Al maestro con cariño… Tino Contreras

Carlos Urquidi G.

Chihuahua, Chih.- Anoche, ya en su recta final, el V Festival de Jazz, el ícono del jazz chihuahuense con carácter de exportación, Tino Contreras, cimbró el Teatro de los Héroes con su probado talento, además de hacer un recorrido verbal por su vida, llena de cosas por contar y dejar grabadas en la mente del colectivo.
“El jazz es divino tocándolo y estudiándolo bien. El jazz no es un moda, es un arte en el tiempo y el espacio”.
Hoy, con 92 años a cuestas, la leyenda, el precursor del movimiento del jazz en México en los 50’s, sigue tal ágil, lúcido y hábil como en sus inicios hace ya 75 años, en las cuales ha dejado huella como compositor de música popular, jazz y blues; es pianista, trompetista, vocalista y un destacado baterista, instrumento con el que se dio a conocer internacionalmente, además de sus más de 50 grabaciones en países como Estados Unidos, Francia, España, Alemania, Inglaterra, Argentina y México.
“Nací en Chihuahua por el rumbo de Majalca. Esta noche me siento muy orgulloso, honrado de estar en mi tierra querida, no sabes qué lindo se siente cuando llegas a Paris, y que te digan viene de México, no soy chihuahuense”.
La espectacular noche de Tino Contreras llevó al V Festival de Jazz a otro nivel, a un nivel de gran calidad musical y de inclusión a los grandes de Chihuahua.
Y fue la coordinadora del Festival de Jazz 2015, Tita Delgado la encargada de entregar al maestro Contreras una placa que deja plasmado en la historia los 75 años de trayectoria.
En representación del director del Instituto Chihuahuense de la Cultura, Sergio Reaza Escárcega, estuvo el promotor cultural y conductor del festival, Iván Carlos.
La noche estuvo llena de composiciones propias, y ‘Bella Chihuahua’ logró el aplauso general.
Fortino Contreras González, mejor conocido como Tino Contreras nació en la ciudad de Chihuahua, el 3 Abril de 1924.
Considerado en Inglaterra como “El secreto mejor guardado de la música en México” y que en su infancia quisiera ser aviador, pero a los ocho años al hacer sonar un tambor el rumbo de sus deseos cambió contagio su emoción a todos y cada uno de los presentes que tuvieron el privilegio de escucharlo en vivo.
Con más de 300 grabadas y compuestas más de tres mil, Tino Contreras fue acompañado por, el maestro Jaime Reyes, al piano; Alejandro Argüelles Contreras, clarinete; Erika Basurto, percusiones; Emmanuel Laboriel, bajo y Luis Calatayud al sax.
Tino Contreras y su inseparable batería, sonaron y resonaron en Chihuahua. Bienvenido maestro, hasta siempre maestro. Punto, hasta aquí.

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *