Posted on

esucesos / especial / agencias

Estados Unidos.- El rapero estadunidense Kanye West, de 43 años, anunció el 4 de julio su candidatura a la presidencia de Estados Unidos, y, el pasado domingo 19, ofreció su primer mitin oficial, en North Charleston, Carolina del Sur, donde apareció usando un chaleco antibalas, con un 2020 escrito en la parte posterior de la cabeza, lloró, habló sin micrófono y su discurso estuvo lleno de extrañezas e incomodidades que le ganaron abucheos.
También prometió “un millón de dólares” para los que tengan un hijo y “mariguana gratis”.
West sembró más dudas en su mitin, ya que sorprendió, al declarar, llorando, que pudo ser abortado, “no hubiera habido Kanye West, porque mi papá estaba demasiado ocupado”, que él tuvo problemas con su paternidad, “yo casi mato a mi hija” pues según sus palabras, aun después de que su esposa, la socialité Kim Kardashian, había tenido ya a la primera hija de ambos.
Tras esas declaraciones, Kim Kim Kardashian recurrió a su cuenta de Instagram para decir que, “como muchos de ustedes saben, Kanye tiene trastorno bipolar. Cualquiera que lo tenga o que tenga un ser querido en su vida que lo padezca, sabe lo increíblemente complicado y doloroso que es de entender”.
En el mensaje difundido este miércoles, aclaró que no había tocado el tema de manera pública para proteger la privacidad de sus hijos, “pero hoy siento que debo hablar de ello por el estigma y las ideas erróneas que hay sobre la salud mental”.
Y abordó el tema del estigma sobre la salud mental, “quienes entienden la salud mental o incluso el comportamiento compulsivo saben que la familia no puede hacer nada salvo que la persona sea menor. Las personas que no conocen esta realidad o están muy lejos de ella pueden ser prejuiciosos y no entender que, por mucho que lo intenten familia y amigos, es el propio individuo quien se tiene que comprometer en el proceso de conseguir ayuda”.
La mayor del clan Kardashian pidió más comprensión para su esposo, “es una persona brillante pero complicada que además de la presión de ser un artista y un hombre negro que pasó por la dolorosa pérdida de su madre tiene que lidiar con la presión y aislamiento agudizado por su trastorno bipolar. Vivir con trastorno bipolar no disminuye ni invalida sus sueños y sus ideas creativas, por muy grandes o inalcanzables que puedan parecer para algunos”.
“Eso es parte de su talento y, como todos hemos visto, muchos de sus grandes sueños se han hecho realidad. Como sociedad hablamos sobre la necesidad de ser comprensivos con el tema de la salud mental como un todo, sin embargo, también deberíamos serlo con individuos que viven con ello en los momentos en que más lo necesitan”.
“Amablemente pido que los medios y el público nos concedan la compasión y empatía que necesitamos para poder superar esto”, escribió Kardashian West.
Las elecciones para elegir al presidente de Estados Unidos serán el 3 de noviembre, pero el nombre de Kanye West no aparecerá en todas las boletas pues perdió el plazo para registrarse en estados como Nueva York, Florida, Texas o Illinois y le faltan firmas para que sea inscrito en otros, excepto en Oklahoma, donde sí lleno los requisitos a tiempo.
Sobre su trastorno, West ya había tocado el tema hace tiempo, “es un tema de salud que conlleva un fuerte estigma y a la gente se le permite decir cualquier cosa y discriminar de cualquier manera. Esto es como si fuera un esguince de cerebro, como tener un esguince de tobillo. Si alguien tiene un esguince de tobillo, no le vas a empujar más”.
El divorcio de ambas celebridades se viene manejando desde hace tiempo.

¿Qué es trastorno bipolar?

El trastorno bipolar, antes denominado “depresión maníaca”, es una enfermedad mental que causa cambios extremos en el estado de ánimo que comprenden altos emocionales (manía o hipomanía) y bajos emocionales (depresión).
Los episodios de cambios en el estado de ánimo pueden ocurrir en raras ocasiones o muchas veces por año. Aunque la mayoría de las personas presenten síntomas emocionales entre los episodios, es posible que algunas no presenten ninguno.
Aunque el trastorno bipolar es una afección de por vida, se pueden controlar los cambios en el estado de ánimo y otros síntomas siguiendo un plan de tratamiento. En la mayoría de los casos, el trastorno bipolar se trata con medicamentos y apoyo psicológico (psicoterapia).
Se desconoce la causa exacta del trastorno bipolar, pero es posible que tenga que ver con una combinación de factores genéticos y ambientales y de la alteración de las sustancias químicas y las estructuras del cerebro.
Los episodios maníacos pueden incluir síntomas como exceso de energía, reducción de la necesidad de dormir y pérdida de noción de la realidad. Los episodios depresivos pueden incluir síntomas como falta de energía, poca motivación y pérdida de interés en las actividades cotidianas. Los episodios de cambios de humor duran de días a meses y también pueden estar asociados con pensamientos suicidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *