Editorial: Sírveme primero mi ‘‘buevito con catsun’’ y ya después averiguamos

desayuno 2

 

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- Los flamantes integrantes de la no menos flamante Junta de Coordinación Política (JUCOPO) del Congreso del Estado de Chihuahua, o sea, los meros meros de cada bancada partidista, llegaron a sus labores, el pasado martes 6 de febrero, con harta hambre, aceptable, pues hay tanto por hacer en este nuestro caótico estado.
Ellos, los diputados, conscientes de la recomendación dictada en el ‘‘Plato del buen comer’’ que viene en los libros de texto, y que dice que el desayuno es el alimento más importante del día, pidieron su cafecito, juguito, frutita, chilaquiles y hasta ‘‘buevitos con catsun’’, digo omelettes, para así comenzar su arduo día bien alimentados.
Y ese trabajo llegó de la mano de cuatro ciudadanos chihuahuenses, un hombre y tres mujeres, que tras un viacrucis previo, decidieron ir a hacer su luchita con la esperanza de que los diputados les dieran un poco de apoyo, ya que en las dos dependencias que visitaron antes, les dijeron… nada.
Un dato que debería ser intrascendente ya que la Constitución dice que todos somos iguales es que esos cuatro ciudadanos chihuahuenses pertenecen al pueblo originario rarámuri y su queja es que desde el 2012 han sufrido una serie de atropellos en los que han sido desalojados de sus asentamientos, creados para ellos por misionarios jesuitas y para preservar sus costumbres y tradiciones.
Los legisladores decidieron atender a los ciudadanos, obvio, como dictan las buenas costumbres sin interrumpir su suculento y sagrado desayuno, pero se olvidaron del manual de urbanidad y buenas maneras universales -mínimo una leída al Manual de Carreño- y con taza de café, vaso de jugo o plato de chilaquiles en mano, se indignaron tanto de la queja que optaron por sentar a los quejosos enfrente de ellos, muy al estilo de los juicios de antaño, y sino dejaron su celular, menos iban a pedir a los meseros que les pusieran una mesa y un plato de comida. Es más ni agua merecieron.
Que quede claro que los rarámuris no iban a pedir limosna, iban a exigir justicia como ciudadanos chihuahuenses, sobre el desalojo del que están siendo objeto en los asentamientos indígenas, “Carlos Díaz”, “Infante” y “Carlos Arroyo”, al sur de la ciudad, creados por el sacerdote jesuita Díaz Infante, para dar cabida a los indígenas que llegan de la Sierra Tarahumara.
Los asentamientos son manejados por la organización Asentamientos Tarahumares A.C., creada por Óscar Reynal, que actualmente está a cargo de Eleazar Ramos.
La asociación cobra a las 105 familias una renta promedio de 100 pesos al mes y varias familias fueron desalojadas por la falta del pago de la cuota que inicialmente era de 15 pesos diarios y ahora subió a 50 pesos por semana para los chicos y 100 pesos para los grandes, además un depósito de 400 pesos., incluyendo 500 horas de trabajo semanales por ocupar una vivienda.
Los ciudadanos, representantes de las familias desalojadas, expusieron ante el rico olor a café que, ‘‘Una y otra vez la Fiscalía General del estado (FGE) los ha ignorado, y la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas (COEPI) ha hecho muy poco por ellos’’.
Así, se expone en el video de la suculenta reunión de trabajo, subido por el legislador de la bancada de Morena, Pedro Torres, a manera de disculpa tardía, ya que lo dice el reconocido refrán, ‘‘Tanto peca el que se traga los chilaquiles, como el que no convida’’, ¿O cómo era?
El juarense usó su Facebook, para decir, ‘‘Ofrezco una disculpa pública a los ciudadanos y ciudadanos Rarámuris que acudieron a la junta de Coordinación Política por recibirlos mientras desayunábamos y no tuvimos la gentileza de invitarlos a participar de los alimentos que estábamos ingiriendo. Reconozco que fu un acto vergonzoso y asumo la responsabilidad que me corresponde y me comprometo a que una situación similar no ocurra de manera nuevamente. (Ya lo hice con los compañeros de manera directa)’’.
Tras el balconeo, la coordinadora de la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas (COEPI), María Teresa Guerrero Olivares, por medio de un comunicado, mandó decir, “Nos parece lamentable el desalojo de familias Rarámuri, así como también el comportamiento de los diputados frente a un conflicto relacionado con temas tan delicados, que involucran a niñas, niños, adolescentes y familias indígenas”.
Mientras los ciudadanos rarámuris eran ignorados en Chihuahua, María Teresa Guerrero Olivares publicaba fotos en sus redes sociales del grupo de rarámuris que la acompañaron en la mentada de Caravana por la Dignidad en la CDMX.
La actitud de los legisladores expuesta en video recibió la condena no solo de los chihuahuenses, sino de todo México y a nivel internacional, incluso el cineasta mexicano Alfonso Cuarón, ganador del Óscar por su cinta ‘‘Gravedad’’ publico en Twitter: ‘Indígenas rarámuris denuncian abusos a diputados que los abusan otra vez. Una clara metáfora de la relación del poder con el pueblo de México. #SomosRacistasCuando’’.
En defensa de lo indefendible, la coordinadora de los diputados del PRI, Isela Torres Hernández, aseguró que todo fue un problema de logística y los responsables son los del área de relaciones públicas,
Un detalle que la diputada pasó por alto al declarar algo tan inverosímil es que los del ‘área de relaciones públicas’, solo ejecutan órdenes, y no actúan por sí solos.
Como dato final: En esos inhumanos desalojos, Catalina vio morir a uno de sus pequeños hijos y el otro, enfermo, se le perdió en la nada. Punto, hasta aquí.

desayuno 8

AQUÍ EL VIDEO:

Así lo dice en la página del Congreso de Chihuahua:

-La Junta de Coordinación Política es el órgano colegiado en que se impulsan entendimientos y convergencias políticas con las instancias y órganos que resulten necesarios, a fin de alcanzar acuerdos para que el Pleno esté en condiciones de adoptar las decisiones que constitucional y legalmente le corresponden. (Art. 60 Ley Orgánica del Poder Legislativo).

Integrada por:

-Jesús Villarreal Macías
Presidente y Coordinador
Distrito XI Meoqui
PAN
Teléfono 412.3200 – Ext. 25188

-María Isela Torres Hernández
Coordinadora
Distrito II Juárez
PRI
Teléfono 412.3200 – Ext. 25222

-René Frías Bencomo
Coordinador
Distrito XIII Guerrero
PNA
Teléfono 412.3200 – Ext. 25125

-Rubén Aguilar Jiménez
Coordinador
Representación Proporcional
PT
Teléfono 412.3200 – Ext. 25083

-Leticia Ortega Máynez
Coordinadora
Representación Proporcional
MORENA
Teléfono 412.3200 – Ext. 25183

-Alejandro Gloria González
Coordinador
Representación Proporcional
PVEM
Teléfono 412.3200 – Ext. 25128

-Crystal Tovar Aragón
Representante
Representación Proporcional
PRD
Teléfono 412.3200 – Ext. 25232

-Israel Fierro Terrazas
Representante
Representación Proporcional
PES
Teléfono 412.3200 – Ext. 25097

-Miguel Alberto Vallejo Lozano
Representante
Representación Proporcional
MC
Teléfono 412.3200 – Ext. 25235

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *