Posted on

esucesos

Chihuahua, Chih.- Tras el avance de la pandemia por coronavirus, el cubrebocas o mascarilla se convirtió en un elemento de uso común en la mayoría de la población y, recientemente, las medidas sanitarias han hecho su uso como de carácter obligatorio al agrandarse el problema con la detección del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, ya que, tras su análisis se indica que el virus puede permanecer hasta tres horas en el aire después de su dispersión, hasta cuatro horas en superficies de cobre, hasta 24 horas en cartón y hasta 2 o 3 días en plástico y acero inoxidable.
Al avanzar su uso, también ha avanzado el tirarlo después de su uso, sin tomar que entra en la categoría de los residuos sanitarios, a la par de los guantes, pañuelos desechables, chicles, cepillos dentales, cigarros, envases de medicamentos, gasas y jeringas y por ello, debe tener un manejo especial al terminar su vida de uso.
Los residuos sanitarios representan un factor alto de contagio, inclusive son considerados como un segundo factor importante de contagio, indica la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), por ello se recomienda no hacer mal manejo de ellos.
Para desechar los residuos sanitarios de forma adecuada se recomienda primero no combinarlos con otro tipo de desechos, en el caso del cubrebocas, se debe destruir con tijeras y poner los pedacitos en la bolsa de plástico anudada, luego rociar la bolsa con solución clorada y después, lavar las manos después de introducir la mascarilla en la bolsa.
Y no, no, tirarlos en la vía pública, además si se tiene a la mano un marcador, etiquetar la bolsa con la leyenda de “residuo sanitario” para que los recolectores de basura sepan darle el tratamiento indicado.

Aquí varias indicaciones:

Para colocarlo:

• Lavar las manos antes de colocarlo.
• Revisar que las costuras gruesas quedan en la parte interna del cubreboca.
• Colocar detrás de las orejas las cintas elásticas y acomodarlo en la cara, cubriendo nariz y boca.
• Evitar tocarlo mientras lo traigas puesto. En caso de hacerlo, lavarse las manos inmediatamente.
• No utilizar el cubrebocas como collar o diadema.

Para removerlo:

• Lavarse las manos antes de quitarlo.
• Tomar las cintas elásticas por detrás de las orejas sin tocar la parte delantera de la mascarilla.
• Lavar las manos.

Para desecharlo

• Destruir el cubreboca con tijeras y pon los pedacitos en la bolsa de plástico anudada.
• Rociar la bolsa con solución clorada.
• Lavar las manos después de introducir la mascarilla en la bolsa.
• No tirarlo en la vía pública.

Cuidados:

• No dejar el cubreboca sobre superficies sucias (mesas, sillas, repisas).
• Si es de un solo uso, debe desecharse inmediatamente.
• Si es reusable, hay que cambiarlo y lavarlo diariamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *