“Corazón abierto. La senda del Chamán: Un libro de arte documentado, más no una guía para ‘‘convertirse en curandero’’

chaman 2

Carlos Urquidi G

Chihuahua, Chih.- La tarde de este viernes, la fotógrafa Alicia Ahumada Salaiz presentó su libro “Corazón abierto. La senda del Chamán” en Casa Redonda, en el que documenta 10 años de trabajo y experiencias sobre medicina tradicional, extraída directamente de curanderos y chamanes.
La mujer de pelo largo y cano, con tatuajes en su cuerpo, tras agradecer a los presentes, comentó, ‘‘Regreso a mi terruño amadísimo, siento que no soy la misma tras esta experiencia’’.
Ahumada Salaiz cree que su experiencia fue mágica, ‘‘Unas tras otra las puertas se fueron abriendo, esto del chamanismo es como tener una varita mágica con la que va uno creando su propia realidad’’
Y no duda en agregar y comentar su paso por la Sierra Tarahumara en general y en Norogachi y Guachochi y Cusárare en especial, ‘‘He entendido, después de muchas sobadas, muchos bebedizos, después de haber tenido muchas veladas con peyote, dietas chamánicas con ayuahuasca, que se han abierto nuevas formas de entendimiento para mi vida, estoy muy agradecida por la existencia, he entendido que la vida no se cuestiona y simplemente lo que tenemos que hacer es entender es paso para superar la materia, un paso a otro nivel para trascender y que la vida es infinita.
Sobre el cambio climático cree que, ‘‘Estamos dándole en la madre a la Tierra, tenemos mucho calor, pero también la Tierra pone lo suyo, No hay que asustarnos, son los destinos que están marcados y somos unos privilegiados por estar vivos’’.
El libro “Corazón abierto. La senda del Chamán” contiene 300 páginas, con más de 120 imágenes y textos de la propia autora y de los curanderos con los que convivió.
La investigación sobre los llamados “hombres medicina” de México” inició en el 2005 y concluyó en el 2016.
Alicia quien se topó con la fotografía a los 17 años y de ahí ‘pal real’, no es una improvisada en el tema, ya que siempre ha mostrado interés por las técnicas sanadoras tradicionales, sus viajes la han llevado de Yucatán, donde se adentró en la herbolaria; a Chihuahua con su peyote y el tesgüino y hasta Perú donde experimentó con la ayahuasca.
En los comentarios participaron, Jesús B. Vaca, Kiriaki Orpinel, Guadalupe Fernández, bajo la moderación de Carlos Ordoñez.

Radiografía profesional de la autora

La fotógrafa Alicia Ahumada tiene cuatro hijos, dos nietos. Vivió sus primeros 13 años de vida, tras su ida a la Ciudad de México, a finales de 77 se mudó a Pachuca, Hidalgo, y hace cinco años que vive en la comunidad de Huasca de Ocampo.
Nació en Chihuahua, pero desde hace varios años vive y trabaja en Hidalgo. Su obra fotográfica va desde el testimonio documental (su faceta más conocida) a la intervención directa sobre la impresión tradicional, y más recientemente a la exploración del entorno digital. Inició su carrera con Nacho López y posteriormente trabajó al lado de Mariana Yampolsky. Su trabajo como impresora fotográfica ha tenido gran reconocimiento a nivel nacional e internacional, en galerías de Arizona y en el Fotofest de Houston, Texas. Colaboró en la fundación de la Fototeca Nacional en Pachuca. Ha sido becaria del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. Las imágenes creadas por ella han sido publicadas en la revista Luna Córnea y en varios libros, incluyendo la Between Worlds: Contemporary Mexican Photography (Entre mundos: la fotografía Mexicana contemporánea). Ha publicado también los libros Barranca de Metztitlán y Té Maravilla. Ha recibido el Premio al Mérito Artístico del Estado de Hidalgo 2016 y la Medalla al Mérito Fotográfico del INAH 2016.

Definiendo los conceptos

Tras algunos comentarios vertidos durante la presentación del libro es necesario precisar algunas ideas y conceptos de los estudiosos del tema.
El chamanismo son creencias y prácticas tradicionales similares al animismo que aseguran la capacidad de diagnosticar y de curar el sufrimiento del ser humano o la capacidad de causarlo. Los chamanes creen lograrlo contactando con el mundo de los espíritus y formando una relación especial con ellos. Aseguran tener la capacidad de controlar el tiempo, profetizar, interpretar los sueños, usar la proyección astral y viajar a los mundos superior e inferior. Las tradiciones de chamanismo han existido en todo el mundo desde épocas prehistóricas.
El chamanismo es considerado por algunos como el antecedente de todas las religiones organizadas, ya que nació antes del Neolítico.
Algunos especialistas en antropología definen al chamán como un intermediario entre el mundo natural y el espiritual, que viaja entre los mundos en un estado de trance. Una vez en el mundo de los espíritus, se comunica con ellos para conseguir ayuda en la curación, la caza o el control del tiempo.
Durante la presentación, alguno de los invitados habló mucho del uso de agentes externos para lograr el trance, detalle que los especialistas refutan: Para modificar el estado de conciencia existen muy diversas estrategias, la mayor parte de las cuales no incluyen la utilización de sustancias psicoactivas.
En la charla surgió también la palabra herbolaria que es simplemente el estudio de las propiedades y las aplicaciones medicinales de las plantas y sus extractos.
Especialistas refieren que la Herbolaria es la Botánica aplicada a la medicina, a través del uso tradicional de hierbas y plantas curativas, conocida también por los términos Medicina Herbal, Medicina Ancestral, Etnobotánica, Medicina Chamánica, Fitoterapia, Homeopatía, o Medicina Alternativa.
Actualmente es común combinar la filosofía de la medicina moderna con los conocimientos botánicos de la Herbolaria; el campo científico realiza investigaciones para verificar las propiedades específicas de las plantas, y ha llegado a ser bastante común recetar pastillas «naturales» o hierbas para aliviar un malestar.
En México, el uso de la Herbolaria se encuentra muy extendido entre la población: según la Secretaría de Salud de México, se estima que cerca del 90 por ciento de la gente ha recurrido alguna vez a algún remedio herbal para cuidar su salud.
Según la Sociedad Latinoamericana de Medicina Natural y Tradicional, México es, a nivel mundial, el segundo país con mayor diversidad de plantas medicinales, ya que cuenta con cerca 4,500 especies vegetales con propiedades curativas. El primer lugar lo ocupa China, el cual cuenta con alrededor de 5,000 especies.
La historia de la Herbolaria, se remonta desde hace más de 25,000 años en el antiguo Egipto; En México Herbolaria Prehispánica siempre ha tenido su uso desde tiempos ancestrales.
Por ello, el libro “Corazón abierto. La senda del Chamán” como tal, debe ser visto como un trabajo muy plausible de arte documentado, más no como una guía para ‘‘convertirse en chamán o curandero’’, pues ninguno de los temas que aborda son un juego o una moda, como se pudo apreciar en algunos de los comentarios dichos durante su presentación, aunados a la proliferación en la ciudad de personas que ofrecen rituales o sanaciones con peyote y ayahuasca. Punto hasta aquí.

Nota: Para definir los conceptos de chamanismo y herbolaria, se consultaron diversas fuentes conocedoras del tema, por ello han sido reproducidas en su integridad.

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *