Posted on

Zacatecas- Familia y amigos de la cantante y actriz mexicana Guillermina Jiménez Chabolla, conocida internacionalmente como Flor Silvestre, fallecida ayer, le brindaron el último adiós en una ceremonia en la finca donde vivía dentro de rancho El Soyate, bajo las medidas de sanidad por la epidemia del COVID-19.
Tras la misa de cuerpo presente, Flor Silvestre fue sepultado en la misma tumba del amor de su vida, el también cantante y actor Antonio Aguilar, quien falleció en junio del 2007, en lo alto del Cerro de San Cayetano.
Presentes, todos los hijos y nietos, con flores y despidieron a la intérprete de “Imposible olvidarte” y “Pobre corazón” y protagonista de cintas como “Primero soy mexicano”, “La cucaracha” y “Ánimas Trujano”.
Su hijo, el también cantante Pepe Aguilar le dedicó unas palabras, “mi mamá no me deja, al contrario, se expandió, este era su vehículo y ahora está en todas partes, cuando yo quiera, al segundo que quiero puedo cerrar los ojos y estar con mi madre”.
Y al entregarla a la tierra, dijo, “por fin llegaste, cómo fregaste desde que se fue mi papá y ahora se te hizo, ahí vas a estar, se quería ir con él y se tardó 13 años (…) papá ha de estar pegando brincos de felicidad porque llevaba 13 años solo y ya llego su compañera”.
Ángela Aguilar, se mantuvo junto al féretro siempre.
Adiós a Guillermina Jiménez Chabolla pues Flor Silvestre será eterna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *