Posted on

Estados Unidos- Tras publicar, en meses pasados, varios tuits y un ensayo, que fueron calificados como discriminatorios por organizaciones no gubernamentales, figuras de la literatura y el espectáculo, la escritora J.K. Rowling, creadora de “Harry Potter”, devolvió el premio sobre derechos humanos “Ripple of Hope”, (Ola de esperanza) por su trabajo con los niños huérfanos en la organización Lumos, que le entregó la organización Robert F Kennedy Human Rights (RFKHR) el año pasado, “como una longeva donante de ONGs LGTB y defensora del derecho de las personas trans a vivir libres de persecución, rechazo absolutamente la acusación de que odio a las personas trans o que les deseo algún mal”, dijo en un comunicado.
Ello, debido a que la presidenta del grupo Robert F. Kennedy Human Rights, Kerry Kennedy, condenara sus palabras, “he hablado con J.K. Rowling para expresar mi profunda decepción por que haya elegido utilizar sus destacables talentos para crear una narrativa que desprecia la identidad de las personas trans y no binarias, socavando la validez e integridad de toda la comunidad transgénero, que ya sufre desproporcionadamente”.
Agregando, “a través de sus palabras, entiendo que la posición de Rowling es que el sexo que se nos asigna al nacer es el factor primario y determinante de nuestro género, sin tener en cuenta la identidad de género… una posición que rechazo categóricamente. La ciencia es clara y concluyente: el sexo no es binario”.
Así, la también escritora de “Animales fantásticos y dónde encontrarlos”, respondió, “ningún premio ni honor, por más que admire a la persona que le dio nombre, significa tanto para mí como para renunciar al derecho de seguir lo que dicta mi propia consciencia”.
En junio, Rowling fue acusada de hacer comentarios considerados insultantes para los transexuales, recibiendo respuesta del actor británico Daniel Radcliffe, que dio vida al joven mago Harry Potter en la pantalla, “Las mujeres trans son mujeres. Cualquier declaración de lo contrario borra la identidad y la dignidad de las personas transgénero”.
Uniéndose a las críticas figuras como el escritor Stephen King y los actores de la saga cinematográfica, Emma Watson, y Rupert Grint, además de Eddie Redmayne, Evanna Lynch, Bonnie Wright y Katie Leung.
La actriz Emma Watson, quien interpretó a ‘Hermione’, dijo, “las personas transgénero son quienes dicen ser y merecen vivir sus vidas sin ser constantemente cuestionadas o decirles que no son quienes dicen ser”.
La escritora abonó a la polémica al escribir el ensayo “Opinión: Creando un mundo post-Covid-19 más igualitario para la gente que menstrúa”, ganándose que se refirieran a ella como una feminista radical transexclusiva (TERF) por defender que el sexo biológico de las personas es real y “no una ilusión”, ironizando con que “esa gente que menstrúa” “solía tener un nombre”, en alusión a la mujer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *