Posted on

Chihuahua, Chih.- Una colilla de cigarro acumula hasta 2 mil sustancias tóxicas, 200 de ellas cancerígenas y al año, en México, son desechadas más de 50 mil millones, pero tan sólo una de ellas puede contaminar 8 litros de agua de mar y hasta 50 litros de agua potable.
Ante esta problemática, estudiantes de la Universidad Tecnológica de la Tarahumara emprendieron la idea de reciclar las colillas de cigarro, las cuales son transformadas en papel artesanal bajo un proceso biotecnológico que desintoxica y degrada las colillas, permitiéndole quedar libre de sustancias tóxicas y sin los olores comunes del tabaco.
El material fue elaborado por los alumnos de la carrera de Tecnología Ambiental: Carmen Mencinas, Natalia Molina, Omar Sandoval y Yohana Eguis, gracias a la colecta de 20 litros de colillas en todo Guachochi, sirviendo además como reciclaje del municipio.
A través de los diversos laboratorios químicos y espacios públicos dentro de la institución, se desarrolló el proceso de producción, mediante el cual, se lavan de forma repetitiva las colillas de cigarros con agua limpia, hasta lograr eliminar el mayor número de tóxicos en ellas.
Después, se muelen las colillas de cigarro en una licuadora industrial y se añaden 10 litros de agua limpia, 100 mililitros (ml) de cloro y 50 ml de aromatizante, para crear una masa que posteriormente se debe extender en una manta de algodón y ser palpada hasta lograr el grosor deseado.
Por último, se debe exponer el resultado directamente al sol para lograr una pasta consistente y resistente, la cual funcione perfectamente como cuadernillo.
Se produjeron alrededor de 10 hojas de un metro cuadrado, sirviendo a la fabricación de 30 pastas para cuadernos de estudiantes universitarios de bajos recursos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *