Posted on

esucesos / especial

Buenos Aires, Argentina- El ex futbolista argentino, convertido en leyenda, Diego Armando Maradona murió hoy miércoles de un paro cardiorespiratorio en su casa en Buenos Aires, donde reposaba tras haber sido operado a principios del mes de un hematoma cerebral y estaba en proceso de recuperación. Tenía 60 años.
El astro del fútbol se descompensó a las 10 de la mañana y falleció minutos después del mediodía, luego de que los médicos que lo asistieron intentaran reanimarlo sin éxito.
Diego Armando Maradona vivió su vida al límite, fue de la “Mano de Dios ” al Infierno y regresó.

La leyenda

Diego Armando Maradona Franco nació en Lanús Oeste, Lanús, Buenos Aires el 30 de octubre de 1960, debutó en la Primera División argentina se produjo el 20 de octubre de 1976, a diez días de cumplir los 16 años de edad, por un partido del Campeonato Nacional, oportunidad en que su equipo Argentinos Juniors.
Durante su carrera, fue campeón del mundo con Argentina en 1986, subcampeón en 1990 y campeón del Mundial Juvenil en 1979, obtuvo la Copa Artemio Franchi de 1993, con Napoli, ganó una Copa de la UEFAy los dos scudettos que posee la institución y marcó un “gol imposible” en 1985. Tiene el récord de ser el jugador que cinco veces fue máximo goleador de campeonato de Argentina. El “Gol del Siglo ” marcado contra los ingleses en el Mundial de 1986.
Disputó su último partido con la Albiceleste el 25 de junio de 1994 contra Nigeria en el Mundial de ese año, donde fue suspendido por dopaje.
Es señalado por una votación de la FIFA como el mejor en la historia de los mundiales del siglo XX y en el cuarto puesto figura uno de sus goles contra Bélgica, del mismo mundial.
Es reconocido por varios especialistas, exfutbolistas y aficionados internacionales como el “mejor futbolista de la historia” y ha sido catalogado por algunos medios como el “mejor jugador en la historia de la Copa Mundial”, en la cual fue el «mejor jugador”.
En 1986 fue elegido por la FIFA como el “mejor futbolista popular del siglo XX” y tercero oficialmente, obtuvo la quinta ubicación en la votación realizada por la IFFHS.
Su consagración deportiva se dio en el Mundial de México 1986, convirtiendo cinco goles y dando cinco asistencias en los siete partidos que disputó.
El partido, jugado el 22 de junio en el Estadio Azteca de la Ciudad de México, contó con dos de los goles más recordados en la historia de los mundiales.
La “mano de Dios” se produjo a los 51 minutos, cuando el defensor inglés Steve Hodge rechaza erróneamente el balón hacia su propio arco y, en una pelota disputada entre Maradona y el arquero inglés Peter Shilton, el jugador argentino levanta su puño izquierdo impactando el balón y convirtiendo el gol.
Después del partido, cuando al preguntarle si lo había convertido con la mano respondió, “yo no la toqué, fue la mano de Dios”.

El hombre

Detrás de sus éxitos, Maradona también acumuló escándalos que fueron desde el uso de drogas, comenzando en el Napoli en 1991 cuando al término de un juego contra el Bari, fue sometido al examen antidoping, dando como resultado positivo, siendo sancionado con 15 meses sin jugar.
Además de ser condenado a dos años de cárcel tras amenazar a periodistas con un rifle de aire comprimido.
La historia se repitió en el Mundial de Estados Unidos 94, siendo expulsado de la justa mundialista y marcando el final de su carrera.
En 2013 atacó con piedras a periodistas; en el 2017 se le acusó de golpear a su novia; vivió muchas demandas de paternidad, al menos siete.
En Cuba, tras someterse a un programa de desintoxicación, armó una fiesta masiva para inhalar sustancias.
Muere “El diez”, “El Pelusa”, Maradona, Diego Armando, la leyenda queda…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *