Nada que festejar: Marchan madres de desaparecidos

 

México- Decenas de madres chihuahuenses con hijos e hijas desaparecidas, se unieron hoy en plena celebración del Día de La Madre a la VII Marcha de la Dignidad Nacional realizada en la Ciudad de México con el fin de exigir justicia a las autoridades y dar con el paradero de sus familiares.
Este Día de las madres, miles de mujeres no tienen nada que festejar y al grito de “vivos los llevaron, vivos los queremos”, integrantes de varios colectivos de familiares de desaparecidos, sobre todo de mujeres, marcharon para visibilizar el grave problema para el país que representa la desaparición, forzada o por particulares, de personas.
Ayer, antes de partir a la CDMX la caravana con 50 familiares de personas desaparecidas en Chihuahua realizó un sentido acto en la Cruz de Clavos de la Plaza Hidalgo y marcar el inicio de su viaje a la Ciudad de México a encontrarse con personas de todo el país e3n la gran marcha que este año llevó por nombre: “Madres buscando a sus hijos, hijas, verdad y justicia”
Desde el 2012 colectivos de familiares de todo el país, se han concentrado en el marco del Día de las Madres para caminar en protesta desde el Monumento a la Madre hasta el Ángel de la Independencia, exigiendo la actuación de las autoridades en la búsqueda de las más de 35,000 personas desaparecidas que existen en México.
La emblemática celebración del Día de las Madres, se ha transformado en un día de lucha y denuncia en un sólo reclamo, “El 10 de mayo no tienen nada que festejar porque les faltan sus hijos e hijas”.
Este año, el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM) así como Amnistía Internacional sección Canadá, convocaron al acto con el que se inició la caravana y posterior participación en la VII Marcha de la Dignidad Nacional.
Amnistía Internacional hará entrega de mensajes escritos por niños, niñas, jóvenes y personas adultas de Canadá y redactados especialmente para las madres que asisten a la Marcha, los mensajes de solidaridad están sobre mariposas monarcas de papel, como símbolo de la conexión que existe entre México y Canadá.
Las demandas de las familias son: búsqueda y presentación inmediata de las personas desaparecidas; no más impunidad y castigo a los responsables.
Según el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Chihuahua ocupa el tercer lugar en el país en desapariciones en proporción con su población, con una tasa de 55/100 mil habitantes, sólo por detrás de Tamaulipas (165) y Sinaloa (93).
Dentro de Chihuahua, a nivel municipal, Cuauhtémoc, Ojinaga y Madera ocupan los primeros lugares de incidencia de estos delitos.
Esta es nuestra séptima Marcha por la Dignidad pero tenemos más de 10 años marchando y tomando las calles para exigir Justicia. No sólo marchamos en la Ciudad de México, también en Coahuila, Chihuahua, Veracruz, Sinaloa, Tamaulipas, Zacatecas, Querétaro, Monterrey, Sonora, Michoacán; existen muestras de solidaridad desde Barcelona, Canadá y Francia. Desgraciadamente cada año se suman más madres en más estados, en un día que debiera ser para festejar el milagro de la vida, el don maravilloso de ser madre, sin embargo nos hemos reunido en nuestro dolor para juntas exigir la búsqueda, verdad y justicia para nuestras hijas e hijos.
Las miles de madres en México y Centroamérica, ante la incapacidad y corrupción de las autoridades nos hemos tenido que convertir en abogadas, policías investigadoras, peritos forenses, rastreadoras de fosas clandestinas e incluso en legisladoras para conformar leyes y protocolos que nos sirvan de herramienta en la búsqueda e identificación de nuestros seres amados desaparecidos.
A 12 años de inicio de la mal llamada “guerra contra el narco” el número de civiles asesinados y desaparecidos ha ido en aumento. El 2017 es considerado el más violento de los últimos 20 años y hay más de 200,000 personas desaparecidas en México, según los registros de los colectivos de familiares. ¿Qué ha hecho el Estado por ellos? Negarlos y decir que la desaparición es cosa de unos cuantos civiles que estaban involucrados con el crimen organizado, niegan que esta tragedia es generalizada y que en México desaparecen no sólo hombres, también mujeres y niños.
Al Estado se le olvida que su obligación principal es garantizar el bienestar de su ciudadanía y no los intereses propios de quienes tienen el poder. Cuidan más la imagen pública que a la ciudadanía, gastan más en las campañas presidenciales que en capacitar a policías y ministerios públicos para buscar a personas desaparecidas. Hacen leyes pero no otorgan recursos suficientes para ponerlas en marcha. Dicen que permiten que la ciudadanía participe pero solo en la fotografía y no en la estructura ni estrategia para la búsqueda y la investigación.
Simulan trabajar y avanzar en el respeto a los derechos humanos con las leyes en materia de desaparición y atención a víctimas pero nos violentan facultando ampliamente al ejército para continuar en las calles amenazando a la Ciudadanía y violentando nuestros derechos por medio de la Ley de Seguridad Interior.
Simulan combatir la corrupción y la impunidad pero no quieren crear una verdadera #FiscalíaQueSirva, que sea autónoma e independiente y sin fiscales carnales que perpetúen la impunidad de las esferas del poder.
Sus funcionarios no nos atienden, están más ocupados en formular las mentiras que dicen a las Naciones Unidas, a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y a la Corte Penal Internacional sobre la supuesta seguridad y democracia que existe en México.
La estrategia de los 3 niveles de gobierno va enfocada en desorganizar a las víctimas, en lugar de buscar personas o desarticular al crimen organizado. Nos ven como el enemigo a eliminar, no como actores sociales que podemos ayudar en construir mecanismos eficientes de procuración de justicia, búsqueda y verdad. De igual forma atacan a los Organismos Internacionales como la Oficina del Alto Comisionado en México para los Derechos Humanos (OACNUDH) y a su titular Jan Jarab, a quien el Estado mexicano acusa de exagerado y alarmista porque dice la verdad de lo que ocurre en México en la justa dimensión de la emergencia nacional. La OACNUDH ha sido un gran aliado en la lucha por las personas desaparecidas y en la interlocución con el Gobierno, siempre garante y vigilante del respeto por los derechos humanos de las víctimas y sus familias; es por esto que nos preocupa que el Estado insista en desestimar la opinión de Jan Jarab y de todo el equipo de la oficina del alto comisionado en México.

Los marchantes exigieron:

1.La participación real y activa de las familias organizadas en la conformación de:

-La Comisión Nacional de Búsqueda
-Las Comisiones Locales de Búsqueda
-Las Fiscalías Especializadas
-Los protocolos homologados

En resumen la plena y efectiva implementación de la Ley General de Desaparición Forzada y Desaparición por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda, con la participación de las familias.

2. Exigimos al presidente Enrique Peña Nieto que firme y promulgue la Ley de Federal de Declaración Especial de Ausencia para Personas Desaparecidas para que se reconozca, proteja y garantice la presunción de vida, la personalidad jurídica y los derechos de las personas desaparecidas y sus familias.
3. La reforma integral al artículo 102 constitucional que nos garantice una Fiscalía Autónoma, una #FiscalíaQueSirva que nos permita acceder a la justicia que tanto exigimos.
4. Una evaluación efectiva al trabajo fallido del Ejército Mexicano en la procuración de seguridad pública en los últimos 12 años y pedimos a los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que impida entre en vigor la Ley de Seguridad Interior. Nosotras y nuestros seres queridos desaparecidos, somos el ejemplo de lo que sucede cuando el Ejército esta en las calles, haciendo tareas de seguridad.
5. Respeto por el trabajo de la Oficina del Alto Comisionado en México para los Derechos Humanos, que se ha dedicado a la defensa y promoción de los derechos humanos en México, siempre estando de lado de la verdad y justicia.

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *