Posted on

Roberto Gutiérrez Alcalá / Gaceta UNAM

México- El Sloan Digital Sky Survey (SDSS) o Sondeo Digital del Cielo Sloan es un proyecto de investigación del espacio que arrancó en el año 2000 y que es auspiciado por la Fundación Alfred P. Sloan.
Hace seis años, el Instituto de Astronomía de la UNAM se sumó a él y participó en su cuarta fase (SDSS-IV), específicamente en el programa Mapping Nearby Galaxies at APO (MaNGA) o Cartografía de Galaxias Cercanas en el Observatorio Apache Point. Ahora también lo hará en la quinta fase (SDSS-V), que tiene como objetivo estudiar alrededor de seis millones de objetos en el cielo.
“El SDSS-V está conformado por tres programas llamados mapeadores: 1) el Milky Way Mapper (MWM) o Mapeador de la Vía Láctea, que buscará comprender la evolución de nuestra galaxia, la física de sus estrellas y su medio interestelar, así como la arquitectura de sus sistemas planetarios y estrellas múltiples; 2) el Local Volume Mapper (LVM) o Mapeador de Volumen Local, que se centrará en el gas ionizado del que se forman las estrellas en el medio interesterlar y observará las poblaciones estelares en la Vía Láctea y otras galaxias cercanas; y 3) el Black Holer Mapper (BHM) o Mapeador de Agujeros Negros, que intentará medir la masa de agujeros negros supermasivos localizados a distancias muy lejanas y sondear el crecimiento de éstos a lo largo del tiempo cósmico”, explica Sebastián Francisco Sánchez, investigador del Instituto de Astronomía de la UNAM.


Los trabajos de esta quinta fase del SDSS, en la que participarán 36 universidades e institutos de investigación de todo el mundo, se llevarán a cabo tanto en el observatorio Apache Point, en Nuevo México, Estados Unidos, como en el observatorio Las Campanas, en la Región de Atacama, Chile.
“La gran noticia es que en el Instituto de Astronomía empezamos un nuevo ciclo de seis años de recolección de datos y, posiblemente, de otros tantos de análisis y estudio. La presencia de la UNAM en particular, y de México en general, en este tipo de proyectos internacionales es importantísima porque, además de que permite adquirir nuevos conocimientos, enriquece la formación de nuestros estudiantes y los coloca en una mejor posición para trabajar en otros lugares del planeta. Es necesario seguir invirtiendo en la formación de los jóvenes y mantenerlos en contacto con el exterior, pues de lo contrario corremos el riesgo de caer en un provincianismo académico. Yo me felicito de pertenecer a la UNAM, una institución que ha sabido defender su participación en proyectos internacionales como el Sloan Digital Sky Survey”, apunta Sánchez.

El Sloan Digital Sky Survey o SDSS es un proyecto de investigación del espacio mediante imágenes en el espectro visible y de corrimiento al rojo, realizada en un telescopio específico de ángulo amplio y de 2,5 metros situado en el observatorio Apache Point de Nuevo México.
La exploración cubre más de 7 500 grados cuadrados de la Región Galáctica sur con datos de casi 2 millones de objetos y espectros de más de 800 000 galaxias y 100 000 quasars. Esta información de la posición y la distancia de los objetos permitió investigar por primera vez la estructura a gran escala del Universo con sus vacíos y filamentos.
La extensión Sloan para la comprensión y exploración intergaláctica’ (en inglés, Sloan Extension for Galactic Understanding and Exploration) finalmente obtendrá el espectro de 240 000 estrellas (con una velocidad radial rípica de 10 km/s) para crear un mapa tridimensional detallado de la Vía Láctea. Los datos del SEGUE revelarán la edad, composición y distribución de fase espacial de las estrellas dentro de varios componentes galácticos, proporcionando verdades cruciales para la comprensión de la estructura, formación y evolución de nuestra Galaxia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *