Gira “Omphalos” entre un pasado casi olvidado y un futuro cada vez más incierto…

Andrea Palacios
Fotos: Anna Salas y SCCH

Chihuahua, Chih.- El Festival Internacional Chihuahua edición 2019 arrancó con el cierre de actividades el pasado jueves 3 de octubre, presentando la coproducción internacional “Omphalos” (ombligo, en griego) en el Teatro de los Héroes con una gran respuesta de parte del público chihuahuense, casi en su lleno total.
Cientos de espectadores presenciaron un espectáculo único, con más de veinte bailarines, danzando sobre un impresionante y único escenario circular inclinado y en constante movimiento, quienes por ochenta minutos mantuvieron la atención del público, envolviéndolos en la trama del espectáculo, la música y los movimientos de los bailarines.
Con base en la cosmología mitológica y científica, el conocimiento consciente e inconsciente, está obra es una reflexión física de la percepción del tiempo, múltiple y elástico. Los bailarines, amos del tiempo, se vuelven tejedores, ondulando entre ciclos y patrones que desdibujan la línea entre su experiencia y las fuerzas que los mueven; con manifestaciones cíclicas de aceleraciones, desaceleraciones con impredecibles espirales vertiginosas.
Atraídos por los cuatro puntos cardinales, un péndulo que respira, capturando ecos contemporáneos a través de frecuencias distorsionadas, transmisiones de radio, emisores y receptores que, traducen físicamente aquello que no se puede ver.
Omphalos gira entre un pasado casi olvidado y un futuro cada vez más incierto. Los bailarines, seres caminantes atados al vértigo del tiempo, danzan antes de que el portal vuelva a cerrarse.
Una coproducción internacional del Centro de Producción de Danza Contemporánea del Instituto Nacional de Bellas Artes con la dirección artística y coreografía de Damien Jalet; en el diseño sonoro Ryuichi Saka Moto y Marinhiko Hara y en vestuario a Jean Paul Lespagnard.
Una experiencia única que trasportó al espectador a lugares lejanos e inimaginables en su consciencia a través de la música, la danza y una historia mitológica de observación del cosmos, reactivando un imaginario indígena sobre las ruinas de un símbolo contemporáneo de ciencia y comunicación.

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *