¡Oí nomás ese cumbión auténtico! con Carmelo Torres

 

Carlos Urquidi G. / especial

Chihuahua, Chih.- La cumbia tradicional colombiana llegó a los eventos masivos del Festival Internacional Chihuahua de la mano de uno de sus más auténticos representantes y exponentes: Carmelo Torres.
El acordeonista y compositor Carmelo Torres es considerado como uno de los principales protagonistas de la historia de la Cumbia Colombiana. Es el legado viviente de la Cumbia Sabanera, un estilo del acordeón rural de la cumbia de San Jacinto, en la región caribeña de Colombia, influenciado por las flautas tradicionales como la gaita de laboreo colombiana o kuisi y la flauta de millo.
“Amanezco bailando”, “Cantó mi machete”, “Vivo parrandeando”, “El viejo Miguel”, varios de otro emblema de la cumbia sabanera, el compositor Adolfo Pacheco.
“La cumbia no solo es un ritmo musical, también es un baile folclórico tradicional de Colombia y lleva en sus ritmos tres uniones culturales, principalmente indígena y negra africana y, en menor medida, blanca (española), resultado del mestizaje durante la Conquista y la Colonia”.
En sus letras se habla de los sembradíos, el clima con ‘las cabañuelas’, a la vida, el amor, las alegrías, el trabajo del campo y a las tradiciones de su pueblo.
“Virgen de la Candelaria” y “La pava congona”, otros temas representativos del sonido y el folklor colombiano.
Carmelo Torres es folklor, es rescate, es añoranza, es amor por la tierra y es preservación cultural.
Carmelo Torres y su grupo, Orlando Landeros, (tambor alegre); José Movilla, (guaracha y caja); Rodrigo Salgado, (timba); y Romy Molina (bajo) procedentes de San Jacinto en Bolívar, Colombia, dijeron, “A bailar pueblo de Chihuahua” y Chihuahua les respondió bailando y aplaudiendo. Punto, hasta aquí.

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *