Apuesta Teatro bárbaro por un ‘western underground’ en su nueva temporada

Carlos Urquidi G.

Imágenes: Manuel Martínez R. http://www.facebook.com/marm730608

Chihuahua, Chih.- La compañía Teatro Bárbaro estrenó anoche su nueva propuesta teatral, una especie de ‘western underground’ que apuesta por la estética visual bajo el uso de cuadros bien delineados mientras se va narrando la historia del personaje principal.
El montaje de ‘San Sipriano redentor y los lágrima-team’, coquetea de forma natural con el cómic o la novela negra y hasta el cine, todo, con pasos de tap.
Armar una puesta en escena sobre el libro de Raúl Valles, un texto más para leer que para escenificar, resulta arriesgado y Teatro Bárbaro aceptó el reto, apoyado en el talento y experiencia de su cuadro de actores y la habilidad de su director, Luis Bizarro.
Hablar de un estreno teatral, siempre tiene sus aristas, ya que quedan detalles por cuajar, que solo el tiempo puede lograr, pero de entrada, hay que resaltar que la compañía sigue en su ya característica línea de enfoque creativo y de propuestas con temas de problemáticas socio-culturales.
La historia de Sipriano Buenaventura, enmarcada en un pueblo, bien podría ser la de un `matón a sueldo’ de la actualidad, con todos los mitos que se tejen alrededor de esos personajes, los del ayer en el viejo oeste y los de hoy en la narcocultura.
Usando el recurso de la narrativa oral, el director pone a cada personaje a contar lo que sabe, lo que cree o lo que inventó sobre Sipriano, creando un ser entre el mito y la realidad.
Y Sipriano irrumpe en una especie de ‘flasbacks’ sin mediar palabra, imponiendo su figura misteriosa, llenando cada escena con su presencia y el sonido de sus muy extraños pasos de tap.
Rogelio Quintana carga con el peso de ‘Sipriano’, lo hace suyo con una presencia escénica impresionante, el actor está ante la creación de uno de sus mejores personajes, logrando darle una voz más que atinada que calza perfectamente con la imagen mostrada.
Quintana logra un personaje que bien podría encajar en el lenguaje cinematográfico de Clint Eastwood en ‘Los imperdonables, o el ‘Django desencadenado’ de Quentin Tarantino y si se queda en la marquesina de luces del montaje, bien podría recordar una de las raras escenas de ‘El jinete eléctrico’.
El elenco completo logra una sinergia adecuada en sus intervenciones, en particular y en general.
La dupla conformada por Tania del Castillo Armando Seáñez llevan la historia narrativa de forma contundente; Miguel Serna e Iván Mena logran los aplausos con semejante presencia escénica, actuación y lo bien logrado de sus cuadros.
Surge un trío de grandes, Rosa Peña, Yaundé Santana y Fátima Íseck, que usa sabido talento para cumplir con sus personajes que toman relevancia por la calidad de las tres actrices, más no por ser de importancia vital en el montaje
Se agradece la refrescante presencia del niño Emiliano Hernández y de Magnum García.
‘San Sipriano redentor y los lágrima-team’ es una serie de postales de belleza increíble, de una estética impecable, de un uso de recursos teatrales llevados perfectamente, además de brindar un final sublime, lo que logra imponerse, salvando lo plano de la narrativa que por momentos languidece.
La nueva temporada continuará hasta el 21 de febrero con funciones todos los viernes y sábados a las 8:30 pm y domingos 7:30 pm, en Sala Subterráneo de Teatro Bárbaro Foro Cultural Independiente ubicada en la calle Doblado #111 del Centro Histórico de Chihuahua Capital. Para informes y reservaciones puede llamar al teléfono: 614 227 2176.
Vaya y sea usted el juez definitivo. Punto, hasta aquí.

 

Cheque una estupenda galería de imágenes aquí:

https://www.facebook.com/marm730608/media_set?set=a.1497249090584049.1073741896.100008969166738&type=3

 

 

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *