Posted on

esucesos / especial

México- Hace días, los restos de al menos 60 a 70 mamuts fueron encontrados en los terrenos donde se construye el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en Santa Lucía (Estado de México), informó el del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
Los restos encontrados son de la especie Mammuthus columbi que tuvo gran presencia en Norteamérica hace 35 mil años y se extinguió hace uno 12 mil años
Parte de tal información ya había sido dada a conocer en diciembre pasado pero se pensaba que sería una decena de ejemplares ya han sido desenterrados al menos 60 de ellos, “no suponíamos que era un número tan alto de osamentas, se están haciendo excavaciones pertinentes, muy cuidadas para poder recuperar estos vestigios”.
El hallazgo de los mamuts marca un hito científico en el país, pues las osamentas de estos gigantes mamíferos, que habrían vivido hace más de 14,000 años, se descubrieron en la base militar de Santa Lucía, a unos 45 kilómetros de la capital.
Se trata del “hallazgo más grande de este tipo” en el país, dijo el arqueólogo y Coordinador Nacional de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Pedro Francisco Sánchez Nava, “nos permitirá tener una muestra muy importante para llevar a cabo muchos estudios en el mundo sobre estos mamíferos”, añadió.
Los nuevos esqueletos fueron encontrados en donde estará la torre de control y también en las nuevas pistas y cuando los trabajos comenzaron en la zona se necesitó de tres arqueológicos, ahora, en la zona trabajan 31 arqueólogos y tres restauradores, quienes, además de los 60 mamuts, también han encontrado osamentas humanas, vasijas, obsidiana y otro tipo de fauna como bisontes y camellos, “y aunque los trabajos arqueológicos han provocado que los trabajos para terminar la nueva terminal vayan más lentos, no será un impedimento para terminarlo en tiempo y forma, aseguró Sánchez Nava.
“Estamos haciendo el trabajo de ir armando la osamenta. Seguramente cuando acabemos el conteo tendremos más mamuts”, dijo el arqueólogo y adelantó que el INAH planea exponer los vestigios en una galería.
Históricamente, restos de un mamut ya habían sido encontrados en la década de 1970 mientras se construía el metro de Ciudad de México. Estos herbívoros que necesitaban gran cantidad de alimento encontraron en el entorno de los lagos de la cuenca de México un espacio idóneo para vivir, según los especialistas.
El arqueólogo a cargo Rubén Manzanilla, agregó que el aeropuerto no tiene ni el 20% de avance, de forma que aún tienen tiempo para seguir buscando restos, tanto de mamuts como humanos, así como de cerámica y elementos de ofrendas. Sin dar cifra exacta, dice que se han encontrado cientos de huesos.
El INAH informó que también se localizaron 15 entierros humanos del periodo prehispánico que pudieron ser de agricultores que fueron enterrados con ollas, cajetes y figurillas de barro, entre ellas las de un perro.
Los mamuts, machos, hembras y crías, de la era geológica del Pleistoceno, cuyos restos óseos fueron encontrados a la orilla del lago Xaltocan, no fueron cazados por el hombre, pues no hay presencia de huellas de cacería humana. Pero no se descarta que los humanos hayan aprovechado a estos pesados animales, una vez que quedaban atascados en el fango y probablemente murieron al quedar atascados en el lago que tenía una profundidad de entre 80 centímetros a 2.5 metros, misma que variaba, debido a que este lago llegaba a desecarse hasta quedar convertido en un pantano.

Fotos: INAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *