Posted on

Monterrey, Nuevo León- Este fin de semana, la titular del AMAR Nuevo León, Mariana Rodríguez y el gobernador de Nuevo León, Samuel García, ‘adoptaron’ un bebé de apenas 5 meses de nacido y con discapacidad, posaron con él en brazos, y ella escribió, “gracias Samuel por seguirme mis locuras… por tu paciencia y tu amor  y sobre todo gracias Dios por darme la oportunidad de vivir y hacer vivir a otros”. 

La decisión de la pareja neolonesa se convirtió en un rechazo generalizado de la sociedad, asociaciones y de colectivos que tacharon de irresponsabilidad, ruin, inhumano, oportunismo y demás calificativos descalificativos.

Además, al entregar al pequeño, Mariana Rodríguez subió un video a su redes sociales donde simula estar llorando.

La influencer del ‘fosfo, fosfo’, escribió, “muy emocionada porque Emilio se va a venir a mi casa este fin de semana, pedí un permiso de convivencia familiar que se da cuando hay un vínculo entre el niño y la familia”.

Al respecto, la Red por los Derechos de la Infancia en México, REDIM, mostró su expresó su ‘profunda preocupación’ por la sustracción del menor del centro del DIF Capullos, bajo el argumento de un permiso de convivencia, “preocupa también la exposición excesiva e innecesaria de este niño, si en efecto hay un interés legítimo por su vida y por su futuro. Las diversas fotografías de su persona expuestas en redes sociales, sin el tratamiento adecuado para la protección de su identidad y en algunos casos incluso usando colores identificados con la campaña del partido político que llevó a su cargo al actual gobernador y a su esposa, son muestra de ello”.

Además de hacer un llamado para “actuar por la no cosificación de este niño, ni de ningún otro y otra”. 

Abogados, psicólogos y ex empleados DIF de NL demandaron revisar protocolos para extraer menores del Centro Capullos.

Sobre el permiso de convivencia familiar al que hace alusión Mariana Rodríguez, el DIF Capullos dice que, ‘solo se da para menores y familias que han formado un vínculo’, además que lleva hasta tres meses de proceso. 

Y, hoy lunes, la Comisión Estatal de Derechos Humanos Nuevo León, CEDHNL, inició una queja de oficio por la salida de un menor de edad del DIF Capullos, para conocer detalles del procedimiento aplicado por la dependencia estatal y emitió un exhorto al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado (DIF), derivado de la difusión de imágenes y videos de menores de edad que se encuentran ingresados y/o en acogimiento residencial.

Además de  pedir garantizar el derecho a la intimidad y a la protección de los datos personales de los menores de edad en el DIF.

El escrito, dirigido al Director del DIF, Miguel Ángel Sánchez Rivera, señala que el interés superior de las niñez debe ser prioridad para las instituciones públicas o privadas de bienestar social, tribunales, autoridades administrativas u órganos legislativos y, solicitó a la dependencia estatal adoptar medidas pertinentes, tendentes a garantizar el derecho a la intimidad y a la protección de los datos personales de los menores de edad que se encuentran en guardia y custodia del DIF, “que se implementen los mecanismos pertinentes para que todas las áreas a su cargo cumplan con la protección de la imagen, privacidad e intimidad de los menores, esto con el fin de prevenir posibles violaciones a derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes”.

Además, la CEDHNL añadió que deberían adoptar un Programa de Capacitación para las personas servidoras públicas que laboran directamente en espacios donde son atendidos los menores de edad, sobre el respeto a los derechos humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *