Posted on

esucesos / especial

Chihuahua, Chih.- Ayer miércoles, el ex director del Fideicomiso para Fomentar las Actividades Productivas del Estado de Chihuahua (FIDAPECH), José Lázaro Joaquín López Ramírez, durante el sexenio del ex gobernador César Duarte Jáquez, que se encontraba detenido en el CERESO No. 1 de Aquiles Serdán, falleció a causa de la COVID-19, reveló su abogado Agustín Marván Lizardi y confirmó hoy jueves su esposa, Luz María Martínez.
José Lázaro Joaquín López Ramírez estaba detenido y vinculado a proceso por peculado agravado, desde agosto de 2018.
El abogado Marván Lizardi detalló que su defendido presentó los síntomas de la enfermedad 10 días antes y fue, hasta el viernes 21 de agosto, tras lograr un amparo “promovido por violación al derecho a la salud”, logrando que se le realizara la prueba, indicando que los resultaron se le darían en 1º días, pero los síntomas se agravaron por lo que fue internado en el Hospital Central Universitario el 25 de agosto, donde murió.
“A principios del mes de julio se hizo una revisión de medidas cautelares donde le hicimos saber a la juez que Lázaro era hipertenso y que tenía riesgo de Covid. La juez afirmó que el penal tenía medidas sanitarias suficientes”, dijo.
Tras los hechos que llevaron a la muerte del ex colaborador de César Duarte Jáquez se emprenderán acciones legales ante instancias internacionales, “mientras la autoridad judicial esté sometida al gobernador y no hagan más que obedecerlo, no nos conviene. Lo haremos a través de otras vías como lo es la Corte Interamericana de Derechos Humanos, porque violaciones al derecho de salud están probadas y declaradas”, declaró el abogado a nivel nacional.
Por medio de boletín informativo público acusan de negligencia a las autoridades estatales, “la negligencia de las autoridades se remonta al pasado mes de julio, cuando la defensa de López Ramírez, le hizo saber a la Juez de Control Licenciada María Alejandra Ramos Durán que Lázaro era hipertenso que era vulnerable al COVID-19. La funcionaria afirmó que el Cereso contaba con las medidas para evitar contagios y, que en remoto caso que le diera, se tomarían las medidas necesarias para su atención, cosa que no sucedió”.
La familia y defensa también acusan de ocultar información sobre la situación de enfermos y medidas sanitarias en el centro penitenciario de Chihuahua, “la familia de López Ramírez tiene evidencia médica de que Lázaro padecía de COVID-19. Sin embargo, las autoridades del penal y el Fiscal del Estado están ocultando la existencia de COVID-19 en el penal, poniendo en riesgo la vida de muchos reos”.
Ya que, “ese mismo día, (25 de agosto) el fiscal César Augusto Peniche Espejel, reportó al gobernador Javier Corral Jurado, que el diagnóstico del reo era únicamente de cansancio y deshidratación”.
Al conocerse la noticia, otro de los detenidos y vinculados a proceso, el ex secretario de Educación, Cultura y Deporte de Chihuahua, Marcelo González Tachiquín, dirigió un comunicado al presidente de México, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a la Cámara de Senadores y Diputados y la Comisiones, Estatal y Nacional, de Derechos humanos, “A las familias de todos los que tienen una persona privada de la libertad. Con profundo dolor e indignación exponemos el crimen cometido por el Gobierno del Estado, el Poder Judicial y la Fiscalía del Gobierno del Estado de Chihuahua del C. Lic. José Lázaro Joaquín López Ramírez Ex director del Fideicomiso Estatal para el Fomento de las Actividades Productivas (FIDEAPECH) quien ha fallecido por COVID 19 y diversas complicaciones que se generaron por la falta de atención médica en el CERESO No. 1 de Aquiles Serdán”.
Agregando, “la Juez María Alejandra Ramos Durán negó el cambio de medida cautelar como lo han hecho ella y otros Jueces con nosotros por la persecución política de la que somos objeto a pesar del riesgo de la pandemia.
Sabemos que seguirán mintiendo en los informes del Centro Penitenciario, en los boletines de prensa y en las declaraciones de diversas autoridades”.
“Descanse en paz José Lázaro Joaquín López Ramírez”, finaliza diciendo el comunicado.

One Reply to “Muere por COVID-19 ex colaborador de César Duarte detenido en el Cereso; acusan a las autoridades de negligencia”

  1. Es por demás claro, que al señor no se le dio atención oportuna, presentó los signos de la enfermedad y se le dejó que se agravaran, en el entendido que los primeros días son primordiales para salvaguardar la integridad y salud del paciente. A este se le violentaron sus derechos desde el momento en que lo dejaron 2 años con prisión preventiva sin realizarle juicio alguno. Luego cuando presenta los síntomas que inclusive mencionan los familiares se desvanecía sentado de la falta de oxigenación y la fatiga, además de presentar diarrea y dolores de cabeza, tos Se burlaron y vulneraron sus derechos humanos, al darle antidepresivos, ya que se le indicó que lo que tenía era ansiedad y depresión. En pocas palabras en el Cereso de Chihuahua fue la purga de una condena en la cual no había justificación para condenarle, antes bien los culpables seguramente andan en el extranjero como muchos otros. Con testimonios falsos y quienes prefirieron protegerse antes de que los inculparan por sus atracos. Este señor el único delito que cometió fue trabajar de sol a sol, entregar su pasión en los proyectos y ahora está muerto en medio de la injusticia y la corrupción, por médicos negligentes y con poca ó nada de humanidad y empatia con estas personas que están dentro del Cereso en muchas ocasiones injustamente, como es el caso de este señor Josë lázaro Joaquín López Ramírez. Que no se siga ensuciando tu nombre, que se haga justicia a la injusticia y maltrato, asesinato del que fuiste víctima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *