Posted on

esucesos / agencias / especial

Mineápolis, Estados Unidos- Por segundo día consecutivo, la ciudad de Mineápolis en Minnesota, Estados Unidos, vivió las protestas de la comunidad tras la muerte de George Floyd el pasado lunes tras un arresto con violencia policial.
El emblemático río Misisipi, que evoca el uso del trabajo esclavo, la lucha por los Derechos Humanos de la población negra y la Guerra Civil estadunidense, cruza la ciudad que se caracteriza por sus parques, lagos, sitios culturales.
El martes, las protestas iniciaron en el mismo sitio donde Floyd fue atacado de forma brutal por cuatro policías para terminar enfrente de una comisaria con la policía lanzando gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes y, ayer miércoles los inconformes salieron a las calles incendiando edificios y sin aceptar que los cuatro agentes que participaron en el arresto y posterior muerte de Floyd fueran despedidos o que el alcalde de la ciudad, Jacob Frey, dijera que ser negro “no debería ser una sentencia de muerte”, pidiendo que se presenten cargos contra el policía que aparece en el video apoyando su pierna en el cuello del hombre de 46 años y que repitió mucha s veces, “no puedo respirar”.
“I can´t breathe” (No puedo respirar), las palabras que repetíó Floyd durante el incidente, se multiplican en distintas pancartas y camisetas como un lema de la violencia policial que sufren los afroamericanos en Estados Unidos.
Una tienda AutoZone fue incendiada y saqueada; la policía de Minnesota se mantiene parada afuera del tercer distrito electoral del departamento en Minneapolis; manifestantes enfrentan con carteles a los policías fuera de Oakdale; los manifestantes arrojan artículos en las ventanas de la comisaría; la policía reacciona con gas pimienta; saquean una tienda Target y los escombros llenan su estacionamiento; los bomberos custodian un edificio destruido; destrozan vehículos policiales y, un hombre murió durante una balacera la noche del miércoles.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, escribió en Twitter, “mi corazón está con la familia de George. Se va a hacer justicia. El FBI y el Departamento de Justicia ya se encuentran investigando el caso”.
El Departamento de Justicia otorgó hoy jueves el nivel de “máxima prioridad” a la investigación.
El alcalde de Mineápolis pidió el apoyo de la Guardia Nacional de Minnesota después de que las protestas arreciaron.
Pero ni eso ha detenido las protestas que se extienden ya a otras ciudades y estados, en California, un grupo de personas cerraron calles en la ciudad de Los Ángeles y rompieron los vidrios de autos de la Patrulla de Caminos del estado; en Nueva York, la policía se desplegó hasta Union Square para vigilar a los manifestantes

¿Qué sucedió?

Darnella Frazier que pasaba por la calle, sacó su móvil mientras asistía horrorizada a una escena en la que Floyd, esposado y desarmado, quedaba inconsciente bajo la presión de la rodilla del oficial de policía que lo había detenido.
Se alega que Floyd trataba de pagar en una tienda con un billete falso de 20 dólares.
Después de rogar por su vida varias veces y gritar que no podía respirar, Floyd quedó inerte en el suelo y murió muy poco después.
En el vídeo de 10 minutos, Derek Chauvin, el oficial blanco de 44 años, que inmoviliza a Floyd, hace oídos sordos al propio detenido, pero también a los transeúntes que lo increpan por su violencia extrema.
Su compañero de patrulla, el corpulento Tou Thao, observa impasible y trata de bloquear la visión a quienes pasan por la calle.
Cuando Darnella Frazier decidió subir el video a las redes sociales, las calles se incendiaron de indignación, enojo que ya recorre todo Estados Unidos y el rechazo y condena internacional.

¿Quién era George Floyd?

George Floyd, padre de una niña de seis años, era originario de la ciudad de Houston, donde jugó al baloncesto y fútbol, buscaba una carrera en escena local de hip-hop, al mudarse a Minneapolis empezó una nueva vida con un empleo de guardia de seguridad del restaurante latinoamericano Conga Latin Bistro, en el centro de la ciudad. Alto y musculoso, sus compañeros le apodaron “Big Floyd”.
Entre 2017 y principios de 2018, fue guardia de seguridad en el refugio para personas sin hogar Harbour Light del Ejército de Salvación, en Minneapolis.

Un policía con antecedentes

El agente Derek Chauvin, quien sostiene su pierna en el cuello de Floyd, tiene en su récord más incidentes violentos que incluyen varios tiroteos, como consta en los registros del departamento,
En 2006 fue uno de los seis oficiales que dispararon sus armas en la muerte de Wayne Reyes, quien, según la policía, apuntó con una escopeta recortada a los oficiales después de apuñalar a dos personas y en 208 hirió a un hombre en una pelea después tras una denuncia de asalto doméstico en la que fue requerido.

FOTOGRAFÍAS: AGENCIA AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *