“Notre-Dame de París”: más allá de un simple musical

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- El director chihuahuense Alberto Espino regresó a su fuerte, los espectáculos en vivo vía el musical francés “Notre-Dame de París” con música de Riccardo Cocciante y libreto y letras de Luc Plamondon, basado en la novela “Nuestra Señora de París” de Victor Hugo, estrenado en 1998 en el Palacio de Congresos de París.
De entrada vale saber que la adaptación libre al español y las orquestación son del propio Alberto Espino y que es una versión reducida del original, sin alterar su trama y números musicales más importantes.
Hablar del espectáculo de forma genérica sería imposible, ya que tiene muchas aristas para ver y analizar.
Alberto Espino llega con “Notre-Dame de París” como siempre lo ha hecho, conjugando no solo el canto y la actuación, sino también echando mano de detalles a lo grande, desde la escenografía y un impresionante vídeo mapping que por momentos se roba toda la atención.
La utilización de proyectores desplegando animaciones en toda la Catedral de Chihuahua se convierte en el primer acierto de la producción, ya que por primera vez se logra captar la verdadera esencia de esa técnica que anteriormente no se había conseguido en la ciudad en eventos anteriores. Todo efecto artístico del vídeo mapping hace levantar la mirada para poder observarlo en todo su esplendor.
Aplausos cuando la Catedral capitalina se convierte en la emblemática representante del estilo gótico francés: la catedral de Notre Dame o Nuestra Señora de París.
Espino, recreador de musicales como “El fantasma de la ópera”, “Chezz”, “La bella y la bestia” en años anteriores y el pasado, en su regreso a la ciudad, “11 Cuentos de Navidad” sabe su oficio y lo ha depurado aplicando en “Notre-Dame de París” todo el camino recorrido.
La versión chihuahuense de “Notre-Dame de París” se estrenó el pasado viernes 15 de noviembre y sábado 16, así, cada fin de semana hasta el 6 y 7 de diciembre, y, en las funciones que lleva realizadas ha llenado el espacio dispuesto para los espectadores, agregándose los que llegan sin boleto y deciden verla desde donde se pueda y, aquí surge otro detalle: previendo eso, se han puesto pantallas gigantes en las que se puede seguir la historia de principio a fin.
Pero detrás de lo técnico también está lo humano y aquí, van los aplausos de nuevo, el talento chihuahuense, a los de fuera, al elenco principal integrado por la poblana Carmen Ferrá, Carlos Castillo, Eduardo Meráz, Ulisés Galván, Jako Navarro, Alex Duarde y Cheryl Tovar que se imponen de manera soberbia al dar vida a todos y cada uno de los entrañables personajes de la trágica historia de amor en el París del año 1482.
Aplausos extras para Jako Navarro, en el papel de Febo, que se convierte en la gran revelación del musical; a Ulisés Galván por sostener la narrativa de la historia y a Carlos Castillo por convertir a Quasimodo en su alter ego.
Igualmente para el equipo de músicos y a los integrantes de la comparsa que viste el montaje, así también a todos detrás de AEFE Producciones.
Hermosamente teatral el usar el recurso de las sombras en la muerte de Frollo a manos de Quasimodo.
Aunque algunos temas musicales fueron sacrificados para acortar la duración de la puesta en escena, de tres horas a dos, «La era de las catedrales», Ave María gitana, «Dádmela a mí» y «Danza mi Esmeralda» logran estremecer a los asistentes.
Todo va de acuerdo a la magnitud del espacio natural-abierto en el que se realiza: la Plaza de Armas y este fin de semana son las últimas funciones. Punto, hasta aquí.

SINOPSIS:
En París del siglo XV, la joven gitana Esmeralda baila en la plaza de Notre-Dame. Su belleza encandila al archidiácono de Notre-Dame, Claude Frollo, que cuida del deforme Quasimodo responsable de las campanas de Notre-Dame, al que manda la misión de raptar a la bella Esmeralda. Esmeralda es salvada por una escuadra de arqueros, dirigida por el capitán de la guardia Febo de Châteaupers. Cuando Esmeralda se reencuentra con Febo varios días más tarde, Frollo aparece entre la oscuridad y lo apuñala.
Esmeralda es acusada de intento de asesinato a un guardia real. Para escapar del suplicio, debe de aceptar a Frollo como amante, el cual le confiesa su amor. Ella se niega y por lo tanto es condenada a muerte. Cuando se la lleva delante de la catedral para sufrir su pena, Quasimodo -quien también está enamorado- se apodera de ella y la arrastra a la iglesia, donde el derecho de asilo la pone a salvo.
Desde lo alto de Notre-Dame, Quasimodo y Frollo asisten a la ejecución de la gitana. Quasimodo, furioso, lanza al sacerdote desde lo alto de la torre. Inevitablemente Esmeralda muere. Quasimodo se acerca a ella, a la que abraza y llora desconsoladamente, muriendo de tristeza y quedando juntos para la eternidad.

EL ELENCO:
Carmen Ferrá: Esmeralda
Carlos Castillo: Quasimodo
Eduardo Meráz: Frollo
Ulisés Galván: Gringoire
Jako Navarro: Febo
Alex Duarte: Clopin
Cheryl Tovar: Flor de Lis

LOS BOLETOS:
La entrega de boletos para las funciones es en un horario corrido de 9:00 am a 7:00 pm en el Teatro De La Ciudad De Chihuahua, Centro Deportivo Tricentenario y Centro Comunitario Dale hasta agotar existencias.

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. M.Patricia Romero V.

    Excelente desde cualquier punto de vista todos los que intervienen en la obra y quiénes hacen posible su realización; un aplauso por una obra de gran calidad, originalidad en un ambiente de tranquilidad, seguridad y orden….en una palabra profesionalismo al 100.
    Felicitaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *