Posted on

Carlos Urquidi G./especial

México- El muralista chihuahuense, de talla internacional, Antonio González Orozco falleció este miércoles en la Ciudad de México a los 87 años a consecuencia del cáncer de hígado y bazo que padecía.
El también pintor y grabador, apenas en mayo, había vencido el Covid-19 y que lo mantuvo internado durante 10 días en la Ciudad de México.
La carrera de Antonio González Orozco abarcó la segunda mitad del Siglo XX y lo que va del Siglo XXI, contribuyendo a la plástica mexicana con pinturas de caballete, dibujos, grabados, serigrafías, esculturas, muchas de las cuales ha exhibido en 31 exposiciones individuales, tanto en México, como en Estados Unidos, Canadá, Polonia y Rumanía, destacando ocho pinturas murales ubicadas en México, Coahuila, Sinaloa y Chihuahua.
Reconocido como el “último muralista”, su imagen del Benito Juárez ha sido reproducida en todos tipo de publicaciones a nivel nacional e internacional, tanto en periódicos, libros de historia, tarjetas postales, calendarios, billetes de lotería y en la portada de los libros de texto de quinto año de primaria, de la Secretaría de Educación Pública, además será recordado por la obra en el Hospital de Jesús en el que pintó el mural de la historia de la medicina en México.
En diciembre de 2015, durante la develación del mural “La República Peregrina”, que aborda la escala que hizo Benito Juárez García en Hidalgo del Parral, con una serie de detalles donde destacan pensamientos juaristas y el efecto de las personas al verlo y recibirlo, le fue entregada la presea “Gawí Tónara” que otorga el Festival Internacional Chihuahua, en una ceremonia en Parral Chihuahua.
González Orozco nació en Chihuahua el 10 de mayo de 1933, haciendo sus primeros estudios artísticos en Chihuahua, bajo la tutela del muralista chihuahuense Leandro Carreón, quien en 1953 le sugiere perfeccionar sus estudios en la Antigua Academia de San Carlos, por lo que ese mismo año se muda al Barrio Estudiantil de la Ciudad de México e ingresa en dicha academia, regresando al término de sus estudios a su natal Chihuahua, en donde imparte clases de pintura en la Universidad de Chihuahua.
Sin embargo en 1961 decide regresar de manera definitiva a la Ciudad de México, alternado su carrera artística con sus labores de restaurador en el Castillo de Chapultepec, lugar en el que deja su huella con dos cuadros de su autoría —que se exhiben al día de la fecha en la Sala Siglo XIX— y dos murales, siendo el primero de ellos el Mural Oficial del Centenario del Triunfo de la República, “Entrada Triunfal de Benito Juárez a la Ciudad de México”, (15 de julio de 1967) y el segundo de ellos, el Mural Oficial del Centenario del Fallecimiento de Benito Juárez (1972), “Juárez, Símbolo de la República frente a la Intervención Francesa”.
Fue discípulo de Diego Rivera en la Antigua Academia de San Carlos, donde estudió de 1953 a 1957.
Durante su vida en el Castillo de Chapultepec, conoció a quien sería su esposa, Mercedes Arriaga Rivera. Su casa-estudio se encuentra en el pueblo de Tetelpan, al sur de la Ciudad de México, en donde realizó su labor creativa desde finales de la década de los setentas hasta hoy.

2 Replies to “Hasta siempre al “último muralista”; fallece el chihuahuense Antonio González Orozco”

  1. La familia de Antonio González Orozco agradece mucho este artículo, así como todas las muestras de aprecio que hemos venido atestiguado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *