Avanza el Encuentro Internacional de Mediadores y Promotores de Lectura en Contextos Migrantes

 

Chihuahua, Chih.- Con la intención de compartir experiencias y generar nuevas estrategias de atención a personas en situación de migración, los días ayer se inauguró en Chihuahua el Encuentro Internacional de Mediadores y Promotores de Lectura en Contextos Migrantes, en donde participan expertas y expertos de ocho estados de México, así como de los países de Egipto, Escocia, Chile, Guatemala, Honduras y El Salvador y que continua el día de hoy.
Héctor Jiménez López, coordinador del Fondo Especial de Fomento a la Lectura de la Secretaria de Cultura Federal, detalló que durante estos dos días, los mediadores de Baja California, Chihuahua, Tabasco, Tamaulipas, Chiapas, Nuevo León, Coahuila y del Estado de México, hablarán del trabajo realizado como parte del programa “Leer con migrantes”, el cual se aplica en dichas entidades a través del Programa de Salas de Lectura. “Son en total 50 personas las que están trabajando en diversos espacios atendiendo a migrantes por medio de este programa”, mencionó.
La mediadora Claudia Inocenta Avendaño, d el programa de fomento a la lectura con migrantes de Chiapas, compartió parte de su experiencia, “Está tan generalizada la migración que no somos conscientes de lo que está sucediendo… queremos crear un espacio amable en donde podamos compartir, sobre todo con los niños, que están ávidos de ser escuchados. Estamos sanando a través de la palabra”.
La promotora mencionó que, aunque algunas veces las personas migrantes no saben leer o no hablan español, comprenden muy bien la importancia de los libros y se emocionan ante este panorama de fomento lector, para lo cual, los mediadores utilizan diversas estrategias como el dibujo, la lectura en voz alta, el teatro de títeres y el libro – álbum, obras con poco texto y muchas ilustraciones. “El reto es conversar, intercambiar y debatir, el no saber leer no impide acercarse a los libros”, puntualizó.
José Luis Manzo Rodríguez, expuso una parte de su trabajo como mediador de fomento a la lectura con migrantes de Ciudad Juárez, especialmente en las Salas de Lectura del DIF Municipal y del Rancho Anapra, en donde se atiende a niñas, niños y adolescentes repatriados. “Queremos crear espacios en donde las personas migrantes puedan manifestar lo que sienten y viven a través de la lectura”, señaló.

Migrantes reciben atención por medio de la lectura

Promotoras de lectura de Egipto y Chile narraron la extraordinaria labor que realizan con las personas que se encuentran en situación de migración y compartieron experiencias con sus colegas de los estados mexicanos de Chihuahua, Tabasco y Tamaulipas, quienes a su vez mencionaron los logros obtenidos a través del Programa Federal “Leer con migrantes”.
A través de la Universidad de Glasglow, Escocia, las promotoras de lectura Yasmine Motawy y Nadia El Kholi, trabajan con niñas, niños y adolescentes en El Cairo, Egipto, principalmente con quienes han tenido que dejar sus hogares a causa de la guerra.
Durante su intervención, hablaron de las estrategias que realizan a favor de la lectura y de cómo estas acciones ayudan a fomentar la expresión y la comunicación entre la comunidad que atienden, además de fomentar valores como la tenacidad, la tolerancia y la equidad. “Pretendemos empoderar a los niños y darles la idea de que todo es posible”, destacó Nadia.
Mencionó también los títulos de algunos cuentos infantiles que manejan y el trasfondo que lleva su contenido al tratar temas sensibles como los roles de género – uno de los problemas más grandes en Medio Oriente- o el hecho de enfrentar la muerte de seres queridos y seguir adelante ante situaciones difíciles en la vida.
Claudia Torres, representante del Proyecto Biblioteca Migrante del Gobierno de Chile, destacó las actividades que realizan con personas migrantes, principalmente venezolanas, haitianas y colombianas que transitan por su país. “Tratamos de fomentar la diversidad como un valor positivo y cambiar los estereotipos; para nosotros no hay migrantes de primera y segunda categoría, todos son extranjeros, la diferencia la hace la inclusión”, comentó.
Durante el encuentro, promotoras y promotores que forman parte del programa “Leer con migrantes” del Gobierno Federal mexicano, narraron experiencias exitosas con esta estrategia, por medio de la cual se establece un diálogo y se genera hospitalidad y asilo a través de la lectura en los diferentes refugios para personas migrantes.
“En realidad tenemos caravanas desde el 2010, solo que antes eran menos visibles”, comentó José Luis Manzo Rodríguez al contar sobre su labor en albergues de tránsito localizados en Ciudad Juárez, donde se atiende principalmente a personas repatriadas.
El mediador tabasqueño, José Luis Rodríguez, compartió cómo muchas veces, emocionalmente es difícil enfrentarse con situaciones duras en esta labor: “no aguanté, lloré y dije hasta aquí, cuando vi una señora con tres hijos con los pies quemados por haber subido al tren”, comentó y agradeció a quienes finalmente “le dieron el aliento para continuar”.
También Luz Nereyda Reyes, de Tamaulipas, compartió impactantes estadísticas al mencionar la cantidad de personas que transitan por la ciudad de Reynosa: “150 mil migrantes pasan por Reynosa al año y esto se ha incrementado desde hace tres años cuando comenzaron las deportaciones masivas”. Comentó que para ello cuentan con 6 casas de atención a migrantes en donde se reciben alrededor de 250 niños diarios.

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *