que data de 1896.
Con una inversión de 62 millones de pesos, la otrora casa de campo de Luis Terrazas, resurge ahora convertida en el Centro Cultural Quinta Carolina, conservando toda la belleza de antaño.
Testigo inmutable del poderío de los años de la Revolución Mexicana y su posterior abandona tras el estallido de la guerra, la casona continuó funcionando hasta después de 1920, pasando a ser propiedad de Jorge Muñoz, siendo en la década de los 30`s que quedó abandonada.
Las invasiones que comenzaron en los 70’s hicieron de la rapiña el pero enemigo de la finca, entro los 80’s a los 90’s, se suscitaron varios incendios que destruyeron totalmente el domo del patio central y algunas de las habitaciones.
El pasado quedó atrás, así el jueves 29 de septiembre, la obra se entregó al público, “Como uno de sus patrimonios edificados más representativos, restaurados y rehabilitados para el servicio de la Cultura”, en palabras de Luis Armendáriz.
El jardín frontal sirvió de magno escenario para el encuentro de orquestas infantiles, la Orquesta Infantil Quinta Carolina y la orquesta Infantil del Municipio de Delicias.
En la inauguración estuvieron presentes el director del Instituto Chihuahuense de la Cultura, Sergio Reaza Escárcega; la coordinadora del Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE) de la Secretaría de Cultura, Mirna Osiris Ortíz y el delegado del Centro INAH Chihuahua, Jorge Carrera Roble, además de los familiares de los últimos propietarios del inmueble, Francisco, Juan y Consuelo Muñoz.
A la entrada quedó una placa alusiva de la nueva era de Quinta Carolina.
Los trabajos divididos en cinco etapas, que requirieron de 700 trabajadores, resaltan en sus muros la combinación de trabajos artesanales, vestigios de recuperación sobresalen en algunas de las habitaciones, sin olvidar el enorme trabajo realizado por los maestros canteros, logrando en conjunto ser nominados por la XIV Bienal Nacional e Internacional de Arquitectura 2016, en la categoría de restauración.
El centro Cultural Quinta carolina cuenta con una Sala de Proyección Multifuncional dará espacio al cine, conferencias y talleres a distancia; Sala de exposiciones; Área de formación y profesionalización; Centro de Documentación Digital que contará con tecnología de punta para el acervo de archivos históricos.
Además de aulas de formación cultural para realizar seminarios, cursos y talleres; un escenario al aire libre con capacidad para 600 personas; conversatorio para círculos de lectura, y el Salón Central y el Núcleo Comunitario de Aprendizaje Musical (NUCAM) del Sistema de Musical Se’Wá.
También contará con un Museo de sitio que albergará el tema de la época del Porfiriato (1860-1910).
Sergio Reaza comentó que, “Quiero agradecer la presencia de todos ustedes y recordarles que la Quinta Carolina es un patrimonio chihuahuense, de los chihuahuenses y para los chihuahuenses”.
El delegado del INAH, Jorge Carrera Robles fue directo al decir, “Este esfuerzo llamado Quinta Carolina nos permite a los chihuahuenses demostrarnos que más allá de coyunturas, de gobiernos, de ideologías, de posiciones sociales, cuando hay una voluntad expresa y un proyecto superior tenemos la capacidad de ponernos de acuerdo. Es un mensaje claro, efectivo, pertinente al gobierno federal de que proyectos con visión, con estrategia y con voluntad de gestión es posible llevarlos a cabo”.
La coordinadora del PAICE, Mirna Ortiz, dijo, “Un recinto emblemático, patrimonio histórico y artístico de nuestro país, apoyar la creación y consolidación de nuevos espacios culturales representa uno de los objetivos fundamentales de la política federal en materia de cultura. Al ofrecer una infraestructura digna y accesible se favorece el desarrollo de actividades artísticas de alta calidad, se propicia el acceso universal a la cultura y se contribuye a la formación integral de las personas; estas condiciones se reunieron aquí en Chihuahua, en el Centro Cultural Quinta Carolina, que hoy tenemos el privilegio de atestiguar como una realidad, es un proyecto de la suma de esfuerzos y también el inicio de una nueva etapa, la de consolidación y crecimiento que requiere el mismo esfuerzo y la misma intensidad”.
La Quinta Carolina es ya parte de una nueva era dentro de la cultura chihuahuense con carácter universal. Punto, hasta aquí.

Vea aquí una galería del evento inaugural:

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *