Posted on

Chihuahua, Chih.- Hoy, en un acto público, la comunidad cultural y artística del Estado Chihuahua mostró su indignación ante la opacidad en el manejo de los recursos públicos para la cultura que fueron entregados sin reglas de operación, convocatoria pública y sin determinación de retribución social alguna, sin transparencia en los procesos de contratación asignando al productor Alberto Espino, recursos por 34 millones 800 mil pesos, para la producción de un musical que ofrecerá solo 12 funciones, a un costo de 3 millones 333 mil pesos cada una.

El malestar, descontento y rechazo del gremio artístico-cultural del estado de Chihuahua creció, ya que dos días después de cancelar oficialmente el Festival Internacional Chihuahua, FICH, alegando falta de dinero en las arcas estatales se anunció la presentación de la obra musical ‘La golondrina y su príncipe’, “repudiamos políticas de imposición, de nula transparencia que pretenden convertir a la cultura en un mero espectáculo y que no toman en cuenta las verdaderas necesidades de la cultura en nuestro estado”.

“Luchamos para que se invirtiera en procesos que multiplican los saberes a través de la formación de talentos individuales y colectivos. Luchamos para dignificar nuestros oficios y cultivar y divulgar otros talentos de nuestro estado. Por todo lo anterior, darle 34.8 millones de pesos, casi la quinta parte del presupuesto anual de la Secretaría, a un solo proyecto que durará unas cuantas funciones es un insulto que nos duele y nos enardece”.

Los gobiernos estatal y municipal otorgaron la adjudicación del dinero de forma directa a la empresa AEFE del director teatral Alberto Espino y el empresario Federico Elías.

“como colectivo cultural creemos profundamente en la misión de la cultura como un catalizador para la transformación individual y social, además de ser un antídoto para la violencia que azota nuestro estado.  Luchamos para dignificar nuestros oficios y cultivar y divulgar otros talentos de nuestro estado.  Por todo lo anterior, darle más de 34 millones de pesos, casi la quinta parte del presupuesto anual de la Secretaría de Cultura del Estado, a un solo proyecto que durará unas cuantas funciones dejando un derrame temporal en el sector, es un insulto que nos duele y nos enardece.  Repudiamos políticas de imposición y de nula transparencia que pretenden convertir a la cultura en un mero espectáculo”.

Agregando que, “el gobierno del estado ha cancelado el Festival Internacional Chihuahua, la Feria del Libro en Cd. Juárez y sacrificado la calidad de la Feria del Libro de Chihuahua y otros programas fundamentales para favorecer a un solo beneficiario, Alberto Espino, con casi 35 millones de  pesos para realizar una obra de teatro con tan solo 12 funciones lo que significa que cada función tiene un costo de casi tres millones por función”.

La comunidad unida como colectivo revela que, “al principio de este gobierno, María Eugenia Campos pretendía fusionar la Secretaría de Cultura con la Secretaría de Educación y Deporte, cancelando someramente un logro importante del sector: colocar a la cultura a la altura de un puesto de gabinete. Muchos de nosotros manifestamos nuestra inconformidad y logramos salvar a la institución. Lo hicimos porque creemos profundamente en la misión de la cultura como un catalizador para la transformación individual y social, además de ser un antídoto para la violencia que azota nuestro estado”. 

Por ello, “exigimos la cancelación de ‘La golondrina y su príncipe’, que paguen a los artistas de Chihuahua que contrataron, que el dinero no invertido ingrese a las arcas de la Secretaría de Cultura donde se destinará a los programas más necesitados, que nunca se repita semejante insulto a los hacedores y promotores de la cultura, que quienes ejerzan el cargo de titular de las instituciones culturales cuenten con la formación comprobada y experiencia adecuada y que se reformule por completo el plan sexenal de cultura basado en los cientos de diagnósticos que se han hecho a lo largo de los años sobre las verdaderas necesidades culturales del estado de Chihuahua”.

También aclararon que, “nuestra queja no está dirigida contra nuestros compañeros que participan en la obra musical, sino contra quienes hayan entregado 34.8 millones de pesos a una sola empresa formada por el director de la obra y su socio, Federico Elías mediante una licitación directa sin ninguna posibilidad de consulta previa con el sector y con un derrame económico temporal y cuestionable.  Tampoco es algo personal en contra de Beto Espino, sino un reclamo justo por la manera en que se reparten los pocos recursos destinados a la cultura en nuestro estado”.  

Señalan que todo lo que rodea el proyecto ‘La golondrina y su príncipe’ se ha manejado con total hermetismo y mucha contradicción,  “sabemos que se venía gestionando desde hace muchos meses, pero hace poco más de una semana se hizo de conocimiento público y ya era un hecho difícil de frenar o modificar, ya que una buena parte de la inversión está hecha.  Además, la información sobre el monto de la llamada ‘inversión’ era contradictorio, pues los periódicos oficiales mencionan una inversión de ‘más de 20 mdp’, pero existen el contrato que demuestra que el total es de, 34.8 mdp”. 

“El saqueo de nuestra cultura es un acto violento que no vamos a perdonar”.

One Reply to “Muestra comunidad cultural de Chihuahua su rechazo al excesivo costo de la obra ‘La golondrina y su príncipe’”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *