Posted on

esucesos / especial / agencias

Nueva York, EE.UU- El fundador de la organización de marketing multinivel y secta NXIVM (Néxium), Keith Raniere, fue condenado hoy a cadena perpetua, al concluir el juicio, en la Corte Federal de Brooklyn, donde fue acusado de convertir a mujeres en esclavas sexuales, obligándolas a marcarse la piel con sus iniciales.
El juez Nicholas Garaufis condenó a Raniere 120 años en prisión tras escuchar durante seis semanas los testimonios de 15 de las víctimas.
Raniere, de 60 años, fue arrestado en 2018 en una mansión en Puerto Vallarta, México, y, en julio de 2019 fue declarado culpable de asociación delictiva, conspiración, tráfico sexual y posesión de pornografía infantil.
El acusado y hoy convicto sostuvo que era inocente hasta el momento en que fue sentenciado y nunca se mostró arrepentido de sus crímenes, “Keith Raniere es una persona peligrosa que ha usado a gente para hacer realidad sus propios deseos perversos en cada uno de sus negocios”, dijo una de sus acusadoras.
El juicio tuvo su punto álgido cuando Camila, una adolescente mexicana, describió el abuso sexual de y el aislamiento de la hermana de la víctima, con quien también tuvo relaciones sexuales, en un cuarto durante dos años.
Raniere cofundó NXIVM con Nancy Salzman en los años noventa como una organización de autoayuda, con cursos que promovían como de mejora personal a través del derrumbe de barreras psicológicas y emocionales, con clases y seminarios destinados a permitir a sus clientes a perseguir sus propios caminos de autodescubrimiento y fomentar su potencial como individuos.
En abril de 2018, Allison Mack, actriz de la serie Smallville, convertida en reclutadora de Raniere, fue condenada por tráfico sexual.

Influencia política en México

El líder de la secta, condenado hoy, tenía grandes contactos en México, entre ellos el hijo del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, Carlos Emiliano Salinas Occelli, fundador de Nxivm México y su hermana Cecilia, quien manejaba en Monterrey una escuela llamada Rainbow Cultural Garden, parte de NXIVM.
Pero no eran los únicos, once nombres más de la élite mexicana se manejaron durante el juicio: Rosa Laura Junco de la Vega, hija del dueño de Grupo Reforma; Loreta Garza, Mónica Durán, Alejandro Betancourt, Daniela Padilla, Jack Levy, Ivy Nevares, Camila, Mariana y Daniela Fernández, y, hasta el momento, ningún mexicano enfrenta cargos penales en Estados Unidos ni en México.
Carlos Emiliano Salinas Occeli, era parte del Executive Success Program (ESP) que es, a su vez, parte de NXIVM. Él mismo daba conferencias sobre temas de superación.
La relación de Raniere con Salinas Occeli es pública y al menos en los círculos políticos y empresariales no es un misterio. El mismo hijo del ex presidente relaciona su organización Movimiento In Lak’ Ech por la Paz AC con NXIVM y sus postulados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *