Posted on

especial

Ciudad de México- Madres y padres de Ayozinapa marcharon hoy en la Ciudad de México, a 7 años de la desaparición de los 43 estudiantes en busca de verdad y de justicia para sus hijos, tomaron simbólicamente la Fiscalía General de la República, realizaron un foro y se reunieron con el presidente y más autoridades.

“Cada día que pasa es un infierno, es el día más desafortunado de nuestras vidas, no es posible poder bloquear el momento que vivimos en Ayotzinapa cuando nos avisaron de la tragedia”, dijo doña Hilda Hernández en el foro de la injusticia en el Café Vive Zapata en la CDMX

Agregando, “me dijo que sólo iban a ser 4 años. Él quería que su papá no trabajara. Son 7 años y no los hemos encontrado. Hay mucho dolor», 

“Esta lucha ya es una eternidad. Ya queremos ver a nuestros hijos. ¿Dónde están? ¿Qué pasó con ellos? Hay muchas investigaciones, pero no como quisiéramos. No nos aferramos a lo imposible, pero ya los queremos de regreso”, cuenta doña Joaquina, otra de las madres de los jóvenes desaparecidos.

Las madres y padres de Ayotzinapa se reunieron con el Fiscal General de la República y otras autoridades por tres horas en el palacio nacional, al término, el abogado de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, Vidulfo Rosales, dijo que faltan 40 órdenes de aprehensión que no se han ejecutado, desde hace más de seis meses.

El viernes, El presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió con familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.En el encuentro en el Salón de la Tesorería de Palacio Nacional participaron el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez; el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero y el titular de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo.

Este domingo, madres, padres y estudiantes de las normales rurales tomaron simbólicamente las oficinas de la Fiscalía General de la República (FGR) para exigir respuestas contundentes sobre las líneas de investigación del caso Ayotzinapa, del derecho a la verdad y principalmente por la presentación con vida de sus hijos. 

Entre llanto dijeron que ya no quieren mentiras y que se les siga pisoteando, a siete años de los hechos, reclamaron a la fiscalía los pocos avances para dar con el paradero de sus hijos, así como de las detenciones que no se han realizado. 

También fueron recibidos por el Fiscal Especial del caso Ayotzinapa, Omar Gómez, y el jefe de la agencia de procedimientos, donde se informó que ya se ejecutaron varias órdenes de detención.
Las madres y padres no dejaron pasar sus reclamos de que las ejecuciones de las órdenes de aprehensión están dilatando, sobre todo, no hay atisbos del paradero de los 43 normalistas desaparecidos y también se les cuestionó respecto de varias inconsistencias que hay en la investigación.
A 7 años doña Blanca Nava, madre de uno de los 43 estudiantes desaparecidos, dibuja un escenario desolador, aunque la lucha por encontrar la verdad no ha dado tregua. Siguen las mismas interrogantes, ¿qué pasó con nuestros hijos? El gobierno actual es el mismo que el anterior porque aquel no salía del basurero de Cocula y este no sale de la barranca de la carnicería. ¿A dónde nos va a llevar? ¿por qué no están engañando tanto? ¿por qué se burlan de nuestro dolor? ¿por qué se burlan de nuestra desesperación de no poder encontrar a nuestros hijos? ¿por qué nos dicen mentiras?
Hay más demagogia de las autoridades, pero pocos hechos. Las madres y padres ya no quieren que las instituciones busquen a sus hijos en fosas, guiados por el dicho de los detenidos porque no se les hace creíble.
“Enrique Peña Nieto se burló de nosotras, nos pisoteo, hizo lo que quiso con nuestro dolor y el actual gobierno está haciendo lo mismo. Yo no veo ningún avance, seguimos como el primer día sin saber nada. Ahora que encontraron unos fragmentitos en la barranca de la carnicería; ahora ya no sabemos del basurero, pero saben de la barranca. Que casualidad que a 7 años sigan los huesitos ahí, crezca la barranca y no se los arrastra, eso es una burla para las madres. Tenemos mucho amor por nuestros hijos y por eso andamos aquí y no vamos a dejar de buscarlos hasta saber la verdad. Que se lo sepa desde ahorita el presidente que con un huesito yo no me voy a ir a mi casa. A mí me va a entregar el cuerpo de mi hijo. Estoy bien encabronada porque ya son 7 años sintiendo dolor en este caminar. Antes ni siquiera salía de mi casa, yo soy una madre que se dedicaba al hogar, no soy luchadora social, no me dedicaba a andar en las calles gritando, pero lo hago porque quiero de regreso a mi hijo. ¡Nosotros queremos respuesta ya!”, dijo doña Blanca Nava.
Las lágrimas siguen saliendo, llorando en las noches, padeciendo las enfermedades no sólo físicas sino del alma, sufriendo dolor y desesperación en el tiempo, sin más consuelo que el cansancio y de la larga espera para acariciar el rostro de los 43. 

El coraje, el dolor que hoy padres y madres sienten a 7 años es también de esperanza, de encontrarlos con vida.
Por su parte, don Clemente, comentó que desde que desaparecieron a los 43 normalistas, “nuestro martirio y sufrimiento fue calando nuestro corazón; investigamos y nos aventuramos a las búsquedas en Iguala”.

En meses recientes le fue notificado a don Clemente que uno de los restos hallados en la barranca de la carnicería de Cocula que dio positivo es de su hijo, y hace unos días, para ser exactos el martes, el fiscal especial, Omar Gómez, y el subsecretario de derechos humanos y migración, Alejandro Encinas, así como la comisión de la verdad acudieron hasta la barranca de la carnicería y solo mostraron donde fueron encontrados los restos del joven Cristian, hijo de Don clemente. Ahí mismo fueron encontrados los restos del joven Joshivani Guerrero. 

Las autoridades no han informado a las madres y padres, no están satisfechos. ¿Cómo es que esos restos llegaron en ese lugar? ¿cuál fue el modo de esos hechos y por qué los restos fueron encontrado en la barranca de la carnicería?

“Ojalá que no sea como otra reuniones donde las autoridades sólo leen algunos avances. Queremos que nos diga de plano si van a dar con el paradero de nuestros hijos o si se van a estar enfocando en puras fosas clandestinas”. 

Con información y fotos de: Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan CDHM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *